fbpx

Hombre fallece tras recibir un impacto en el pecho durante manifestaciones en Usme

Jaime Alonso Fandiño Ariza, de 32 años, llegó sin signos vitales al Centro de Atención Médica Inmediata de Santa Librada luego de haber sido impactado con un arma contundente
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Colombia ya casi cumple dos meses de movilizaciones.

Juan Barreto

Una persona murió durante una nueva jornada de manifestaciones en el sector de Yomasa en la localidad de Usme, luego de haber recibido un impacto en el tórax presuntamente por un gas lacrimógeno. El hecho fue denunciado por varios manifestantes y defensores de derechos humanos que estaban haciendo presencia en la zona.

Miembros de la Misión Médica le prestaron los primeros auxilios a Jaime Alonso Fandiño Ariza, como fue identificada la víctima, antes de tener que ser trasladado al Centro de Atención Médica Inmediata (CAMI) de Santa Librada al no tener éxito con las maniobras de reanimación. De acuerdo con el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, el hombre de 32 años llegó al centro médico sin signos vitales tras haber sido “golpeado en el pecho por un objeto contundente, muy probablemente a muy corta distancia”.

Por su parte, el comandante de la Policía de Bogotá, el mayor general Óscar Gómez Heredia, lamentó la muerte del ciudadano e informó que la institución brindará toda la información necesaria para que la Fiscalía inicie las investigaciones.

Organizaciones como la Campaña Defender la Libertad un Asunto de Todas y la Red Popular de Primeros Auxilios levantaron las alertas sobre la violencia que se vivió en Usme este 21 de junio, en donde no solo manifestantes sino brigadistas resultaron heridos por el accionar del ESMAD. “Hemos atendido más de cien heridos a los largo del día, incluyendo el joven que falleció como resultado del accionar de la Fuerza Pública”, sostuvo REDPAS en un comunicado.

Actualmente se completan casi dos meses de protestas en todo el país, semanas en las que se han denunciado más de cuatro mil casos de violencia por parte de miembros de la Fuerza Pública (Temblores ONG), entre los que se encuentran cerca de dos mil detenciones arbitrarias, 43 homicidios y 28 víctimas de violencia sexual. El director ejecutivo de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, sostuvo que HRW tiene “evidencias sólidas de que miembros de la Policía habrían matado a al menos 20 manifestantes o transeúntes durante el paro nacional en Colombia”.

Y pese al anuncio que hizo Comité Nacional del Paro la semana pasada sobre suspender temporalmente las movilizaciones, en estos últimos días las protestas han tomado más fuerza en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Pasto. Allí, los manifestantes han decidido seguir saliendo a las calles al no sentirse representados por la organización y por la falta de garantías y soluciones por parte del Gobierno de Iván Duque.