fbpx

Del otro lado

El director Iván Guarnizo utiliza al cine como medio para encontrar respuestas al absurdo de su tragedia personal y encontrar el perdón a quienes fueron los autores de la misma
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Iván Guarnizo /

Cortesía de Gusano Films

Beatriz Echeverry, la madre del director de este documental, estaba de vacaciones junto con su primo en las selvas de Guainía, cuando fue secuestrada por la guerrilla de las FARC. Sus hijos sufrieron todo un infierno sin saber poco o nada sobre ella, hasta que pudo por fin regresar a casa luego de 603 días de cautiverio. Siete años después, la mujer moriría víctima de un cáncer. 

Beatriz Echeverry le dejaría a su familia un diario donde describe los días que pasó secuestrada, y no alcanzaría a ser testigo de la firma de los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC realizada en el 2016, pero sus dos hijos sí. Es así que Iván y su hermano Papeto se embarcan en una misión inspirada por el histórico evento: Buscar a las personas que secuestraron y mantuvieron en cautiverio a su madre, para hablar con ellos y buscar el perdón.

En Del otro lado, un trabajo que demoró más de 15 años en realizarse, vamos a ver a tres hombres hablando de sus sentimientos: Por un lado, están los hijos de la madre secuestrada, y por el otro estará Güérima, un exguerrillero de las FARC, con el nombre del poblado donde lo reclutaron de niño, y quien fuera el encargado de cuidar a Beatriz cuando estuvo en cautiverio.  

Este es un trabajo poderoso y muy conmovedor que, al convertir a un largo y arduo conflicto (así como al diálogo y la reconciliación que llegó muchos años después), en un caso íntimo y personal, permite tratar de entender la historia de un país que por muchos años ha sido el escenario de una guerra tan violenta como absurda.