fbpx

Aún no hay concertación entre el Gobierno y sectores organizadores del Paro

El Comité Nacional del Paro informó que el Gobierno no ha dado respuesta a sus peticiones. Mientras tanto, el presidente Iván Duque ordenó el despliegue total de la fuerza pública para desbloquear las vías del país
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Presidente Iván Duque. Manifestaciones en Ocaña, Norte de Santander, 12 de mayo de 2021.

Reuters; Shirley Patricia García Navarro

A pesar de que ya se completan 20 días desde que inició el Paro, y de que el Gobierno aún no ha llegado a ningún acuerdo con los sectores organizadores de las movilizaciones, el presidente Iván Duque anunció medidas para desbloquear las vías del territorio nacional.

Durante su alocución en la noche de este lunes, el mandatario aseguró que los cerca de 30 bloqueos que hay en diferentes carreteras del país han afectado la movilidad de los ciudadanos, así como el abastecimiento de las ciudades. De igual modo, aseveró que esta práctica no hace parte del derecho a la protesta, por lo que ordenó el máximo despliegue operacional de la fuerza pública en todos sus niveles “para que dentro de la proporcionalidad y dentro del estricto cumplimiento de los derechos humanos y su protección, le permitan a todos los colombianos recuperar la movilidad”.

El anuncio llega luego de dos noches llenas de violencia que en esta ocasión dejaron como resultado dos muertos y más de 30 heridos en Yumbo, Valle del Cauca, producto de los enfrentamientos entre la Policía y manifestantes, incendios y un ataque con arma de fuego por parte de un civil. Al respecto, el alcalde del municipio, Jhon Jairo Santamaría, le pidió al Gobierno atender a las exigencias que se le están haciendo y detener las agresiones en contra de los yumbeños. “¡Le exijo que se sienten ya, que definan esa situación y saquen a nuestro pueblo de ese problema que ha sido causado por ustedes!”, manifestó en un video difundido en redes sociales.

Sin embargo, las negociaciones para darle solución a la situación por la que atraviesa Colombia continúan sin dar frutos. Sobre ello, el Comité Nacional de Paro informó que durante su segunda reunión con el Gobierno, este último rechazó las exigencias propuestas y que de hecho no se pronunció sobre algunas de ellas. 

“No se refirió al uso de armas de fuego en el control de las protestas, la contención de grupos civiles armados, las detenciones indiscriminadas, la solicitud de rectificación del calificativo de terrorismo vandálico y sobre el funcionamiento del protocolo de protesta”, expresó en un comunicado. Asimismo, sostiene que las respuestas que se han dado por parte del presidente, el ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez, y el Comisionado de Paz no suponen una solución realista a las exigencias del pueblo colombiano.

“El Gobierno nacional no reconoce la gravedad y la dimensión de la violencia estatal contra los manifestantes. No reconoce los casos que han denunciado las organizaciones de derechos humanos. Y lo más grave en las cifras del gobierno se mezclan daños de las cosas, con daños a las personas”, continúa el documento al reclamar que “los hechos de vandalismo” han sido mostrados y exagerados como una forma de legitimar las agresiones sobre los manifestantes.

Ante el tema de los bloqueos que ha sido una de las principales preocupaciones de las autoridades, el Comité aseguró que continuarán estableciendo corredores humanitarios para evitar poner en riesgo “la vida, salud, la alimentación de los colombianos y colombianas”. 

Y si los diálogos entre el Gobierno y el Comité del paro no han dado frutos, aquellos con los representantes de los movimientos juveniles continúan en veremos pues, contrario al balance dado por Duque de la reunión realizada el ocho de mayo, líderes aseguraron que el espacio que se les dio para exponer sus puntos no fue suficiente y que el mandatario tampoco dio una respuesta concreta respecto al tema de la militarización.

Por ahora, las manifestaciones continúan y para este martes 18 de mayo se han convocado más protestas, entre las que se encuentra el paro de ambulancias y plantones en contra de la realización de la Copa América en el país.