fbpx

40 grandes películas en concierto

Un festival de historias que giran alrededor del poder de la música en vivo, para quienes extrañamos los grandes festivales y los pequeños toques
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Por: André Didyme-Dôme y Rodrigo Torrijos

Junto a la grabación del álbum o del sencillo, su primera aparición en la radio y la realización del vídeo musical, los conciertos son una de los ejes principales que componen la experiencia del rock. El concierto es un espectáculo en el que el artista se enfrenta cara a cara con su público, en una experiencia que rebosa de optimismo, agresividad y cinismo por partes iguales. Gracias al cine, la experiencia de un concierto puede ir más allá de ver a un artista interpretando nuestra canción favorita. Y si los conciertos hacen parte de una estructura narrativa argumental, es probable que se logre transmitir algo que jamás se podrá comunicar en un concierto en vivo o en un documental sobre el mismo.

Para los amantes del rock, el concierto es el sueño (muchas veces inalcanzable) de un mundo ideal donde por fin podremos ver en carne y hueso a aquel ser que con sus ilusiones, gritos y lamentos ha puesto a arder nuestro corazón. Este listado no es sobre las mejores películas sobre rock, tampoco es sobre los mejores documentales sobre conciertos. Estas son las mejores películas que giran en torno a la experiencia del encuentro entre un músico y su público.    

Uno de sus autores quería incluir en el listado a Project Almanac y el otro a la película de Hannah Montana. Menos mal ambos recapacitamos y después de varias discusiones y ajustes se logró, lo que parece ser, el conteo definitivo de las cuarenta películas que giran en torno a los conciertos y a la vida, alrededor a la música y al espíritu rebelde del rock & roll  

1. Pink Floyd: The Wall

Alan Parker – 1982

La obra maestra de Alan Parker hace justicia a la ambición creativa que en ese momento atravesaba la mítica banda londinenses. En camino a un concierto vivimos desde el interior de la cabeza de Pink (interpretado por Bob Geldof), la colisión entre un pasado marcado por la ausencia del padre muerto en la guerra, la sobreprotección de la madre y la opresión del sistema educativo. Juntos convergen en un presente vacío signado en la frustración que experimenta un músico quien, pese a estar en la cima se siente vacío, carente de propósito y manipulado por la industria musical. 

2. A Hard Day’s Night

Richard Lester – 1864

La mejor película del cuarteto de Liverpool y la que mejor logra capturar la personalidad de John, Paul, George y Ringo. Su agudo sentido del humor (cercano al de Monty Python), la energía brindada por el director Richard Lester, y las maravillosas interpretaciones (especialmente la de And I Love Her), hacen de la primera cinta de los Beatles, uno de los mejores musicales de todos los tiempos. 

3. Wayne’s World 2

Stephen Surjik -1993

Probablemente la vida de Kurt Cobain habría sido mas alegre si no hubiera declinado la invitación para aparecer en la loca película de Mike Myers basada en su sketch de Saturday Night Live. Aunque el cameo de Nirvana se frustró en pleno auge del grunge, Myers logró materializar una visión inspirada en un viaje espiritual real hecho tras la muerte de su padre. Sin embargo, la idea de tener al maestro del surrealismo italiano Federico Fellini como director fue desestimada por el estudio. 

4. The Blues Brothers 

John Landis -1980

Una infinidad de autos destrozándose, Carrie Fisher como la novia obsesiva más peligrosa en la historia del cine, la participación de las leyendas Cab Calloway, Ray Charles, James Brown, Aretha Franklin y Chaka Khan, y John Belushi junto a Dan Aykroyd, extendiendo hasta el paroxismo su serie de sketchs musicales creados para el programa Saturday Night Live. Quienes crean que es imposible fusionar el musical con el género de acción de una manera efectiva, no han visto esta joya. 

