fbpx

¿Qué asusta a Stephen King?

Su libro más reciente predijo los horrores de Trump y tiene mucho más por dar. En lo único que no piensa: el retiro
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
“Colapsaré en mi escritorio o se me acabarán las ideas, y lo único que quiero evitar es avergonzarme”.

KRISTA SCHLUETER/”THE NEW YORK TIMES”/REDUX

Unos meses antes de que Donald Trump fuera elegido presidente, Stephen King había empezado a escribir su nueva novela. Sin embargo, tal vez The Institute –la historia de un niño de 12 años que es raptado por sus padres y encerrado en un lugar misterioso- les recuerde a los lectores ciertas políticas migratorias. “No puedo evitar relacionar la historia de The Institute con esas imágenes de niños metidos en jaulas”, dice King. “A veces la realidad supera la ficción”.

No es la primera vez que un libro de King predice un futuro político. The Dead Zone de 1979 habla sobre un aspirante a la presidencia que, de ser elegido, amenaza a la población con un apocalipsis global. “La ficción también ha predicho a Trump como una pesadilla”, dice King. “Ahora la pesadilla está aquí, pero no quiero forzar mi punto de vista sobre el mundo a las personas. No soy George Orwell y este libro no es 1984”.

King llama desde su casa en Maine, unas semanas antes de viajar a Foxborough, Massachusetts, donde verá por primera vez en su vida a los Rolling Stones en concierto. Todavía está disfrutando del éxito detrás de It de 2017, la película de terror más taquillera de la historia. “Pienso mucho en los niños que vieron las miniseries de It (1990) con Tim Curry, y cómo eso los hizo cagar del susto”, recuerda. “No se pudieron aguantar y la volvieron a ver”.

Al igual que It, The Institute es sobre un grupo de niños que unen sus fuerzas para luchar contra el mal. La diferencia, esta vez, es que todos los pequeños poseen poderes psíquicos, mientras los adultos que controlan el lugar los someten a diferentes experimentos médicos. “Quería escribir un libro como Tom Brown’s School Days”, confiesa King, recordando el clásico de Thomas Hughes de 1857. “Pero en el infierno”.

The Institute por Stephen King. “Quería escribir un libro como Tom Brown’s School Days, pero en el infierno”, dice King.

Un libro sobre niños clarividentes que batallan contra una oscura organización sin duda será comparado con Stranger Things (que, de hecho, está inspirada en los libros de Stephen King). “Creo que sí le debe algo a It”, asegura el escritor. “Otro libro sobre niños que son débiles e indefensos si luchan por su cuenta… pero juntos se pueden volver muy fuertes”.

The Institute podría ser el próximo proyecto de King adaptado a Hollywood, tras The Stand (CBS All Access), Castle Word (Hulu) y otras series de televisión (además de las otras siete películas que está desarrollando, incluyendo It: capítulo dos). “Tienen que funcionar”, asegura. “No puede tener 19 páginas de flashbacks de cuando los personajes eran niños. Quiero pisar el acelerador el mayor tiempo posible”.

La adaptación de 2013 de Dr. Sleep, la secuela de The Shining, fue protagonizada por Ewan McGregor interpretando al Danny Torrance adulto. Aunque King siempre ha odiado la película de Stanley Kubrick de 1980 sobre su libro, por cambiar tantos detalles de la historia, les permitió a los productores de Dr. Sleep usar elementos de esa versión. “Mi problema con la cinta de Kubrick es que era muy fría. La razón por la que no me molestó este guion es porque tomaban detalles de Kubrick para pulirlos y mejorarlos”.

If It Bleeds, el próximo libro de King, es otra continuación de la serie de detectives de Holly Gibney y se publicará en cualquier momento de 2020. Y ya está trabajando en su siguiente novela. “Tengo 71 años y muchas personas de mi edad están en el olvido. Yo tuve este último empujón de éxito y es muy gratificante”, confiesa.

Además, el retiro sigue siendo lo último que piensa. “Esa es una decisión de Dios, no mía”, cuenta. “Colapsaré en mi escritorio o se me acabarán las ideas, y lo primero que quiero evitar es avergonzarme a mí mismo. Mientras sienta que estoy haciendo un buen trabajo, no me detendré”.