fbpx

5 cosas que no sabías sobre las películas de Ocean’s Eleven

La trilogía de películas de Steven Soderbergh —protagonizadas por George Clooney, Brad Pitt y una serie actores destacados— inspiró una nueva era de películas sobre robos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Bob Marshak/Warner Bros. Pictures

El remake de 2001 de Ocean’s Eleven captura el espíritu del “Rat Pack” de la original de 1960, pero con George Clooney y Brad Pitt deambulando por las calles de Las Vegas. La aventura sobre el robo de un casino fue tan exitosa que el director Steven Soderbergh la continuó con dos secuelas, construyendo un universo entero de bandidos elegantes y billonarios malignos en el desierto de Mojave. Aquí tienen cinco datos curiosos sobre la trilogía que quizás no conozcas.

Clooney no es un fan de la versión original

Cuando le preguntaron sobre llevar los zapatos de Frank Sinatra para interpretar al ingenioso estafador Danny Ocean, Clooney dijo que piensa que la película de 1960 solo le gusta au legendario elenco. En una entrevista de 2001 con Los Angeles Times, el actor dijo bromeando “Todo el mundo dice como ‘Oh, esa es una de mis películas favoritas’ y yo siempre respondo ‘¿Acaso la has visto?’”.

Se suponía que Luke y Owen Wilson interpretaran a los hermanos Malloy

Scott Caan y Casey Affleck dieron actuaciones memorables en las tres películas como Turk y Virgil Malloy, dos hermanos que se la pasan discutiendo, pero si se hubiera llevado a cabo el plan original de Soderbergh, los hermanos Wilson hubieran interpretado esos papeles. En cambio, Luke y Owen Wilson decidieron actuar en The Royal Tenenbaums de Wes Anderson.

Fue idea de Pitt que Rusty Ryan estuviera comiendo todo el tiempo

Cada miembro del elenco llevó sus particularidades a sus papeles (y sí, eso incluye el terrible acento cockney de Basher Tarr). Pitt se dio cuenta de que debido a que la pandilla de Ocean tenía un horario tan apretado, su personaje tendría que comer comida rápida cada que pudiera. Que estuviera comiendo estos productos constantemente terminó haciendo evidente la imperturbabilidad de su personaje.

Ocean Twelve es la preferida entre las tres de Soderbergh

Ganó menos dinero que las otras dos —y no le fue tan bien con los críticos— sin embargo la segunda película de Ocean es recordada con cariño por su director. Con más libertad creativa, Soderbergh le presentó más guiños a la audiencia y experimentó con el estilo de la película de formas que la sostienen hoy en día como una mejor pieza de arte cinemático.

La escena de Matt Damon en Ocean’s Thirteen fue filmada mientras estaba grabando The Bourne Ultimatum

Una de las sutiles bromas internas de la tercera película llega en una escena en la que Linus Caldwell, el personaje de Damon, está hablando sobre su paranoia y sus múltiples alias mientras la cámara tiembla, como en una de las películas sobre Jason Bourne. No solo fue este un guiño a la franquicia de acción taquillera, sino que la escena fue filmada en uno de los días de descanso que tenía Damon de interpretar a Jason Bourne.