fbpx

Chuck Billy de Testament y Gary Holt de Slayer dieron positivo para coronavirus

“Me siento bien, ya pasé por los momentos más duros y mi salud se siente 100 por ciento normal”, dice Holt, guitarrista de Slayer y Exodus
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Ambos artistas se encontraban de gira por Europa a comienzos de este año

Katie Darby/Invision/AP/Shutterstock; Ethan Miller/Getty Images

Los casos de coronavirus en el mundo aumentan cada día, y esto parece una cosa que no tiene fin. Era cuestión de tiempo para que se presentaran casos en la escena musical, esta vez, en el mundo del metal. ROLLING STONE habló con Chuck Billy, vocalista de Testament sobre su diagnóstico de COVID-19 y cómo el virus afectó a varias personas que hacían parte de la gira promocional de su próximo álbum Titans of Creation.

Un día después de que Testament regresara a casa de su gira por Europa, Chuck Billy, el frontman de la agrupación, comenzó a sentirse enfermo. “Me dolía el cuerpo, la cabeza, tosía, y perdí el olfato y el gusto”, dice. Él inmediatamente le escribió a sus compañeros de banda y de gira, y notó que varios estaban experimentando los mismos síntomas. Después de unos días de malestar, él y su esposa se hicieron los exámenes para COVID-19 y no se sorprendieron cuando supieron los resultados. Chuck Billy y su esposa, Tiffany, dieron positivo para coronavirus.

Cuando la banda estaba de gira con Death Angel y Exodus, otras agrupaciones de thrash metal del norte de California, todo el mundo se sentía bien. La serie de conciertos comenzó a principios de febrero en Copenhague, y tocaron por todo Europa, el Reino Unido e Irlanda. Para ese momento, la banda canceló dos conciertos por su preocupación por el coronavirus. Cuando todos regresaron a casa, pensaron que todo estaría bien. “24 horas después de nuestra llegada, en el chat grupal que tenemos, muchos dijeron que no se sentían bien”, dice Billy. “Dijimos: ‘Veamos qué sucede, quédense en casa’. Con el paso del tiempo, todos nos comenzamos a sentir igual”.

¿Sentiste que tenías todos los síntomas?

Sí, al poco tiempo. En la primera o segunda noche, iba de camino al baño cuando sentí que me faltaba el aire. En ese momento dije: “Dios mío. Este es uno de los síntomas”. No sabía que también daba dolor de cabeza y de cuerpo. Pero no me podía sentir cómodo. Nos dolía todo. Aunque nunca nos dio fiebre. No sé si fue porque estábamos tomando aspirina, pero solo sentimos la tos,  y el dolor de cabeza y cuerpo. 

¿Todos en la gira se sentían así?

Cuando aterrizamos, seguimos en contacto entre nosotros, y uno por uno comenzaron a sentirse mal. Luego hablamos con las otras bandas y también había más personas que no se sentían bien. Era algo general que sucedió 24 horas después de que todos viajamos. Así que seguimos en contacto y todos teníamos el mismo dolor de cabeza y cuerpo. Nos sentíamos agotados. Varios pensamos que era el cansancio de la gira.

¿Fue fácil que te examinaran? 

No, fue difícil. Cuando nos comenzamos a sentir mal el primer día decidimos llamar al doctor. Preguntamos que si nos podían hacer la prueba y los doctores dijeron: “Si no tienen ningún síntoma, no queremos que se hagan la prueba”. Así que les dijimos que habíamos estado en Europa durante cinco semanas y que no nos sentíamos bien, pero no quisieron hacernos el examen. Dos días después, volvimos a llamar cuando realmente nos sentíamos mal y nos dijeron que fuéramos al hospital y que nos harían la prueba. 

¿Cuánto tiempo se demoraron en darles los resultados?

Unos siete u ocho días. Desde que nos examinaron, obviamente fuimos a casa y nos pusimos en cuarentena. No nos dieron ningún medicamento, así que tuvimos que arreglárnoslas nosotros.

¿Cuántas personas de la gira terminaron con el virus?

No sé sobre los otros resultados. De nuestro grupo al menos seis resultaron contagiados. En Death Angel tienen algunas personas enfermas y Gary Holt el guitarrista de Exodus está esperando los resultados.

El guitarrista de Slayer y Exodus, Gary Holt confirmó el martes que tiene COVID-19

“Por fin recibí mis resultados y dieron positivo”, escribió en una publicación de Instagram que luego eliminó. “Mi esposa, Lisa, dio negativo, y ha pasado el tiempo suficiente desde que tuve los síntomas, así que ya puedo hacer lo que tengo permitido. Me siento bien, ya pasé por los momentos más duros y mi salud se siente 100 por ciento normal. Gracias a todos por sus buenos deseos. Ahora es momento de trabajar en unos nuevos riffs para Exodus, ya que me encuentro encerrado en mi casa”.

El guitarrista que entró informalmente a Slayer en 2011 y que se convirtió en un miembro oficial en 2013, había anunciado que iba a hacerse la prueba de coronavirus el pasado 20 de marzo. La demora en la entrega de los resultados ha sido un tema que ha generado polémica en Estados Unidos.

En la entrevista con Chuck Billy, el artista también mencionó que la gente debería tomarse más en serio al virus. “No estamos preparados para esto”, dijo. “Esas cifras de las personas que se han realizado pruebas están mal, porque estoy seguro de que hay muchas más personas que se han examinado y no han recibido los resultados de la manera más rápida”.