fbpx

Amnistía Internacional pide cese de violencia contra comunidades indígenas

El llamado surge como respuesta a las denuncias de los ataques violentos contra la Minga Indígena en Cali
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Amnesty International; Inaldo Pérez

El pasado 9 de mayo se registraron una serie de denuncias que acusaban a miembros de la Policía Nacional quienes en compañía de civiles armados atacaron a la Minga Indígena que se encontraba en la ciudad de Cali. 

“Cuando una chiva se dirigía desde la Ciudad de Cali al Cauca, regresando con el personal, fue agredida por personas de civil apoyados por la Policía Nacional. Contrario a lo que dice el Presidente de la República, fueron civiles vestidos de camisetas blancas los que dispararon contra la población desde un vehículo”, dijo el senador Feliciano Valencia, miembro de la comunidad indígena Nasa para France 24.

Como respuesta a estas denuncias, la ONG Amnistía Internacional hizo un llamado urgente para que cese la violencia contra grupos, comunidades y pueblos indígenas: “Los ataques de civiles armados, algunos en presencia de la policía, en contra de la Minga Indígena en Cali son un reflejo de dinámicas de violencia que no cesan en Colombia y que se han acentuado en el contexto de las protestas sociales en el marco del Paro Nacional. Desde el 28 de abril, se han reportado decenas de personas muertas, cientos de heridas y desaparecidas, torturas sexuales y escenas de horror por represión de manifestaciones, mayoritariamente pacíficas, sin que el gobierno de Iván Duque ni siquiera reconozca públicamente las violaciones a los derechos humanos”, declaró Erika Guevara Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional. 

“Históricamente, los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes han sufrido desproporcionalmente las consecuencias de la violencia, el conflicto armado y la falta de protección del Estado. Es inaceptable que los llamados urgentes a las autoridades para prevenir la violencia armada no fueron atendidos inmediatamente; por el contrario, varias autoridades, incluida la Policía Nacional emitieron declaraciones estigmatizantes sobre la Minga Indígena y quienes se manifestaban pacíficamente en Cali.”, añadió.

El comunicado termina con un llamado claro en el que se pide que se garantice la seguridad y los Derechos Humanos para la Minga Indígena y las otras comunidades: “Hacemos un llamado urgente al gobierno de Iván Duque para que cese la represión, la estigmatización de la protesta y para que garantice que los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes que acompañan el Paro Nacional cuenten con todas las garantías y protección de sus derechos humanos”.