5. Whiplash

Damien Chazelle – 2014

La edición precisa, los calculados movimientos de cámara y la intensidad con la que Damien Chazelle captura el instante final en que el alumno reta al maestro no necesitan palabras. Recoge la relación entre los personajes y es un homenaje apoteósico para la tradición del jazz de big bands. Vean la escena de nuevo, y si no han visto la película, háganlo, ¡es algo urgente!

6. This Is Spinal Tap 

Rob Reiner – 1984

Es muy probable que este documental falso sobre una “legendaria” banda de rock ficticia, sea la mejor película sobre el rock de todos los tiempos. Los músicos británicos Nigel Tufnel, Dave St. Hubbins, Derek Small (y un sinnúmero de bateristas) encarnan lo mejor y lo peor de los Beatles, los Rolling Stones, los Beach Boys, Black Sabbath, Deep Purple, Yes, Emerson, Lake & Palmer, Kiss y Iron Maiden, entre muchos otros. Es también un sentido homenaje al sexo, las drogas y el rock & roll.

7. Green Room

Jeremy Saulnier – 2015

Una banda de punk rock contestatario llega por error a tocar a un lugar regentado por neonazis, obviamente los chicos con camisetas de Minor Treat no van a perder la ocasión para escupirle a los asquerosos chupabolas de Hitler el maravilloso cover de Nazi Punks Fuck Off de los Dead Keneddys. Después de eso todo se complica (demasiado) y esos instantes maravillosos de la presentación en vivo, capturados en slow motion dan paso a una claustrofóbica lucha por la supervivencia entre cuatro flacuchos punks y un centenar de boneheads inflados en asteroides y perico. ¿Valió la pena putear a los nazis? ¡Cada maldito segundo, señor! 

8. Tommy

Ken Russell -1975

La ópera rock confeccionada por The Who, al ser dirigida por Ken Russell, se convierte en un sinónimo de las palabras “exceso” y “extravagancia”. Roger Daltrey interpreta a un joven ciego, sordo y mudo (antes que la canción de Shakira), rodeado de una serie de personajes y actores que hay que ver para creer. El baterista Keith Moon es su tío, Ann-Margret es la madre, Oliver Reed su papá, Jack Nicholson su doctor (¡y canta!), Elton John es el rey del pinball y Tina Turner la reina del ácido… Todo un viaje lisérgico sin necesidad de sustancias psicoactivas.  

9. Almost Famous

Cameron Crowe – 2000 

Esta historia sobre un jovencito que recibe el encargo de acompañar a una banda durante su gira para escribir una historia de portada para ROLLING STONE está basada en la historia real del director Cameron Crowe (Jerry Maguire, Singles), quien a temprana edad cubrió una gira de los Allman Brothers para ROLLING STONE. Para Crowe no pretende ser un retrato de la decadencia del rock, o una profunda autobiografía, más bien es una polaroid de esa época inocente en la que simplemente “todo parecía más divertido”. 

La cinta que obtuvo el premio Óscar a mejor guion original logra entretejer el entusiasmo y la nostalgia. Una película normal cuenta con un presupuesto de 1.5 millones de dólares para derechos musicales, en este caso se emplearon mas de 3 millones, sin embargo la clave  de su autenticidad está en detalles que trascienden a la trama, por ejemplo: el periodista musical Lester Bangs (Philip Seymour Hoffman) aparece por primera vez en la cinta utilizando una camiseta de The Guess Who, que hace parte de la colección que Crowe acuñó durante su época como periodista; Mike McReady de Pearl Jam grabó las guitarras de Stillwater, la banda ficticia sobre la que trata la película; la esposa de Crowe y Crowe compusieron la música durante su luna de miel y la actriz protagónica se reunió con varias esposas de músicos famosos y supo interpretar “la tristeza” que transmitían sus ojos. 

10. Purple Rain

Albert Magnoli – 1984

La película que convirtió a Prince en superestrella es una experiencia ochentera irresistible. Prince encarna a un joven talentoso llamado “The Kid”, hijo de un músico de jazz frustrado y alcohólico, que está dispuesto a todo para lograr lo que su padre no pudo. The Kid y su agrupación se enfrentan a una banda rival liderada por un cantante super ególatra (Morris Day de la agrupación The Time) y su fiel asistente Jerome. La novia del chico es Apollonia, líder de un trío vocal femenino (encarnada por la actriz Apollonia Kotero, quien protagonizaría la película colombiana Amor ciego antes de saltar a la fama). La estructura de película de Elvis se justifica gracias a la música exquisita de Prince: When Doves Cry, Let’s Go Crazy, I Would Die 4 You, The Beautiful Ones, Darling Nikki, Take Me With U y la balada que le da nombre a la cinta evidencian el género musical de este fallecido prodigio.

11. 8 Mile

Curtis Hanson – 2002

No hay una escena de la película en la que no aparezca Eminem. esta película empieza con él congelado ante el escenario de una batalla de rap y termina con él rompiéndola en el mismo escenario de una batalla de rap. 8 Mile fue recordada recientemente con una aparición sorpresa durante los premios Óscar en donde se valoró el aporte de la música popular al cine. Esta poderosa historia nos lleva a vivir todo lo que hay detrás de esos momentos y nos recuerda lo que se requiere para enfrentar a una audiencia en vivo. 

12. Sing Street

John Carney – 2106

Para todos aquellos que vivimos nuestra juventud en la década de los 80 viendo videoclips, colocando en las tornamesas discos de vinilo y soñando con formar una banda de pop rock, está dedicado este musical entrañable y conmovedor, el cual es una de las mejores películas sobre adolescentes de la historia.  El director Jon Carney (autor de las hermosas Once y Begin Again), nos ofrece una obra maestra acerca de las ilusiones, las emociones y las sensibilidades de los adolescentes, con una delicadeza y al mismo tiempo una pasión tal, que el espectador siente que su película sale de la pantalla para meterse dentro de su corazón.

13. A Star Is Born

Bradley Cooper – 2018

Es innegable que hay química. Ver cantar a Bradley Cooper y Lady Gaga el tema principal de esta angustiante historia de amor es la prueba. Podría decirse que es una historia trillada de ascenso y redención, pero lo cierto es que A Star Is Born tiene garantizado su lugar como clásico, las tres versiones anteriores están estructuradas sobre un guion sólido, y esta última entrega tiene además una vibra de autenticidad que, de seguro, la convertirá en una de las películas que, hacia el futuro, definirán estos años de ocaso que nos ha correspondido vivir.  Valió la pena todo el alcohol en spray que se aplicó Bradley Cooper en los ojos para parecer continuamente ebrio durante la película, fue tan convincente que algunos temimos que se hiciera pis cuando cantó en los Óscar. 

14. Hedwig And The Angry Inch

John Cameron Mitchell – 2011 

Descarnada, tierna y muy divertida. Esta es la historia de un rockero originario del bloque comunista alemán que le canta a su pene mutilado en una operación de cambio de sexo, el cual le dejó como resultado una furiosa pulgada de carne. John Cameron Mitchell dirigió, escribió, protagonizó y cantó en esta extravagante obra basada en su propio musical que ha adquirido un enorme estatus de culto similar al de su pieza de compañía The Rocky Horror Picture Show. 

15. Ex-Drummer

Koen Mortimer – 2002 

El sucio cover de Mongoloid de Devo es la pista perfecta para esta delirante y grotesca experiencia fílmica danesa, brutalmente filmada en el circuito local de bandas subterráneas de Copenhague. En Ex-Drummer la agrupación Los Feministas, integrada por “discapacitados”, involucra a un escritor en sus vidas, al convertirlo casi a la fuerza en su baterista.

