fbpx

Cowboys de Filadelfia

Si usted ya conoció a los nómadas estadounidenses, prepárense para conocer a los vaqueros urbanos afroamericanos, en este drama basado en la realidad y protagonizado por Idris Elba
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ricky Staub /

Idris Elba, Caleb McLaughlin, Method Man, Lorraine Toussaint

Cortesía de Netflix

Además de su función de entretener, el cine también sirve como una ventana que nos permite descubrir nuevos mundos. Esta es la función principal de la ópera prima de Ricky Staub y protagonizada por Idris Elba, que nos invita a darle un vistazo a la fascinante subcultura de los establos y jinetes afroamericanos ubicados en los barrios marginales al norte de Filadelfia. 

Staub y el guionista Dan Walser, utilizan la estructura de un drama tradicional (un adolescente problemático es dejado por su desesperada madre al cuidado de su padre y en el camino aprende a ser una mejor persona), para mostrarnos lo que es ese mundo real de personas que perpetúan la tradición de los vaqueros de antaño, muy cercana a la subcultura de nómadas que la cinta ganadora del Óscar de Chloé Zhao supo retratar muy bien.

Al igual que en Nomadland, veremos a los actores profesionales mezclarse con los actores naturales procedentes de este mundo de vaqueros urbanos. Y su director usará a la figura del joven Cole (Caleb MacLaughlin de la serie Stranger Things) como la persona que nos introducirá a ese universo peculiar de establos insertados en medio de edificios. Idris Elba interpretará a Harp, el padre de Cole quien, con muy pocas palabras, le enseñará a su hijo lo que significa ser un verdadero vaquero        

Como es de preverse, Cole al principio se resiente de un padre que no conoce, de un contexto que no comprende y que siente ajeno, y encontrará un refugio equivocado en Smush (Jharrel Jerome de la miniserie When They See Us), un joven que busca obtener dinero por el camino de la delincuencia.    

Pero el verdadero valor de Vaqueros de Filadelfia no está en la historia del adolescente redimido, sino en el retrato de una comunidad que se encuentra al borde de la extinción y que hace parte de una hermosa tradición que no puede ni debe morir.