fbpx

Mis libros: Diego Trujillo

El actor colombiano, conocido por su papel en Los Reyes y Metástasis (la adaptación en español de Breaking Bad), repasa desde la infancia los libros más significativos de su vida
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

CORTESÍA DIEGO TRUJILLO

‘Dice Daniel Pennac que adquirimos el gusto por la lectura desde la más tierna infancia, a través de los cuentos que nos leen nuestros padres. De ser así, le debo mi afición por los libros a las sesiones de lectura grupal que organizaba mi madre en las noches, para mis hermanos y yo, antes de dormir. De esa época recuerdo dos en especial: Corazón, de Edmundo de Amicis, y Sin familia, de Héctor Malot. Este último, es una extensa novela en dos tomos que narra la historia de Remi, un niño que descubre que su madre no es su madre y termina siendo vendido a un artista callejero con quien recorre Francia junto a su compañía de teatro, en busca de su verdadera familia. Me atrevo a pensar que mi madre, sin proponérselo, sembró en mí de manera subliminal no solo el gusto por la lectura, sino también la semilla de mi pasión por el teatro.

Sin familia. Héctor Malot

De mis primeros tiempos como lector tuvo especial importancia Las aventuras de Tintín; una serie de historietas muy divertidas, escritas con un impecable uso del lenguaje, y un vocabulario riquísimo, que me marcó para siempre.

Las aventuras de Tintín. Hergé

De la adolescencia, cuando ya la lectura hacía parte de mi vida, y las hormonas en plena efervescencia buscaban respuestas existenciales y un lugar en el mundo, hay dos libros fundamentales: El lobo estepario, de Hermann Hesse, y El filo de la navaja, de Somerset Maugham.

El lobo estepario. Hermann Hesse

Desde entonces ya no volví a parar de leer, o releer, incluso de abandonar algún libro a la mitad, ejerciendo ese derecho fundamental que tenemos los lectores. Me he maravillado con muchas historias y obsesionado levemente con algunos autores a lo largo de la vida, y tal vez gracias a una particularidad de mi manera de ser que no me permite establecer fanatismos, no podría decir cuál es mi libro o autor favorito. Sin embargo, hay dos autores que quiero resaltar.

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Haruki Murakami

Primero, al autor japonés Haruki Murakami, a quien descubrí a través de su libro Crónica del pájaro que da cuerda al mundo; a partir de ese momento leí casi toda su obra. Sentí fascinación por su manera de hablar de la soledad, el amor y el desarraigo, a través de historias que mezclan realidad, sueños, referencias musicales y un gran sentido del humor. Y segundo, al colombiano Tomás González, de quien también he leído casi toda su obra, y en particular su libro La luz difícil. Uno de los textos más bellos y conmovedores que he leído. De este tengo el recuerdo muy especial de haber  quedado hipnotizado desde la primera frase, y luego, de no poder parar hasta el final. Esta es la sensación inigualable que busco en la lectura, más que un libro o un autor favorito, me subyuga la emoción de leer’.   

La luz difícil. Tomás González