fbpx

Muere Alan Parker, director de The Wall de Pink Floyd

El cineasta detrás de Evita, Midnight Express y The Commitments tenía 76 años
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Rii Schroer

Alan Parker sostuvo una relación especial con la música que le permitió retratar de manera inigualable, tanto lo que sucede dentro de la cabeza de un artista acosado por la industria y los recuerdos de una infancia traumática en The Wall, como la angustia y la felicidad que experimenta un recién llegado al negocio a quien intenta sonreírle la fortuna en The Comitments.

Cortesía de alanparker.com

Su filmografía cuenta títulos clásicos como Evita, el musical sobre la lideresa argentina, en donde dirigió a Madonna en el rol protagónico. Además de su especial relación con la música dirigió más de 25 títulos (largos, cortos y videos musicales), entre los que destacan los largometrajes Alas de libertad y Mississippi Burning, por las cuales fue nominado al premio Óscar. En 1985 ganó el gran premio del jurado en Cannes por Birdy. También estuvo en la competencia oficial del festival con Bugsy Malone, Shoot The Moon y Come See The Paradise. 

Cortesía de alanparker.com

El director será recordado, entre otras cosas, como aquel tipo distraído que frecuentemente empezaba a ver una película que le parecía interesante en la televisión y después de unos minutos descubría que era una de las suyas. Será igualmente recordado como un trabajador incansable, alguien que en sus propias palabras logro describir el cine como “un trabajo físicamente extenuante”, y que prefirió al final de su carrera rodar cintas que le garantizaran mas felicidad que éxito. Una de las frases que nos quedan para recordarlo, resume muy bien su aproximación al oficio: “Un director de cine debe tener la sensibilidad de un poeta y la resistencia de un trabajador de la construcción. El problema es que muchos de nosotros lo entendemos mal”.

Cortesía de alanparker.com