fbpx

El Gobierno se lava las manos en el día sin IVA

Aunque la idea fue del Gobierno, la responsabilidad se la dejaron a las alcaldías y gobernaciones. Acá fallaron por todos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Del día sin IVA al día del caos.

Twitter; César Melgarejo A; @danovisloano

Llevamos ya casi tres meses de cuarentena en el que a diario los canales de televisión y las redes sociales nos recuerdan que debemos lavarnos las manos y usar tapabocas al salir. Una buena parte de estas campañas vienen del Gobierno, lo cual es normal, se preocupan por la salud de sus ciudadanos, ¿no?

El 18 de junio, el Ministerio de Salud confirmó que 3.171 casos nuevos de coronavirus y 86 fallecidos, para un total 60.217 casos y 1.950 muertes. Los números no han parado de aumentar y dicen que el pico está muy cerca (llevan diciendo eso un mes, pero supongo que entre más se mueva, más plana la curva). De todas formas se veía gente en la calle (hay que decirlo: con tapabocas), aunque en los mercados se respetaba el distanciamiento y había un número limitado de personas que podían entrar al mismo tiempo.

Esto, hasta que el día sin IVA atacó. Y lo mandó todo al carajo. “Es un paso para reactivación gradual de economía”, escribió el presidente Iván Duque en su cuenta de Twitter. En ese mismo trino invitó a los ciudadanos a comprar por Internet, pero si salían que tuvieran en cuenta todas las medidas sanitarias.

“Es una oportunidad para que los comerciantes de verdad bajen los precios de sus productos e inviten a la ciudadanía a consumir, a que los ciudadanos confíen en el día sin IVA”, dijo José Andrés Romero, director de la DIAN en un video que acompañó el mensaje de Duque.

A primera hora en la mañana parecía el Black Friday en Estados Unidos. Siempre nos burlamos de eso, la forma en que al norte del continente se peleaban por un Xbox más barato, cómo entraban arrasando las tiendas. “Esos gringos sí son cuento”, decían. Pero acá en plena pandemia, con contagiados y muertos aumentado, somos iguales. No lo dudo, en este país Trump también quedaría presidente.

En Cali, la Secretaría de Salud cerró un Alkosto por la aglomeración. Y es que los videos no mienten. El exministro Juan Fernando Cristo fijó un clip de la situación afuera del local y un empleado grabó desde adentro cómo entraba la gente. “Eso parece la turba de los zombies”, dijo.

En Bogotá la situación fue parecida. Se veían filas sin distanciamiento social desde la madrugada, como mostró Blu Radio. El secretario de gobierno, Luis Ernesto Gómez, salió con sus tenis a imponer multas y hacer operativos en varios comercios. Era lo lógico, la situación se había salido de control. ¿Y las compras virtuales? Difícil con las páginas caídas.

¿Dónde estaban las autoridades? ¿Dónde estaba la policía para controlar el caos que pasaba por fuera de los almacenes? ¿Para decirle a la gente que respete el distanciamiento? Para darle pata a un vendedor ambulante sí caen en gavilla y corriendo, pero para controlar esto desaparecen.

Las críticas no se demoraron. Claudia López, alcaldesa de Bogotá, trinó, “El Gobierno Nacional que no ha cumplido con la entrega de un solo ventilador UCI provoca hoy mayor aglomeración”. Según W Radio, Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, dijo que “la idea del día sin IVA en el marco de una pandemia es bastante ortodoxa e ilógica”.

El procurador general, Fernando Carrillo, dijo que “se puede convertir en la mayor fuente de contagio del virus. Un llamado de responsabilidad a los ciudadanos y a los comerciantes para respetar el distanciamiento social. En un día de irresponsabilidad se puede perder lo ganado en 100 días de confinamiento”. Eso lo sabremos en un par de semanas.

Mientras tanto, el Gobierno que aprobó y apoyó esta idea, se lavó las manos con antibacterial y estropajo con el tema de la salud. “Los alcaldes y gobernadores deben hacer cumplir las medidas de distanciamiento social y los protocolos de bioseguridad establecidos. Es trabajo de todos proteger la salud y la vida de los colombianos”, escribió Alicia Arango, ministra del Interior. ¿Es trabajo de todos o es trabajo de alcaldes y gobernadores? ¿No es también trabajo del Gobierno?

El Ministerio de Salud, con un cinismo gigantesco, escribe en redes sociales: “Al volver a casa, luego de realizar tus compras, recuerda desinfectar las bolsas y empaques, y lavarte las manos. #NoBajemosLaGuardia, el coronavirus puede sobrevivir en casi cualquier superficie durante horas”. Es que son villanos, ya se les había dicho. 

Al final de la tarde, Blu Radio publicó una carta que Arango y el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo enviaron el 18 de junio a los gobernadores y alcaldes en la que pedían que tomaran algunas medidas para el día sin IVA, como adoptar los procedimientos necesarios para cumplir con la limpieza, desinfección y prevención del virus, capacitar a los trabajadores con las guías del Ministerio de Salud y “asegurarse que los comerciantes cumplan con los protocolos”. Es decir, se quisieron sacar de encima el balón de la responsabilidad. Acá hubo falta de planeación por parte de alcaldías y el Gobierno, que no empiecen a echarse la culpa entre ellos. Las consecuencias las veremos en dos semanas con los números de contagiados por coronavirus.