fbpx

Simpatizantes de Trump asaltan el Capitolio de Estados Unidos

Cientos de seguidores del presidente saliente de ese país irrumpieron en la sede del Congreso reclamando “fraude electoral”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Estallido de una munición policial en medio de los manifestantes a las afueras del Capitolio.

Leah Millis

Estados Unidos vivió una jornada insólita luego de que cientos de simpatizantes de Donald Trump irrumpieran en el Capitolio, en el día en el que el Congreso de ese país se disponía a certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones que se llevaron a cabo en noviembre del año pasado.

Todo comenzó cuando en medio de una protesta pacífica en contra de los resultados de los comicios, Trump realizó un discurso que en poco tiempo desataría el caos en la capital estadounidense. En él, el mandatario volvió a asegurar sin prueba alguna que había sido víctima de fraude electoral y aseveró que no aceptaría la victoria de Biden. Además, hizo declaraciones xenofóbicas al referirse a los migrantes como personas que “quieren entrar de nuevo y robar nuestro país”, y por si fuera poco encendió los ánimos entre los manifestantes al proclamar frases como “no cederemos nunca” y “si no luchamos hoy, ya no tendremos país”.

A partir de ese momento, las personas que participaban en la marcha se dirigieron a las afueras del Capitolio. Fue allí donde todo se salió de control, forzando la suspensión de la sesión y la evacuación del edificio. La poca presencia policial permitió que trumpistas identificados con el logo de Make America Great Again (MAGA), banderas confederadas y de EE.UU. derribaran las vallas, treparan (irónicamente) los muros e ingresaran a la fuerza a la sede del Congreso.

Lo que siguió después de esto fueron escenas que por más que parecieran sacadas de una película de Hollywood, solamente demostraron la realidad de un país que es tan diverso como desigual: personas disfrazadas como si fuera un chiste y manifestantes blancos tomándose fotos dentro del edificio como si de una visita turística se tratara; contrastando con lo sucedido en las manifestaciones de Black Lives Matter, en donde los ciudadanos afroamericanos fueron víctimas de un uso de la fuerza desproporcionada.

Luego de unas tensas horas, el caos fue controlado y las autoridades de la ciudad confirmaron el fallecimiento de cuatro civiles, tres de ellos a causa de “urgencias médicas” y una mujer que recibió un disparo por parte de un uniformado. En la jornada también resultaron heridos 14 policías.

En la tarde, Biden hizo una alocución en la que se refirió al hecho como como “una insurrección”. “En este momento nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, como no habíamos visto en tiempos modernos”.

Como es usual en estos tiempos, la situación también llegó a redes sociales y resultó en la restricción de las acciones de Trump en sus cuentas de Facebook y Twitter, al difundir información falsa y que pudiera seguir incitando a la violencia. Aunque en el último trino que se puede ver en su perfil, el presidente saliente les pide a sus partidarios mantener la calma y evitar más violencia.

“Como resultado de la situación violenta y sin precedentes del día de ayer en Washington D.C., requerimos la eliminación de tres Tweets de Donald Trump que se publicaron ayer por infracciones graves y repetidas a nuestra política de integridad cívica”, comunicó Twitter mediante su cuenta de seguridad.

Cuando los disturbios fueron disipados, la sesión del Congreso de Estados Unidos se reanudó en la noche del mismo miércoles, y en la mañana de este jueves aprobó los votos electorales que certificaron a Biden como presidente y a Kamala Harris como vicepresidenta del país. El acto de posesión se llevará a cabo el próximo 20 de enero.

Finalmente, aquí hay algunas de las reacciones que dejó un día lleno de tensiones e incertidumbre ocasionadas por un presidente y sus simpatizantes incapaces de aceptar su derrota.

“Como ciudadana de Estados Unidos, hija de dos veteranos y hermana de otro, me siento avergonzada de lo que está pasando en Washington. Hipocresía y pena. Ovejas hipócritas antipatriotas tomando refresco. Este es un día triste para Estados Unidos”, Pink.

“Llegar hasta aquí sin haber muerto es la epítome del privilegio blanco”, Noah Caine.

“Estoy desconsolado y sorprendido de que este presidente narcisista y peligroso, pusiera vidas en peligro e incitara a una rebelión violenta en contra de nuestro Gobierno. Ese hombre ya no tiene la capacidad de seguir siendo presidente porque no puede aceptar la derrota. ¿Podemos aguantar otras dos semanas? ¡Yo digo NO!”, Stevie Wonder.

“Esto es una basura. Miren el rostro del desorden, miren esta ignorancia deliberada, recuerden a estas personas. Son los enemigos de la democracia”, Mark Ruffalo.