fbpx

Mis libros: Flora Martínez

La actriz y cantante colombiana acaba de lanzar su EP Día de Muertos, y continúa impulsando con mucha fuerza su faceta musical. En su trabajo se encuentran los boleros, el jazz, la música mexicana y la bossa nova. Recientemente ha empezado una serie de presentaciones que la llevarán a recorrer Colombia y otros países de América Latina. Flora escribió para nosotros esta lista de libros que marcaron su vida.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografía por Jimmy Londoño

Free Play – La improvisación en la vida y en el arte, de Stephen Nachmanovitch: es una especie de biblia entre los músicos de Jazz, como mi esposo, fue él quien me lo regaló. La palabra ‘improvisar’ deriva de una raíz sajona que es ‘improv’, que en inglés produce la palabra ‘improve’ que significa ‘mejorar’. O sea que improvisar equivale a mejorar. Cuando uno está acorralado en una situación extrema, no tiene más remedio que sacar lo mejor de sí para superar el obstáculo que sea. Es en estas situaciones extremas donde se ve lo mejor de cada uno. Los músicos de jazz se enfrentan constantemente a estas situaciones. Me fascina este libro porque no es académico, sino que te da ejemplos de cómo improvisar en situaciones de la propia vida, no solo en el arte. Amé una frase de Miles Davis que descubrí en el libro: “No teman a los errores, no hay ninguno”.

Que viva la música, de Andrés Caicedo: este libro lo leí en el Chocó en unas vacaciones con mi mamá y mi hermana, yo tendría unos 10 años. Es una celebración exaltada de la vida, donde la música no deja nunca de sonar en tu cabeza mientras lo lees. Es un viaje musical a los 70, ¡y encima en Cali! Puro fuego, júbilo, goce, y todos los tipos de música conviven. Cada página te engancha con un lenguaje acelerado y joven. Yo descubrí la música con este libro. Es pura prosa musical. ¡Lo impactante es que realmente escuchas la música dentro de tu cabeza!

Rayuela, de Julio Cortázar: es pura ternura y espontaneidad. Se puede leer en órdenes diferentes; Cortázar te propone varios y uno incluso puede escoger el suyo. Yo lo leí al azar, lo arranqué como por la mitad. Está lleno de pasajes que son obras de arte. Puedes abrir este libro en cualquier página, leer una frase aleatoriamente y te quedará grabada en el alma. Es pura magia. Cuando un genio es además extremadamente sensible puede producir este tipo de cosas universales e históricas.

I Ching o Libro de las mutaciones, en la adaptación de Richard Willhelm: es el libro chino más antiguo, tal vez uno de los más antiguos de la Humanidad. Tiene miles de años. Me permitió ver que experimentamos cambios constantes cada minuto de nuestras vidas, pero desde un lugar absolutamente elevado. Cuando aparecen las adversidades, podemos ver cuán amarrados estamos a ciertos anclajes que no nos permiten superar las tormentas. Este libro me permitió ver que algunas dificultades son en realidad grandes oportunidades, dependiendo de la actitud que tomemos al enfrentarlas.El pincel de la angustia, de Martha Zamora: lo descubrí mientras estaba realizando toda una vasta investigación acerca de la vida de Frida Kahlo, para poder escribir el monólogo musical que finalmente estrené en 2006 y ya lleva más de 130 mil espectadores en varias ciudades de Colombia y otros países. En este libro encontré a la Frida real, frágil, imperfecta, la que yo intuía que en realidad era, y ningún otro libro me la había pintado. Aquí la autora describe a Frida con ternura, respeto y admiración. Recomendadísimo para quienes quieran conocer a Frida Kahlo en estado puro.

Free Play – La improvisación en la vide y en el arte / Stephen Nachmanovitch

Que viva la música / Andrés Caicedo

Rayuela / Julio Cortázar

I Ching / Richard Willhelm

El pincel de la angustia / Martha Zamora