fbpx

9 de abril, un día para recordar y acompañar a las víctimas del conflicto armado

El Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas es una oportunidad para construir memoria histórica colectiva, mostrar solidaridad con las víctimas del conflicto armado y exigir reparación y garantías de no repetición
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Colprensa

El 9 de abril de 1948 es una fecha que pocos colombianos olvidan. El asesinato del líder político Jorge Eliécer Gaitán marcó un antes y un después en la historia de violencia del conflicto armado en el país. 

Desde el año 2012, gracias a la Ley 1448, o Ley de Víctimas y Restitución de Tierras aprobada en 2011, se designó al 9 de abril como el Día nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas del conflicto armado. La creación de esta fecha conmemorativa ha sido parte de un proceso más amplio de reconocimiento y reparación a las víctimas. 

De acuerdo con el Registro Único de Víctimas, 8.944.137personas son reconocidas como tal, algo cercano al 18 % de toda la población colombiana. La Ley 1448 ha sido el instrumento más importante para la reparación a estas víctimas, y a pesar de que estaba planeada para terminar su vigencia en 2021, tuvo que ser prorrogada por 10 años más ante los enormes retos que implica su implementación. La reparación contempla restitución, indemnización, rehabilitación, satisfacción y garantías de no repetición, pero la tarea pendiente todavía es muy grande. Por ejemplo, se calcula que solo el 12% de estas personas han sido indemnizadas y tan solo se han entregado aproximadamente el 11 % de hectáreas en procesos de restitución de tierras. 

Así, la conmemoración de este 9 de abril tiene una gran relevancia tanto por acompañar solidariamente a las y los sobrevivientes de los horrores del conflicto armado y su derecho a una reparación efectiva, como para fortalecer la memoria histórica y reconocer los efectos de décadas de violencia en campos y ciudades. 

Precisamente esa solidaridad es una herramienta para incluir en esta conmemoración a toda la ciudadanía, pues aunque la violencia ha afectado de forma más profunda a unos que a otros, la construcción de memoria histórica en torno a estos hechos es parte del proceso de construcción de paz, y sienta las bases para trabajar por la no repetición. 

En medio de un ambiente político alentado por sectores del Gobierno que parecieran esforzarse por modificar o incluso negar eventos del conflicto armado colombiano, es fundamental trabajar de forma colectiva la construcción de memoria. Cabe recordar que, bajo la administración de Darío Acevedo, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) ha recibido fuertes críticas de organizaciones de víctimas como las Madres de Falsos Positivos de Soacha y Bogotá (MAFAPO), que decidieron no trabajar con esta institución mientras Acevedo no dé garantías al derecho a la verdad de las víctimas. Además, recientemente la JEP inició un trámite en contra del CNMH por un posible caso de modificaciones a una exposición de memoria, sin consultar con las víctimas que habían hecho parte del proceso de concertación inicial. 

Como parte de la conmemoración en Bogotá, la Secretaría de Educación y el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación -CMPR- prepararon una Guía pedagógica para la conmemoración del 9 de abril con apoyo de la Jurisdicción especial para la paz -JEP. Esta guía viene acompañada de la cartografía Bogotá Ciudad Memoria, en la que se pueden encontrar 89 puntos en el mapa sobre acontecimientos, lugares de memoria y procesos de movilización social significativos para la construcción de memoria en la ciudad.

Diferentes eventos se desarrollan en la jornada, como el lanzamiento de la Cartografía Bogotá Ciudad Memoria, articulado con colegios como lugares de memoria para construir paz. A su vez, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad será arropada con telas tejidas por víctimas del conflicto y tendrán el encuentro virtual “Tejiendo verdad”. Finalmente, varias organizaciones sociales han convocado a movilizaciones a lo largo del día en Bogotá.