16. Tenacious D In The Pick Of Destiny 

Liam Lynch – 2006

Es algo completamente inexplicable que esta cinta haya sido un fracaso en la taquilla. Jack Black y Kyle Gass llevan a la pantalla grande a su banda Tenacious D, para contarnos la historia de un joven (Jack Black) dispuesto a negociar con el diablo para convertirse en el rockero de todos los tiempos. Meat Loaf interpreta al padre de JB, Ronnie James Dio en su “ángel de la guarda” y Dave Grohl es nada menos que el señor de la oscuridad. El título hace referencia a la “púa del destino”, un objeto con poderes satánicos que puede convertir en realidad el sueño de todo rockero. Esto es lo más cercano a la genialidad obtenida por This Is Spinal Tap.    

17. Song to Song

Terrence Mallick – 2017

Película a película, Terrence Mallick nos pone a prueba. Ha hecho su carrera en el centro de la industria (La delgada línea roja, El árbol de la vida, Días del paraíso) rodeado de los nombres más relucientes del firmamento hollywoodense, pero siempre se ha movido desde los márgenes estéticos que una industria de masas permite. Sus películas son experiencias fílmicas para permitirse fluir en otros niveles, probablemente insufribles para nuestro continuo estado de excitación inducida, pero vale la pena ver con otros ojos y escuchar estas canciones de otra manera.  En esta se hace cargo de lo que sucede tras camerinos y en los corazones de dos músicos que participan en el festival de Coachella.

18. 24-Hour Party People 

Michael Winterbottom – 2002

La cinta basada en el empresario Tony Wilson, fundador del legendario sello postpunk Factory Records (hogar de Joy Division, New Order y Happy Mondays), es protagonizada por el comediante británico Steve Coogan (en su mejor papel hasta la fecha). Robby Müller, el fotógrafo de Jim Jarmusch y Lars Von Trier, utilizan cámaras digitales para darle un sentido de realismo e inmediatez a este relato cargado de sexo, drogas y locura desmedida. El mejor momento de la cinta es cuando Dios se le aparece a Wilson y le dice, “Debiste haber contratado a los Smiths”.

19. We Are the Best

Lukas Moodysson – 2013

A estas tres jóvenes rockeras les importa poco que el punk este muerto, que nadie dé un peso por ellas, y que no hayan hecho la tarea. Estas rebeldes están muy seguras de sí mismas e incluso que se han adelantado algunas décadas a las nuevas olas del feminismo. Así que harán todo lo posible por rockear su propio concierto. Esta película de Lukas Moodyson está basada en la novela gráfica autobiográfica escrita por su pareja, la creativa artista Coco Moodysson. 

20. Rock ‘N’ Roll High School

Allan Arkush, Joe Dante – 1979

PJ Soles, la icónica actriz de las películas sobre adolescentes, interpreta a una chica punk que estudia en la secundaria Vince Lombardi, compone canciones y adora a la banda The Ramones. Y es precisamente este cuarteto neoyorquino quien acude en su ayuda cuando el malvado director de su escuela quiere acabar con sus sueños de rockera. La explosión del colegio es el máximo estamento de la rebeldía juvenil, cortesía del legendario productor Roger Corman.

21. The Commitments

Alan Parker – 1991

A veces olvidamos que el trabajo de una banda es duro, que tocar cada noche en un lugar diferente y moverse para volver a empezar al día siguiente puede ser agotador. The Commitments nos lo recuerda al ritmo intenso del northern soul, contando la historia de la “banda más trabajadora” del soul irlandés. Esta cinta del director que ocupa el primer lugar de este listado por The Wall y basada en la novela de Roddy Doyle, es descrita por su autor como su trabajo más disfrutable “haciendo una película” y se percibe lo bien que la pasaron. The Commitments es idolatrada por fanáticos de toda índole, incluso, motivado por su admiración, Quentin Tarantino invitó a Bronagh Gallagher (Bernie) a ser parte de Pulp Fiction. Allí interpreta a Trudi, una de las amigas de Jody en la famosa escena de la aguja. 

