fbpx

Arkansas

Dos narcotraficantes de poca monta se ven envueltos en líos, en una película protagonizada por el hermano de Thor, y dirigida y coprotagonizada por el chico de la comedia Un loco viaje al pasado
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Clark Duke /

Liam Hemsworth, Clark Duke, Eden Brolin, Vince Vaughn, John Malkovich, Vivica A. Fox, Michael Kenneth Williams

Si le gusta el sentido del humor del cine de los hermanos Coen y las estructuras fragmentadas del cine de Tarantino, esta película es para usted.

Cortesía de Lionsgate

El actor Clark Duke (The Office, Hot Tub Time Machine) dirige su primer largometraje, que también protagoniza y cuyo título es el nombre del lugar que lo vio nacer. 

Arkansas es una cinta heredera de Pulp Fiction, en la que se desarrollan dos historias paralelas sobre criminales, las cuales llegan a converger. La primera es narrada por Kyle (Liam Hemsworth), un narcotraficante de poca monta que se une a Swin (Duke), un hombre de apariencia y actitud relajada, y quien se convierte en novio de Johnna, una particular enfermera interpretada por Eden Brolin, la hija del actor James Brolin. 

Kyle y Swin trabajan para el protagonista de la segunda historia, un hombre conocido como Frog (Vince Vaughn), pero no conocen a su jefe. Los dos reciben órdenes de su intermediario, un hombre llamado Bright (John Malkovich), quien los presenta como aprendices de guardabosque. En realidad, el par de perdedores tiene una tarea en apariencia simple: recibir periódicamente unos paquetes entregados por una mujer que se hace llamar Her (Vivica A. Fox) y llevarlos a su destinatario. Sobra decir, que el destino hará que Kyle y Swin se vean envueltos en un enredo que pondrá en peligro sus vidas.

Por medio de flashbacks, conoceremos la historia de Frog, un hombre que da inicio a su carrera criminal trabajando para Almond (Michael Kenneth Williams), pero quien luego se convertirá en su propio jefe y contratará a un par de rudos gemelos, para que se conviertan en su mano derecha.    

La película de Duke, quien también coescribió el guion basado en el libro de John Brandon publicado en el 2008, consiste en una puesta en escena rocambolesca y de estructura fragmentada, que se apoya en diálogos irónicos, un sentido del humor negrísimo y una que otra escena de violencia, que además del cine de Tarantino, también nos recuerda a las películas Fargo, The Big Lebowski y No Country For Old Men de los hermanos Coen. 

Los amantes del cine neo-noir acerca de maleantes que quieren hacer algo con su vida y cuya ambición los mete en problemas, encontrarán fascinante a Arkansas. Puede que no sea una propuesta muy original, pero está llena de fuerza, estilo y buenas actuaciones.