fbpx

“Nos acostumbraron a que los deportistas no tengamos opinión política”: Jorge I. Agudelo

Jorge Iván Agudelo no solo es un disciplinado deportista, sino un ciudadano crítico con la realidad social y política de Colombia. Sus posturas políticas le han valido el retiro de patrocinios, pero no por eso deja de alzar su voz
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Jorge Agudelo

Jorge Iván Agudelo Vargas nació en Tuluá, Valle del Cauca, por eso su usuario en redes sociales es @NadadordelValle y muchos creen que “Del Valle” es su apellido. A sus 30 años ha sido campeón sudamericano máster de Natación Carreras y Aguas Abiertas en 2019 en Paraguay. Estas son las dos modalidades de natación en las que compite, una en piscinas de 50 y 25 metros, y la otra en mares, lagos y ríos. 

Nada más o menos desde los 4 años y es diseñador gráfico de profesión. Ha participado en diferentes campeonatos sudamericanos, panamericanos y mundiales de natación como el World Master Championship en Corea del Sur en 2019. En esa oportunidad estuvo dentro del Top 10 mundial en esta competencia. 

Su más reciente torneo fue el Campeonato Nacional de Piscina Larga en Geneva, Ohio en Estados Unidos. Allí consiguió dos medallas de plata y una de bronce, pero no fueron estos reconocimientos los que hicieron que su imagen se volviera viral. La foto muestra a Jorge a un lado de la piscina del campeonato mientras sostiene un cartel que dice en inglés: “El ejército colombiano bombardea y mata niños. La policía asesina a jóvenes que protestan durante las manifestaciones y el gobierno colombiano está respaldado por el narcotráfico. S.O.S”. Además, sobre su cuerpo se leía otro mensaje: “En Colombia estamos siendo masacrados”.

No es la primera vez que Jorge usa sus redes como plataforma pública para cuestionar abusos del gobierno colombiano o denunciar casos de corrupción. Por hacerlo ha sufrido una retaliación muy fuerte al serle retirados varios patrocinios. De hecho, antes de participar en Ohio tuvo que recurrir a sus numerosos seguidores para conseguir apoyos económicos por su cuenta. Jorge se siente perseguido, pero insiste en que no solo tiene el derecho a expresarse libremente, sino el deber de participar de forma activa como ciudadano frente a una administración injusta. Hablamos con él.

Antes de tu participación en este torneo en Estados Unidos venías denunciando el retiro de los patrocinios por lo que tú consideras una retaliación por expresar públicamente tus opiniones políticas, ¿desde cuándo pasa esto?

Así es, he perdido patrocinadores como consecuencia de hacer pública mi postura política e ideológica, por reclamar nuestros derechos, por hacerlos exigibles, por indignarme ante un Gobierno indiferente ante esa problemática, por poner en contexto un problema del que todos sabemos pero que al final todos callan. 

Esto viene sucediendo desde el año 2018 cuando me despidieron de mi trabajo por hacer público en medios nacionales que Imder Tuluá no tenía presupuesto para apoyar el deporte. En el 2019 en los Juegos Nacionales en Cartagena también me manifesté y debido a ello perdí los patrocinios y apoyos que ya había logrado conseguir. Esto fue en apoyo también al gran Paro Nacional de ese año, y desde eso también empezaron una persecución política por parte de la Federación Colombiana de Natación y la Liga del Valle. 

¿Por qué has tomado la decisión de usar tus redes sociales para mostrar tu inconformidad con el Gobierno y qué has enfrentado por esto? 

Aquí, antes de ser deportistas, somos ciudadanos y tenemos todo el derecho de expresarnos libremente. Somos un país democrático y con libertad de expresión, así aquí nos cueste muchísimas cosas, entre ellas y la más importante, la vida. Yo perdí patrocinadores y apoyos en el deporte, incluso me golpearon y me amenazaron de muerte, pero esto no ha sido impedimento para seguir denunciando y alzar mi voz por los que tienen miedo o simplemente ya no están.  

Uso mis redes sociales para que el mensaje llegue a más personas, también utilizo mi vida y mi experiencia como prueba de que los problemas son reales, que no son inventados, que están ahí y que persisten en el tiempo.

¿Esperabas estas consecuencias? 

Que las críticas iban a llegar, claro que sí, pero mis convicciones están firmes y defiendo lo que para mí es correcto. Me dicen que no debo “patear” la lonchera, pero si no lo hacemos seguiremos nadando en mares de corrupción. No podemos ser acomodados y guardar silencio ante todas las problemáticas que nos competen como ciudadanos, porque así no pasará nada con estos dirigentes deportivos que no solo se roban el dinero, sino que se roban los sueños de miles de niñas y niños que quieren representar a su país en grandes escenarios deportivos, pero nunca hay con qué.

