fbpx

Chris Evans en pantalones menos ajustados

Defending Jacob de Apple TV+ nos da la oportunidad de ver al Capitán América atrapado en una densa paradoja moral, no en “expandex”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Chris Evans y Betty Gabriel en Defending Jacob.

Cortesía Apple TV+

Chris Evans no tiene problema con las respuestas sencillas, logra hacerlas elocuentes con una sonrisa resignada, muy similar a las que tenemos que asumir todos los que debemos aprender a hacer el mismo trabajo en un mundo muy distinto. Lo vemos a través de la ventana del encuentro virtual exclusivo para prensa, allí está acompañado a la distancia por su coestrella en este proyecto, la encantadora actriz inglesa Michelle Dockery. 

Con respecto al futuro del cine para superhéroes, las grandes superproducciones de Hollywood y de la imagen de los seres todopoderosos que cobijados en barras y estrellas salvan galaxias, Evans es muy claro: “No tengo la menor idea, ni siquiera puedo imaginarme la forma en que podremos hacer nuestro trabajo en los próximos años y meses, pero estoy seguro de que encontraremos una forma”. 

Rápidamente pasamos al presente. Defending Jacob es una nueva serie en la que Evans interpreta a un exitoso fiscal, quien debe asumir la defensa de su hijo, involucrado en el asesinato de otro joven. El papel es muy diferente a las comedias ligeras y sagas heroicas con las que Evans puede ser vinculado, el resultado luce en la pantalla como una prueba que el actor de 38 años ha superado. 

Al referirse a cómo los héroes tienden a sacrificarse por otros y la paradoja con el caso del personaje que interpreta Evans en Defending Jacob responde: “Es una cuestión moral profunda, un cuestionamiento que va más allá de la dicotomía entre el deber y la familia, tiene que ver con traicionar tus principios y, más allá de todo, tiene que ver con algo que nuca quisiéramos enfrentar como es tener que desconfiar de tu familia.” 

Michelle Dockery, la coestrella que interpreta a la esposa de Chris –a quien recordamos por su magnífica presentación como Lady Mary Crawley en Downtown Abbey-, complementa muy bien la opinión del actor; ella señala como “sentimos crecer la intensidad de la serie, en un viaje que va de la normalidad a la tormenta, que tiene su origen en la sensación de experimentar cómo la vida común se transforma y cómo esto nos arroja a un mundo nuevo en el que debemos encontrar un nuevo sentido”. Chris define a Laurie, el personaje de Michelle, como “la verdadera heroína en esta historia”, él simplemente “se quiebra” y transita entre la culpa y la pena. 

Defending Jacob llega a las audiencias atrapadas por el COVID-19 a través del streaming que se ha convertido en el superhéroe en cuestiones de entretenimiento para un mundo en cuarentena. Con respecto a la idea de ¿por qué hacer sufrir más a las personas con una historia ante la que es inevitable preguntarse, realmente soy un buen padre o debo ser primero una buena persona? Michelle concluye: “Antes que nada, estamos fascinados por la condición humana, el éxito de Defending Jacob radica en que te hace pensar realmente en qué harías ante una circunstancia límite como esta, para responder esas preguntas importantes debemos ir hacia lugares incómodos, atravesar caminos difíciles. Hay una verdad más profunda y es que hay muchas emociones brutales que debes enfrentar cuando eres padre”.