fbpx

Más allá de los términos Elle/Elles: ¿Qué son los Neo Pronombres?

El uso de pronombres como Xe/xem, ze/zir, y fae/faer se han popularizado como alternativas para las comunidades transgénero y personas no binarias
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Miles de Neoyorkinos tomaron las calles de Manhattan para la Coalición del Orgullo en el tercer encuentro anual para la Marcha de Liberación Queer donde no se le permitió participar a policías, corporaciones o políticos.

Getty Images

Mientras esperaba en la fila para montar a la atracción de Spaceship Earth en EPCOT hace algunos años, Hex, quien ahora tiene 28 años, estaba deslizando su dedo por la página principal de twitter para pasar el tiempo, cuando se topó con el perfil de una alguien que tenía las palabras “ze/zis” en su biografía. La esposa de Hex le explicó lo que significaba que aquella persona tuviera esos términos consignados en su cuenta personal, expresando que esos eran un ejemplo de Neo Pronombres: Una nueva categoría de pronombres que son empleados en vez de ella, él, ellos o ellas. La reacción inicial de Hex no fue la mejor.

Después de anunciar que era transgénero en el 2014, Hex inicialmente se identificaba como “él” para evitar aquellas conversaciones incómodas sobre el uso de “elle o elles”, pues tampoco sentía que fueran algo que le representara. “No soy alguien que se preocupe mucho por el tema del género en lo absoluto”, dijo Hex para ROLLING STONE. “No siento que me identifique con alguno de ellos. Soy la culminación de mis experiencias de vida”. 

Aprender sobre los Neo Pronombres en EPCOT ese día le dio mucho que pensar a Hex. “En mi cabeza he tenido un conflicto sobre mi identidad por mucho tiempo, y ni siquiera podía utilizar los pronombres de él o elle por el miedo de ser acosado o amenazado y ahora ¿La gente se está inventando estas cosas?” Explica Hex. “Pero después de una hora, o un tiempo más, y unas horas realizando una ávida búsqueda en google, estaba enojade por otra razón: Porque realmente me sentía cómode utilizando esos pronombres inventados”.

Ahora Hex se identifica bajo los pronombres de xe/xir porque siente que “me permiten sentir como, sí, tengo una parte femenina y otra masculina, pero al mismo tiempo estoy un poco alienada en cuanto a lo que respecta al mundo de las etiquetas o identidad de género. Me permite sentir que estoy siendo fiel a mí misme cuando todas esas otras etiquetas no se adecuaba a lo que yo era”. 

Con una mayor conciencia y aceptación frente a las identidades de género, más allá de lo femenino o masculino, las personas están optando a emplear pronombres que reflejen esa misma matiz. La primera instancia en ganar tracción, por lo menos en la lengua anglosajona durante el siglo 21, fue el uso singular de Elle/Elles (They/Them), el cual según Associated Press se añadió a su guía de estilo en 2017. Dos años después aquellos términos fueron nombrados como las palabras del año de acuerdo con el Diccionario Merriam-Webster.

No obstante, el uso singular de Elle (They) limitaba aún a las personas a tener que designarse con un pronombre de tres categorías, sin tener en cuenta que existían más identidades de género. Es allí cuando pronombres como xe/xir, ze/zir y fae/faer entran en este listado. Por lo tanto, esto es lo que debe saber del uso de estos pronombres en Inglés, incluyendo una mirada hacia su historia, el papel determinante que juegan en la vida de las personas y cómo les permite expresar genuinamente su identidad. 

Entendiendo los Neo Pronombres

Si es la primera vez que escucha sobre los Neo Pronombres, todo puede resultar un poco confuso y, posiblemente, sobrecogedora. Pero, dado que estamos aprendiendo sobre palabras nuevas (o aprendiendo nuevos significados para viejas palabras) es algo de lo que somos totalmente capaces. “No hay forma de que explicar el concepto de ‘bitcoin’ sea más sencillo que identificar a alguien por sus pronombres” dice JP, un tejano que emplea los pronombres xe/xir. “Los Neo Pronombres no son algo que pasará de moda con el tiempo, porque ellos ocupan, precisamente, una necesidad social para aquellos pronombres de géneros neutrales que tanto se necesitaban”, explicó Hex.

De acuerdo con Florence Ashley, una bioeticista, practicante de derecho y candidata doctoral en la Universidad de Toronto, parte del reto de lograr que las personas acepten el uso de estos Neo Pronombres parte de la reacción negativa que se genera desde cada quien. “Para mí, que esto sea algo nuevo no significa que sea malo, en lo absoluto” acota Florence. “Por el contrario, creo que vivimos en un mundo que goza, e incluso fetichiza, lo nuevo de una forma tan peculiar que no creo que podamos considerar esto como algo malo”. 

