fbpx

Joe Biden se posesiona como el nuevo presidente de EE.UU.

La vicepresidenta Kamala Harris marcó historia al ser la primera mujer en la historia en ejercer este cargo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Gene J. Puskar/AP

Luego de una larga, pesada y sobretodo polémica carrera electoral, Joe Biden se posesionó como el presidente número 46 de los Estados Unidos tras jurar ante un juez frente al Capitolio de Washington D.C. Por otro lado, la vicepresidenta Kamala Harris marcó la historia al convertirse en la primera mujer en ejercer este cargo. 

Estados Unidos se prepara para un nuevo mandato en el que la agenda girará entorno a resolver grandes problemáticas sociales y económicas que afectan tanto al territorio estadounidense como al mundo entero. 

El cambio climático es una crisis global y Biden también tiene las habilidades en política exterior, perfeccionadas a lo largo de décadas de servicio, no solo para revertir el curso de Trump para Estados Unidos como una nación rebelde en cuanto el clima, sino también para reafirmar el liderazgo estadounidense, dirigiendo al mundo hacia soluciones climáticas equitativas.

Biden promete cambiar el curso de las acciones y políticas abiertamente discriminatorias hacia la comunidad LGBTQ, de la administración actual. Biden haría cumplir la prohibición de discriminación laboral por identidad de género y orientación sexual de la Ley de Derechos Civiles, poniendo fin a los radicales esfuerzos de Trump por hacer lo contrario. Biden permitiría a los estadounidenses transgénero volver a servir en las fuerzas armadas, revocaría los permisos federales de Trump para discriminar a las personas LGBTQ en atención médica, y pondría fin a las amenazas de la administración del actual presidente de permitir que agencias financiadas por el gobierno como refugios y centros de adopción, rechacen a personas trans y a parejas del mismo sexo, respectivamente.

Biden, quien pregonaba la aprobación del Obamacare como un “gran negocio”, ha prometido proteger la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio de la mano republicana, y ampliar el programa con una opción pública en los intercambios de atención médica que su campaña insiste es “como Medicare” al negociar con los hospitales y médicos para contener los costos.

Estos entre muchos otros puntos son algunas de las soluciones y planes que tiene presupuestado Biden y su gabinete para este nuevo período 2021-2025.