“Antes de ser deportistas, somos ciudadanos y tenemos todo el derecho de expresarnos libremente”.

Cuéntame la historia detrás del cartel que usaste denunciando el bombardeo de menores de edad, ¿qué reacciones resaltas?

Yo tengo una fundación que se llama el Taller de Rosita y desde allí hemos trabajado y apoyado a niños y niñas en zonas rurales en el Valle del Cauca víctimas de la violencia y que muchos de ellos están expuestos a grupos al margen de la ley. Solo de pensar que en algún momento pueden ser ellos los bombardeados me parte el corazón, porque esto es una problemática social donde han sufrido abandono por parte del Estado colombiano y no tienen ninguna oportunidad para salir adelante. Estos niños y niñas no son máquinas de guerra, pero aquí se volvió costumbre revictimizarlos. 

Entonces, para esta competencia en Estados Unidos donde participaron más de 700 nadadores de todo el país, era necesario mostrarles esa realidad que estamos viviendo en Colombia. Las reacciones no se hicieron esperar y muchas personas se acercaron a preguntarme qué estaba sucediendo. Yo les expliqué y además los invité a que investigaran ellos mismos en diferentes medios, no solo a nivel Colombia sino internacionalmente donde se ha hablado de la muerte de jóvenes en las manifestaciones como víctimas de violencia policial durante el Paro Nacional. Me dijeron que era muy valiente por hacer esto, porque era ganarme muchos enemigos. En redes sociales fue una batalla campal, conté por ahí más de 80.000 compartidos en todas las redes. Políticos, periodistas, deportistas, activistas, artistas, miles de personas mostraron su apoyo y hablaron de nuestra realidad. Yo Jorge Iván tengo todo el derecho de expresarme libremente con criterio y vehemencia frente a cualquier injusticia o situación que sea contraria a mis principios, valores y creencias. 

No es común que en Colombia las y los deportistas se involucren públicamente en posturas críticas al Gobierno, ¿qué opinas de esto a partir de tu experiencia? 

En Colombia nos acostumbraron a que los deportistas no tengamos opinión política, ni tomemos postura frente a hechos sociales. Nos dicen que solo debemos preocuparnos por entrenar y rendir, y con eso es suficiente. Nos han sometido a lo más bajo, a quedarnos callados, a no denunciar, a conformarnos con las miserias que nos dan las ligas y federaciones mientras los dirigentes corruptos siguen llenando sus bolsillos y comprando consciencias. Una corrupción que nos carcome y nos deja en la miseria cada día. 

Ahora más que nunca es evidente y necesario un cambio, gente realmente profesional, con eficiencia, incluyente y justa, que nos proyecte a todos hacia un crecimiento integral. Como deportistas tenemos el deber de visualizar y denunciar lo que está mal y nos afecta a todos, porque solo así tendremos unas políticas justas con presupuesto acorde a su impacto e importancia en la sociedad.

¿Qué sigue en tu vida deportiva? 

Yo la tengo muy clara, sé cuáles son mis sueños y metas, y por eso he ido poco a poco haciéndolas realidad, ahora me estoy preparando para dos grandes hazañas que empiezo en el 2022. La primera será realizar la Triple Corona de Natación para mi país (seré el primer colombiano en hacerla) la cual es un reconocimiento de la Asociación Mundial de Aguas Abiertas (World Open Water Swimming Association) a los nadadores que completen el Canal de la Mancha, el Canal de Catalina y la vuelta a la isla de Manhattan. Y la segunda es empezar el reto de los 7 mares. Este consiste en siete nados en aguas abiertas de larga distancia, y es considerado el maratón de natación equivalente en montañismo a las siete cumbres. Cada uno de estos retos los nadaré con el propósito de seguir apoyando a nuestros niños y niñas a través de la fundación, espero ser el primer Sudamericano en lograrlo, y por eso estoy trabajando duro de la mano de la mejor entrenadora y primera mujer latinoamericana en lograr estas grandes hazañas en el mundo de la natación, la mexicana Nora Toledano. También me acompañará WTS GROUP USA, a quienes les doy las gracias por creer en mí y apoyarme en este gran proyecto. 

Frente a la forma de expresar tu postura política, ¿cambiará algo?

Respecto a mi postura política, seguiré denunciando e invitando a más deportistas a hacerlo para generar un cambio de fondo y que se den cuenta de que solo unidos podemos lograr grandes cosas para beneficio de todos. Al ser colombianos y ser deportistas no solo tienes el derecho a opinar, sino que tenemos la obligación de expresarnos y preocuparnos porque las cosas que están alrededor del deporte marchen bien.