fbpx

Kanye West retiró su apoyo a Trump y reafirmó sus aspiraciones presidenciales

El rapero discutió los planes de lanzarse a la presidencia de Estados Unidos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Kanye West dijo que no iba a seguir apoyando a Donald Trump, habló sobre su posible candidatura y haber contraído COVID-19 a principios de este año.

Taylor Hill, FilmMagic, Getty Images

En una entrevista con Forbes, Kanye West reveló que probablemente tuvo COVID-19, conversó sobre sus aspiraciones presidenciales, compartió sus puntos de vista respecto al aborto y las vacunas, y declaró que ya no apoya a Donald Trump.

La entrevista es la mayor declaración que West le ha dado a los medios de comunicación desde que hizo públicos sus deseos de ser candidato presidencial el pasado 4 de julio. Dicho anuncio salió días después de haber publicado su nuevo sencillo, Wash Us in the Blood, el 30 de junio. 

Sobre su candidatura, el rapero le dijo a Forbes que “así como cualquier cosa que he hecho en mi vida, voy a ganar”, aunque todavía le hace falta completar el papeleo necesario para que su nombre salga en los tarjetones en noviembre, y también se le venció el plazo en varios estados. Asimismo, informó que su esposa, Kim Kardashian West, y Elon Musk serán sus consejeros, y la pastora Michelle Tidball será su fórmula vicepresidencial. Su eslogan de campaña es “YES” y su partido político es el Birthday Party, porque “cuando ganemos, será el cumpleaños de todo el mundo”.

West criticó a sus dos posibles contendientes, el presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden. Aunque expresó que todavía siente cierta admiración por el mandatario de Estados Unidos, porque “ha permitido que Dios siga siendo parte de la conversación”, admitió que iba a dejar a un lado al partido Republicano. También confesó que últimamente había perdido la confianza en Trump. “Me parece un gran desastre. No me gusta saber que se escondió en el búnker”, dijo haciendo referencia a la vez en que el gobernante se escondió en el fuerte de la Casa Blanca durante las protestas en Washington, en contra de la brutalidad policiaca.

En cuanto a Biden, el rapero fue más crítico. “Este hombre, Joe Biden, dijo que si no votamos por él, entonces no somos afroamericanos. Bueno, ¿actuamos como si no hubiésemos escuchado lo que dijo?”. Poco después llamó como “una forma de racismo y supremacía blanca” el decir que todas las personas afro debían ser demócratas, y acusó al partido de amenazar a esta población para votar por Biden, “Eso es lo que le están haciendo los demócratas a mi gente, emocionalmente. Intimidándolos hasta el punto en el que este hombre blanco le dice a uno afro que si no vota por él, entonces no es afro”.

Respecto a sus posiciones políticas, West dijo que quería volver a implantar las ceremonias religiosas en las escuelas, que estaba en contra de la pena de muerte y que le pondría fin a la brutalidad policiaca. De igual manera, manifestó estar en contra del aborto e hizo alusión a la falsa afirmación de que “la planificación ha sido impuesta en las ciudades por supremacistas blancos para hacer el trabajo del diablo”.

Además, expresó su polémica opinión antivacunas, “Hay tantos niños que están siendo vacunados y paralizados… Así que cuando dicen que esa será la cura para el COVID-19, soy muy precavido. Esa es la señal del diablo. Ellos quieren poner chips dentro de nosotros, quieren hacer todo tipo de cosas para que no podamos cruzar las puertas del cielo”.

Sobre su propia experiencia con el nuevo virus, el cantante dijo que pudo haber estado enfermo en febrero y recordó lo que vivió, “Escalofríos, temblar en la cama, tomar baños calientes, mirar videos que me decían lo que debía hacer para superarlo. Recuerdo que alguien me contó que Drake tenía el coronavirus y mi respuesta fue ‘¡Drake no puede estar más enfermo que yo!’”.