22. The Great Rock ‘N’ Roll Swindle

Julien Temple – 1980

El pionero del videoclip y autor de Absolute Beginners, la hermosa película sobre los inicios del rock & roll, llevó a la pantalla nada menos que a los Sex Pistols (luego de su desintegración), para un documental falso sobre la banda. Johnny Rotten y Glen Matlock aparecen como personajes animados y en tomas de archivo (debido a su negativa de participar en la cinta), Malcolm McLaren se interpreta a sí mismo como el mánager manipulador que lleva a la agrupación al estrellato, y Sid Vicious interpreta una versión decadente de My Way. Temple regresaría veinte años después al mundo caótico de los Sex Pistols con el documental (esta vez real) llamado The Filth And The Fury.   

23. Pulp: A Film About Life, Death & Supermarkets

Florian Habicht – 2014

No pusimos muchos documentales en el listado porque sentimos que merecen su propio espacio. Sin embargo, esta cinta sobre la entrañable banda inglesa tenía que ser parte del conteo. Narrada a partir del concierto de despedida que la banda le debía a su ciudad natal nos permite recorrer la carrera y acercarnos a la esencia de los liderados por Jarvis Cocker, pero también a las personas de su entorno y a un pueblo de gente común para el cual las canciones de esta banda son auténticos himnos. 

24. Crazy Heart

Scott Cooper – 2009

Jeff Bridges, uno de los actores más subvalorados de Hollywood, obtuvo un merecido premio Óscar por interpretar a Bad Blake, un cantante de Country alcohólico en decadencia. Bridges cantó la mayoría de las canciones y le brindó grandes dosis de ternura a este hombre que le hace la vida imposible a aquellos que lo rodean. La nostalgia, la amargura y la belleza de la música Country, aquí se condensa en su mayor expresión.

25. Scott Pilgrim Vs. the World

Edgar Wright – 2014

Esta cinta de efectos alucinantes y ritmo vertiginoso transmite perfectamente la sensación que motiva la novela gráfica en la que está inspirada. El director Edgar Wright se propuso hacer un musical en el que los personajes no empezaran a cantar de la nada y se decidió porque empezaran a pelear. Algo de la historia de la liga de los exnovios con los que tiene que combatir Scott tiene un asidero en la realidad, ya que le sucedió al guionista quien descubrió que su esposa había tenido tres exnovios llamados Matthew antes de casarse con él. 

26. I Want To Hold Your Hand

Robert Zemeckis – 1978

Quentin Tarantino hizo una película sobre un robo que no incluye el robo. Antes de Reservoir Dogs, Robert Zemeckis hizo una película sobre los Beatles que no los incluye. Y ambas son dinamita. El debut como director del autor de Back To The Future y Forrest Gump, nos muestra cómo seis adolescentes, cada uno con una razón diferente para ver al cuarteto de Liverpool aparecer en el programa de televisión de Ed Sullivan, hacen hasta lo imposible para obtener sus entradas. Situaciones alocadas, mucha ternura y grandes dosis de nostalgia, hacen de esta cinta todo un homenaje al fan.

27. The School of Rock

Richard Linklater – 2003

Puede que la hayamos visto infinidad de veces en repeticiones en casi todos los canales de cable, pero cuidado que está es una película del genial cerebro que ideo Boyhood, Waking Life y la trilogía Before. No debe sorprendernos que los chicos toquen realmente sus instrumentos, que algunas situaciones que experimentaban en su vida real fueran transmitidas a la película, como fue el caso de Robert Tsai, el chico oriental que le manifestó al director no sentirse “apropiado” para su parte en la cinta. Una conversación entre el director y el actor le dio la seguridad para hacer sus escenas, y posteriormente se incluyó una en la que Jack Black y su personaje tienen una conversación muy similar. La genialidad de Linklater está ahí, en escuchar su humanidad y encontrarle un lugar primordial en sus películas. Este conteo debería tener una subsección de “películas sobre batallas de las bandas”. 

