fbpx

Abre tus alas

Una película familiar hermosa, emocionante y conmovedora, que evita los edulcoramientos y logra transmitir su mensaje ecológico con elocuencia y efectividad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Nicolas Vanier /

Jean-Paul Rouve, Mélanie Doutey, Louis Vazquez, Dominique Pinon

Cortesía de CineplayMAX

En 1996, el director Carroll Ballard nos entregó una película preciosa llamada Volando a casa, basada en los experimentos de William Lishman y Joseph Duff sobre las aves migratorias. En ella, un padre (Jeff Daniels) y su hija adolescente (Anna Paquin), intentan dirigir a una bandada de gansos huérfanos hacia el sur.

Ahora, el senegalés Nicolas Vanier, un explorador y defensor del medio ambiente convertido en director de películas familiares sobre animales (Loup, Belle Et Sebastian), nos trae un trabajo muy similar a la historia contada por Ballard, en Abre tus alas, una película inspirada en el científico Christian Moullec, un hombre cuyo espíritu guarda muchas similitudes con el de Vanier.

Moullec emprendió un proyecto destinado a salvar a los gansos enanos, una especie en vía de extinción debido a los peligros que estas aves tienen que enfrentar en su ruta migratoria (contaminación visual, cazadores furtivos, edificios y demás). El científico diseñó una nueva ruta y, al igual que Thomas Alden, el científico de Volando a casa, Moullec pensó en criar a una bandada, y volar con ella montado en un pequeño vehículo ultraligero diseñado por él. 

Las similitudes no se detienen aquí, ya que Christian (interpretado aquí por el actor Jean-Paul Rouve), recibe en su hogar y laboratorio ubicado en el campo de Saint-Romans, a Thomas, su hijo adolescente (Louis Vazquez), quien vive en la ciudad con su madre Paola (Mélanie Doutey) y con el nuevo novio de ella. Al principio, Thomas se muestra displicente con su padre y el experimento no despierta su interés. Pero poco a poco, el joven comenzará a encariñarse con los gansos y será él quien terminará acompañándolos en su viaje y viviendo numerosas aventuras. 

El público cínico pensará que Abre tus alas es una película cursi y edulcorada que busca transmitir un mensaje ecológico a los niños. El mensaje es transmitido con elocuencia y efectividad, pero lo cierto es que esta película, pese a la inevitable comparación con Volando a casa, logra ser tan emocionante, conmovedora y bella como su predecesora.