The Heavy Entertainment Show

3.00

Robbie Williams convierte sus contradicciones en un gran espectáculo

por JUAN F. RAMÍREZ | 24 Jan de 2017

Foto: AP


Durante los mejores días de su carrera como solista, Robbie Williams tuvo a su coescritor Guy Chambers ayudando a crear el personaje impredecible y decadente que se sinceraba en canciones como Better Man y Come Undone. Después de Escapology, Chambers se fue y lo que hizo Williams solo fue, a menudo, bochornoso. Hasta ahora.

The Heavy Entertainment Show nos devuelve al mejor Williams, creando baladas de las que es difícil escapar (Love My Life, Sensitive) y parodias de su propia villanía (Party Like a Russian y Motherfucker, dedicada a su hijo). Y aunque en Party Like a Russian las rimas terminadas en ‘utin’ nos desvían hacia otro personaje, Robbie sigue siendo el protagonista de su propio show, celebrando su propia bajeza en un torbellino de sinsentidos que no puedes dejar de oír.


Deja tu opinión sobre el articulo: