fbpx

Paulo Londra cuenta cómo lo manipularon sus productores

“Me sentía burlado por dos que siempre se complotaban para que mi opinión no cuente”, dice el texto escrito por el argentino
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Paulo Londra destapa los engaños de Kristo y Ovy.

Cortesía prensa Paulo Londra

Los últimos veces en la vida de Paulo Londra no han estado regidos por la música o las rimas, sino por un problema legal en el que se ha desvinculado de Warner Music. Pero el verdadero embrollo ha sido con los productores Kristo y Ovy. A través de un comunicado escrito por el argentino, Londra explicó cómo fue engañado y manipulado por ellos.

Londra se la jugó por viajar a Colombia con apenas 19 años. Junto a Kristo y Ovy, que conoció a través de una youtuber, armaron el sello Big Ligas y empezaron a grabar sin descanso. A finales de 2017 lanzaron Condenado para el millón como puntapié del proyecto. Hoy en día el video en YouTube tiene más de 200 millones de visitas.

Kristo y Ovy le pedían a Londra que los mencionara en todos los temas, y que gritaran Big Ligas. Él aceptaba por la confianza que les tenía, según el texto. Un día iban a grabar un clip y Kristo “me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban, pensé que era un simple video y nunca pensé que eso fuese un contrato el cual hagan valer de esa forma tan engañosa”.

Ovy le dijo que si él no estaba de acuerdo con el contrato, lo podían revisar sin ningún problema. “En el contexto que estaba, no me quedó más que creerle”, escribe Londra. Al día siguiente tuvieron una videollamada con los abogados Stephanie Chopurian y Matt Greenberg.

Hablaron de un “contrato que es difícil de entender hasta para un abogado”. Londra no quería aceptarlo sin tener con quien asesorarse, pero tampoco “quería decepcionar a nadie mostrando mis miedos y disconformidades y solo seguí y avancé”. Continuaron sacando temas hasta que la rompieron con Adán y Eva. Ahí llegó la propuesta de un álbum con una disquera.

Cuando Londra estaba en México recibió una llamada de Kristo “diciéndome que iban a haber complicaciones si no aceptábamos el álbum con Warner Music”. Aunque le habían dicho que iban a cambiar los términos del contrato anterior, esto nunca sucedió y le pedían firmar otro acuerdo.

Al poco tiempo, “Matt Greenberg envió una carta de intimidación a mí y mi padre (un abogado que supuestamente velaba por mí), en donde nos mostró la verdadera cara del contrato que firmé con Ovy y Kristo, en donde no era un verdadero socio/artista”. Decía que si no firmaba, podía tener “graves consecuencias económicas”.

Londra decidió “agachar la cabeza por la amenaza” y firmó con Warner Music. Después de entregar algunos cortes, Ovy le preguntó qué tanto porcentaje de autoría le daban a Kristo por los temas. 

“Y yo sin entender por qué darle autoría de una canción en la cual yo escribía y Ovy hacía la música”, dice Londra en el texto. “Ya estaba cansado, me sentía burlado por dos que siempre se complotaban para que mi opinión no cuente, y tuve que pedir ayuda”. 

En Nothing On You, su colaboración con Ed Sheeran, en la que Kristo y Ovy no participaron en el beat ni en la letra, “se agregaron puntos”. Londra explica que ellos solo querían impulsar sus propias carreras, aparecer en los videos y hasta lo manipulaban para que dijera lo que ellos quisieran. Aunque Big Ligas era un proyecto de los tres, ellos recibían “todo de otros artistas y otras propuestas”.

Según Billboard, Ovy y Kristo han negado todas las acusaciones. Tienen en curso una demanda por un millón de dólares por incumplir el contrato y como reparación de las pérdidas que ha significado el proceso.