fbpx

Senado vota en contra de artículo que permitiría el fracking en el país

La decisión fue tomada con una diferencia de cinco votos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
El fracking ha sido prohibido en varios países del mundo debido a las graves consecuencias ambientales que acarrea.

EFE

Con 44 votos a favor y 39 en contra, el Senado de la República tumbó el artículo 210 del proyecto de ley que busca regular la reforma al Sistema General de Regalías, en el cual se les otorgaba incentivos a las empresas que desarrollaran exploración y extracción de yacimientos no convencionales, en otras palabras, que realizaran fracking.

Varios congresistas denunciaron que dicho artículo era un ‘mico’ que daría vía libre a esta práctica que aún no está permitida en Colombia. A mediados de agosto, el senador Jorge Enrique Robledo dijo que era “un orangután de los más descarados que he visto”, y reclamó el aval dado por el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

Sin embargo, en la plenaria del miércoles, Mesa aseguró que “aquí no se está autorizando ningún tipo de actividad, ni prohibiendo. Lo único que está haciendo este artículo es dando una claridad y corregir ese descuento que se otorgó en la ley 1530 del 40 por ciento a la explotación de yacimientos no convencionales y se dice que a futuro se va a pagar una regalía plena”.

Afirmación que fue defendida por Ciro Ramírez, quien aseveró que la ley no hablaba sobre permitir o no este método de extracción de gas y petróleo. Y, por su parte, el senador por el Centro Democrático, Alejandro Corrales, calificó de populista el debate sobre el agua y los recursos energéticos.

Por otro lado, Gustavo Bolívar les pidió a los congresistas que la responsabilidad de haber aprobado el fracking en el país no cayera sobre ellos, mientras que la senadora Aída Avella dijo “aquí no somos ingenuos, sabemos lo que contiene ese artículo. Y por eso la defensa del agua subterránea se impone para que las próximas generaciones tengan vida”.

Ya que todavía no existe una decisión definitiva, el llamado de congresistas como Angélica Lozano y Gustavo Petro, es a prestar atención a la conciliación de los dos textos aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes. En ella, un equipo de 10 personas deberá elegir qué artículo pasará al texto final, que volverá a ser sometido a votación en cada una de las cámaras del Congreso de la República.