28. Detroit Rock City

Adam Rifkin – 1999

La pieza de compañía perfecta para I Want To Hold Your Hand es esta comedia protagonizada por Edward Furlong, el “niño malo” de Terminator, como el líder de un grupo de cuatro adolescentes que vivirá una delirante odisea, tratando de ingresar de manera ilegal a un concierto de Kiss de 1978, en pleno apogeo de la banda. Esta película (la primera en editarse en formato DVD de la historia), incluye la recreación de un concierto de Kiss en los setenta con los miembros de la banda original y ante más de tres mil espectadores. La mayoría de los objetos dedicados a la agrupación fueron prestados por el mismo Gene Simmons; las chicas de la película se llaman Beth y Christine, lo cual es una referencia a dos de sus éxitos; y Marilyn Manson hace parte de la banda sonora con un cover de Highway To Hell de AC/DC. 

29. Metallica: Through the Never

Nimród Antal – 2013

Pues Metallica es Metallica y sus shows son poderosos monumentos a la intimidación. Throught The Never tiene todo su espíritu, puede que no sea una cinta maravillosa, pero es Metallica y no vamos a ser imparciales. La historia sigue las peripecias de un roadie para salvar un show de la banda. Como los idolatramos y sabemos que Lars odia la piratería, les dejamos este link… 

30. Taking Woodstock

Ang Lee – 2009

El director de Crouching Tiger, Hidden Dragon y Brokeback Mountain nos cuenta sobre los orígenes del concierto de rock más importante de la historia y sobre el despertar sexual de un joven llamado Elliot Tiber (encarnado con mucha sensibilidad por Demetri Martin), residente en el hotel familiar de sus padres, el cual fue un factor crucial para que el festival de Woodstock se convirtiera en una realidad. De acuerdo a su director, ninguna toma de archivo fue utilizada en su película y todo el vello púbico es real.    

31. Frank

Lenny Abrahamson – 2014

Pues este tipo que usa una cabeza gigante cartón tiene un innegable talento musical, una banda unida y probablemente no tenga planes diferentes a explorar sonoridades y armonías, la idea del éxito y de superar la reclusión no lo atraen, hasta que un fracasado incapaz de componer una canción empieza a ser parte de la banda y a tratar de influir en “la carrera” de Frank (encarnado por un Michael Fassbender con la cara oculta), interrumpiendo un flujo de ruido libre que provenía de una alineación conectada “galácticamente”. No olviden esa gran canción pop My Most Likable Song Ever. 

32. That Thing You Do!

Tom Hanks – 1996

El debut como director del protagonista de Forrest Gump y Philadelphia es un sentido homenaje a los one-hit wonders, aquellos artistas que, por causas del destino, mala suerte o falta de talento, no lograron trascender al éxito logrado por una sola canción. La banda escogida por Hanks pertenece a la ficción y se llama The Wonders. La canción le da título a la película y fue compuesta por Adam Schlesinger, bajista de Fountains Of Wayne (quien falleciera recientemente, víctima del coronavirus). Esta fue la película que convirtió a Charlize Theron en estrella y, curiosamente, That Thing You Do es la única canción de The Wonders en figurar en los listados de Billboard, ocupando la casilla No. 41 en 1996. 

33. Rockstar

Stephen Herek – 2001

Todo fan tiene ese sueño, por algún motivo el vocalista de la banda no puede tocar y le piden a alguien de la audiencia que suba al escenario y cante. Unos compases después un estadio lleno de gente frenética corea tu nombre, las chicas se desmayan y lanzan su ropa interior. Bueno, esta película hará sentir mejor a todos esos que fantasean con poner su actitud de estrella de rock, menear la melena y así ganarse la vida. 

34. Groove

Greg Harrison – 2000

La música electrónica no puede quedar por fuera de este conteo. En el lapso de tiempo de una noche, el director Greg Harrison nos invita a darle una mirada a la organización de un rave en una bodega abandonada en la ciudad de San Francisco en los albores del nuevo milenio. Los DJs John Digweed, Polywog, Forest Green y WishFM aparecen en esta cinta vibrante, llena de energía y que le rinde culto al éxtasis, al baile y al espíritu festivo.   

