fbpx

Evan Rachel Wood acusa a Marilyn Manson de abuso

“Estoy cansada de vivir con temor a represalias, calumnias o chantaje. Estoy aquí para exponer a este peligroso hombre”, escribió la actriz
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

UMG; AP

La protagonista de Westworld, Evan Rachel Wood, publicó un comunicado en el que acusa a Marilyn Manson de abusar de ella cuando ambos se encontraban en una relación, la cual inició en 2007. La pareja comenzó a salir cuando la actriz tenía 19 años y el músico 38, comprometiéndose en 2010, poco antes de su rompimiento.

“El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido por el mundo como Marilyn Manson”, escribió Wood en su cuenta de Instagram. “Él comenzó a hacerme grooming cuando yo era una adolescente y abusó horriblemente de mí durante años. Me lavó el cerebro y me manipuló hasta la sumisión. Estoy cansada de vivir con temor a represalias, calumnias o chantaje. Estoy aquí para exponer a este peligroso hombre e increpar a las industrias que le han permitido arruinar más vidas. Me sumo a las numerosas víctimas que nunca más estarán en silencio”.

Un representante de Manson no respondió ante la petición de ROLLING STONE para dar sus declaraciones.

En 2016, la actriz mencionó haber sido víctima de abuso pero no especificó nombres: “He sido violada por una pareja mientras estuvimos juntos. Y en otra ocasión por el dueño de un bar. No creo que vivamos en un tiempo en el que las personas puedan mantener silencio por más tiempo, no en este mundo cegado por su fanatismo y sexismo”.

En 2019, Woods ayudó a impulsar una ley en el estado de California, Estados Unidos, que extiende el tiempo en el que las víctimas de violencia de género pueden acudir a la justicia. En dicha ocasión expuso algunos de los vejámenes que sufrió durante la relación: “Me armé de valor mil veces para salir de ahí, pero él llamaba a mi casa sin cesar y amenazaba con suicidarse. En una ocasión, regresé para intentar calmar la situación, pero él me arrinconó en nuestra habitación y me exigió que me arrodillara. Luego me ató de manos y pies, y una vez inmovilizada, me golpeó y me aplicó descargas eléctricas en partes sensibles de mi cuerpo con un dispositivo de tortura llamado violet wand. Para él esa era una forma de comprobar mi lealtad. El dolor era insoportable, sentí como si hubiera dejado mi cuerpo. Una parte de mí murió ese día”.De acuerdo con Vanity Fair, luego de la publicación al menos cuatro mujeres más han relatado historias similares sobre Manson.