Como era de esperarse, hay cierto recelo frente al uso de los Neo Pronombres por parte de las comunidades heteronormativas. “Incluso dentro de la comunidad trans hay personas que creen que, quienes emplean esos pronombres, lo hacen con el fin de ser obstinados, o por llamar la atención y, esto lo sé porque yo pensaba de esa misma forma antes de realizar mi investigación y empezar a usarlos eventualmente” acota Hex.

Y Ashey confirma que, generalmente, ese no es el caso: “la gente no dice como Oh, déjame escoger un pronombre difícil de pronunciar para molestar a las personas” elle dijo para ROLLING STONE. “La realidad es que la comunidad no binaria debe aunar esfuerzos para acomodarse a la sociedad actual y frecuentemente, de hecho, deben darle un listado completo de pronombres a las personas para sentir que se acomodan a su propia existencia”.

Entonces, cuando las personas utilizan los Neo Pronombres, según Ashley, no lo hacen por ser pretenciosos: “son ellos diciendo literalmente: esto es tan importante para mí que estoy dispuesto a pasar por toda esta mierda de tener que estar escuchando a la gente decirme que mi identidad sexual no existe, porque es lo único que me hace sentir comprendido de alguna forma real”.

Los Neo Pronombres no son algo realmente nuevo

A pesar de que Ashley dice que la mayoría de los Neo Pronombres tienden a ser neutrales por la forma en la que se desarrollan: en teoría, no hay nada que prevenga a las personas de inventar pronombres masculinos, por ejemplo. Y los intentos de encontrar alternativas a los pronombres ella/él no son nada novedoso, dice Kelsey Pacha, un educador cultural LGBTQ+ y presidente de Trans Bodies y Trans Selves.

“Algunas de estas conversaciones empezaron a tener lugar durante los años 1300’s” dice, acotando que, desde ese entonces, quienes hablan Inglés han intentado introducir más de 200 pronombres neutros. Uno de ellos (el pronombre singular de género, ‘thon’) fue el primero en ser introducido en 1858, y era pensado como la contracción de las palabras ‘that one’. Por otra parte, aunque sí tuvo algún reconocimiento, pues fue agregado al listado de palabras del diccionario Merriam-Webster en 1934, ‘thon’ fue removida para 1961 y nunca fue utilizada de nuevo.

Pero, lo que muchas personas no notan, dice Pacha, es que en añadidura a la búsqueda de pronombres más inclusivos, el concepto de identidades de género que van más allá de la femenina o masculina, tiene una larga historia. “Han existido categorías de género en culturas, de diferentes continentes, que ya lo estaban haciendo hace miles de años” explica él. Sin embargo, muchos otros aspectos de la identidad fueron una casualidad de la colonización europea. 

A pesar del nombre que se le otorga a ese periodo, Pacha acota que ese giro en torno a una mentalidad de carácter científico que ocurrió durante la Ilustración resultó en “la visión de que únicamente existen las mujeres y los hombres”. Esta ideología científica que parece sacada del siglo XVIII pareciera estar más preocupada por los genitales de las personas que por su propia identidad de género y es rápida en diagnosticar quién se sale de aquel margen de las categorías hombre/mujer con algún tipo de enfermedad física o mental. Y mientras este concepto de dos géneros distintivos basado solamente en la anatomía es algo anticuado, como muchas otras teorías (como el  acercamiento científico a la clasificación jerárquica de las razas) se ha mantenido como una postura dominante desde entonces. 

Sí, los Neo Pronombres son gramaticalmente correctos (pero ese no es el punto)

Pese a que el concepto no es ‘una novedad’, las palabras Neo Pronombre no son relativamente recientes. “Dichas palabras han sido utilizadas por lo menos en los últimos 5 a 10 años (para referirse a la comunidad queer y trans en la academia) como términos sombrilla que engloban la historia de intentos por tratar de crear un pronombre de género neutro en Inglés que reconociera las identidades no binarias” expresa Pacha. “Hasta cuando empezó a emerger como unas palabras de uso popular en la conciencia pública, 2017 diría yo que fue el año donde ocurre ese cambio”.

Paulatinamente, quienes gustan de emplear un lenguaje más tradicional, se están abriendo a estas dinámicas y siendo más inclusivos. Mientras el Diccionario de Oxford actualmente no tiene entradas para las palabras “Neo Pronombre” o “Pronombre nobinario”. Fiona McPherson, una editora senior del diccionario explica que ambos términos “estarían en el radar” y están siendo verificadas para “una futura inclusión”. Aunque, sí existen entradas para “zir” (añadida en marzo de 2019) y “ze” (agregada en junio de 2018).