35. Be Cool

F. Gary Gray – 2005

El plan de Travolta en esta secuela de Get Shorty es aparentemente sencillo: debe lograr que la talentosa chica negra triunfe haciendo que cante como invitada en un concierto de Aerosmith, pero ¿cómo logrará convencerlos? Y, por otro lado, ¿cómo logrará librar a la chica del contrato que tiene con una disquera de mafiosos callejeros? Nada, el tipo que lo logra es Chili Palmer y este es un guion de Elmore Leonard así, que respeten y tranquilícense. La escena entre Travolta y Steven Tyler la paga.

36. Lisztomania 

Ken Russell – 1975

El poeta y ensayista alemán Heinrich Heine utilizó el término “Lisztomania” para referirse a la histeria de los seguidores del músico y compositor Franz Liszt en sus presentaciones llevadas a cabo en 1841. Ken Russell, el director de la desquiciada Tommy, vuelve a trabajar con el cantante de The Who para mostrarnos (con muchas libertades), la vida de uno de los primeros músicos en estar rodeado de groupies y escándalos. Rick Wakeman adaptó la música de Liszt para darle un toque más rockero, Ringo Starr encarna al Papa y Richard Wagner encarna al villano de la película, quien al final muere y reencarna como un zombie nazi.         

37. Backbeat

Iain Softley – 1994

Había una vez una banda procedente de Liverpool que intentaba llegar a la fama tocando su música en los clubes mugrientos de Hamburgo a comienzos de los años sesenta. Sus integrantes eran Paul McCartney, John Lennon y su mejor amigo, Stu Stucliffe, un joven con muy poco talento para la música y con un mayor talento para la pintura, quien nunca llegó a hacer parte del gigantesco fenómeno musical y cultural que generaron los Beatles. La música, interpretada por un supergrupo conformado por Dave Grohl (Nirvana), Mike Mills (R.E.M.), Thurston Moore (Sonic Youth), Don Fleming (Gumball), Dave Pirner (Soul Asylum) y Greg Dulli (Afghan Whigs), deconstruye el sonido “Beatle” para convertirlo en un maravilloso ruidoso y agresivo sonido “protogrunge”,     

38. Ladies And Gentlemen, The Fabulous Stains 

Lou Adler – 1982

Diane Lane y Laura Dern protagonizan una película sobre unas chicas con la ambición de abrirse campo en el mundo agresivo y misógino de la escena punk de comienzos de los ochenta. Esta cinta, la cual se mantuvo en la oscuridad durante años, se convirtió en todo un fenómeno de culto al presentarse en la televisión por cable, cuenta con la participación de músicos de bandas como Sex Pistols, The Clash y The Tubes y fue la inspiración de bandas de rock femeninas como Bikini Kill, Sleater Kinney y Bratmobile. 

39. Kiss Meets The Phantom Of The Park  

Gordon Hessler – 1978

Piensen en Scooby-Doo y los Power Rangers mezclados con la música y los disfraces de Kiss y se harán una idea de lo que es la película protagonizada por la agrupación conformada por Gene Simmons (The Demon), Paul Stanley (The Starchild), Ace Frehley (The Spaceman) y Peter Criss (The Catman). Este especial para la televisión producido por Hanna-Barbera,  que fue estrenado en cines bajo el título El ataque de los fantasmas, cuenta la historia de un inventor malvado que vive en un parque de diversiones y que pretende reemplazar a Kiss por robots y acabar con el parque. Es una película tan mala que al final se convierte en todo un placer culposo. Además, cuenta con la música de Kiss.

40. The Festival 

 Iain Morris – 2018

Esta película cuestionable nos lleva a las entrañas barrientas y descontroladas del festival de Leeds en 2017, de la mano de un tipo despechado. El protagonista y los creadores de la exitosa comedia The Inbetweeners, hacen uso de un mal gusto inglés, que resulta muy sofisticado comparado con las versiones norteamericanas de este tipo de comedias ligeras, de crecimiento y transformación.