Con todas estas nuevas adiciones al Diccionario de Oxford, la inclusión de los Neo Pronombres dependerá, en gran parte, de la evidencia que confirme que su uso ha llegado a tal punto que “sea inconcebible su uso con el fin de darse a entender” acota McPherson, haciendo una anotación en que el Diccionario quizá considere una palabra tras ver el incremento en su uso. “En el caso de ‘ze’, por ejemplo, tuvimos evidencia que demostraba que había sido usada desde 1864, aunque el uso puede convertirse en algo más visible si se revisa desde la década de los 80’s o 90’s en adelante. Nuestra evidencia más temprana del uso de ‘zir’ ocurre en 1993”.

Todo sucede un poco más rápido en la web. Por ejemplo, el asistente virtual de escritura, Grammarly, empezó a apoyar el uso de los Neo Pronombres incluyendo: xe/xem, ze/zir, ve/ver y ney/nem, a principios de este año, basados en la retroalimentación de sus usuarios. Facebook ha permitido que sus usuarios puedan seleccionar entre 50 identidades de género desde 2014, lo cual Instagram también acogió en mayo de 2021. Pero aún falta un camino largo por recorrer antes de que las personas puedan hacer uso de los Neo Pronombres con libertad en todos los aspectos de su vida. Quizá, el más notable de los censos (el de 2020) ofreció únicamente dos opciones en cuanto a pronombres, mandando un mensaje implícito de que las personas que no se identificaban como mujeres u hombres no cuentan.

Las consecuencias de mantener el status quo

Después de leer un libro en los que los personajes se identificaban a sí mismos bajo los pronombres xe/xir, SJ de 30 años, ha empezado a experimentar con ellos (aunque aún utiliza elle). “Esos Neo Pronombres me identifican más que el uso de ‘elle’, pero me ha resultado difícil que las personas se refieran a mí como ‘elle’, por lo cual, honestamente, conseguir que puedan emplear esas palabras parece una causa perdida” dijo SJ, un residente de Seattle para Rolling Stone. “Francamente, no me enloquece identificarme como ‘elle’, pero parece que eso es la mejor opción que tenemos hasta el momento, y la que entra más fácil en la cabeza de todos, porque es una palabra común de nuestro día a día”. 

De hecho, SJ dice que el 80% de su decisión de identificarse como ‘elle’ era para hacer las cosas más fáciles para los demás, “lo cual es una mierda honestamente, porque es una decisión que debería estar enfocada en qué es mejor para mí, no para otros”. Resulta siendo lo que llamarías un ‘compromiso por obligación’ para todos “porque la gente aún titubea al referirse a mí como ‘elle’ y no es algo que los emocione, realmente. Creen que me están haciendo un favor, cuando sabemos que eso causa resentimientos de ambas partes para ser sincere”. 

No obstante “usar los pronombres sugeridos de cada quien resulta siendo una cuestión que sobrepasa el respeto, es una decisión que tomamos para evitarles el estrés psicológico” explica Pacha. “Creo que la mayoría de la gente puede entender que, de la misma forma que nos ofende cuando alguien pronuncia mal nuestro nombre, esto también puede ser doloroso” dice él. “Incluso si, en algún punto decides aceptarlo, te molesta porque no refleja tu identidad”.

Por qué nos beneficia a todos

La carga emocional atribuida a los pronombres va de ambas partes. Mientras ser confundido con el sexo equivocado puede ser realmente dañino para alguien, adoptar y determinar por el pronombre correcto a la persona puede ser una causa de euforia; lo cual JP describe como “el sentimiento inexplicable de cuando alguien utiliza tu nombre de preferencia y no sentir como si quisierar morir por dentro”.

Para algunas personas, como Rae de 29 años quien reside en Pensilvania, se identifica como no binaria y demisexual, adoptar el uso de Neo Pronombres es parte del proceso. “Yo utilizo los Neo Pronombres para obligar a las personas a que me reconozcan por quien soy, y a veces para recordármelo a mí misme” ze le contó a Rolling Stone. “Aún estoy trabajando en utilizarlos en el mundo offline, pero por lo menos, puedo ser yo en su totalidad en internet”.

Y como alguien no binario Rae aprecia  tener opciones que no solo  reflejan auténticamente su identidad, sino que son “obviamente singulares, entonces no puede haber estúpidos armando discusiones sobre por qué elles (they/them) son siempre algo en plural”. 

Como la mayoría de acontecimientos que giran en torno a la inclusividad e interseccionalidad que alteran el status quo, algunas personas se sienten amenazadas por estas palabras. “No existe un monstruo del género que esté viniendo a lavarle el cerebro a los niños, desmoronar tu identidad sexual en pedazos, o dejarte con una crisis de identidad” explica JP. “Solo queremos existir”.
Si algo, dice SJ, últimamente los pronombres de corte más neutro y los Neo Pronombres resultan ser algo beneficioso para todos. “¿A quién no le vienen bien un par de opciones más? Gracias a que nosotres, las personas trans estamos siendo nuestra versión más auténtica, se está creando un mundo donde hay un espacio más viable para la aceptación y para nuestres hijes” elle acota. “¿Cómo no podemos querer eso?”