fbpx

Desde Brasil, Todxs Nosotrxs profundiza en la libertad de género

La nueva serie de HBO explora la vida de un personaje no binario, un homosexual y una afrodescendiente feminista
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Clara Gallo (Rafa), Julianna Gerais (Maia) y Kelner Macedo (Vini) en Todxs Nosotrxs.

Cortesía HBO

En las pantallas se han normalizado los personajes homosexuales y, hasta un punto, trans (en Colombia tuvimos a Endry Carreño como Laisa Reyes hace ya 15 años y Daniela Vega dio un golpe en la mesa con su papel en la película chilena Una mujer fantásica). Junto a esta normalización, también ha cambiado la forma de verlos. Si antes tenían un rol más bien chistoso y ligero, incluso en un tono de burla, ahora llevan más peso en las historias. 

Un caso conocido y reciente es el de Lachlan Watson, quien interpreta a Theo Putnam en El mundo oculto de Sabrina. El personaje comenzó llamándose Susie, pero en el transcurso de la segunda temporada pasó a ser Theo. Watson, además, se ha identificado como un persona no binaria.

¿Qué quiere decir esto? La serie brasileña Todxs Nosotrxs de HBO profundiza en la vida de une protagonista no binarie y lo explica muy bien en el primer capítulo. Rafa, quien nació como Rafaella, se muda a Sao Paulo para vivir con su primo Vini, convencide de que él le entenderá mejor porque es homosexual. Maia comparte apartamento con Vini, y termina siendo la que mejor comprende a Rafa por sus estudios de género en el feminismo.

“Yo no soy tu prima porque no soy muchacha, soy une muchache. Y eso, técnicamente me hace tu prime”, le dice Rafa, quien tampoco es un muchacho, a Vini cuando la llama prima.

“¡Esto suena muy mamerto! ¡Y este artículo hasta está escrito con palabras en lenguaje incluyente!”, gritarán algunos. Pero esperen ahí. La serie hace un trabajo genial al equilibrar esa realidad social que muchos no entienden, explicándola con pocas palabras y más imágenes, más vivencias. Además, tiene su dosis de buen humor. No son chistes tontos u ofensivos, pero tampoco de académicos de estudios de género.

“Es curioso el término que se utiliza de comedia dramática, pero me parece muy bueno porque le da un gusto diferente al trabajo”, dice Clara Gallo, quien interpreta a Rafa, en entrevista con ROLLING STONE. “Me encanta el ritmo que tiene. No cansa, pero al mismo tiempo uno puede hablar de temas serios. Ese término comedia dramática, al fin y al cabo, representa la vida”.

El tema del lenguaje incluyente está presente en toda la serie, incluso desde el título. Para el elenco fue un desafío porque es cambiar la forma de hablar. Pero eso es lo que lo hizo especial para ellos, porque que tenían que detenerse y pensar antes de decir los diálogos. 

Ese juego con las palabras también es utilizado con algo de humor, sobre todo con Vini, que al comienzo no entiende muy bien cómo llamar a su prime. La escena en la que ambos están caminando por la calle y Rafa le explica que hay cosas que varían dependiendo de cómo se siente ese día, también es un momento en el que ambos fortalecen su lazo a través del idioma

Cortesía HBO

En el cine y la televisión se ha discutido en los últimos años sobre la representación transgénero en las pantallas por partes de intérpretes cisgénero (significado: quienes se identifican con el sexo con el que nacieron). Por ejemplo, ¿por qué Eddie Redmayne actuó como un personaje transgénero en The Danish Girl? ¿Acaso no había intérpretes trans que pudieran ejercer ese papel?

Clara no es una persona no binaria, y eso la llevó preguntarse al comienzo si este rol era para ella. “Descubrí mucho sobre mí tratando de profundizar en el tema. De hecho estoy buscando un género para mí, porque tampoco me defino como cis”, revela. “Pero en la actuación uno interpreta a personas diferentes y lo ideal es tratar de entregarse de verdad. Entiendo la crítica y tiene sentido, tiene que ver con la representatividad. Es bueno que exista esa pregunta porque así podemos dialogar, discutir y descubrir cosas nuevas”.

La relación de Rafa y Maia es muy distinta a la que tiene con Vini. Maia termina convirtiéndose en una especie de madre (hasta el momento, no conocemos a la mamá de Rafa en la serie. Solo a su papá y su madrastra) y le ayuda a ver la cosas desde otro ángulo.

“Lo que la serie hizo fue algo que me encantó. Cuando Rafa se da cuenta de que es una persona oprimide y la pasa mal con el padre, no deja de ser una persona blanca y con privilegios. Eso es interesante”, dice Julianna Gerais, quien actúa como Maia. “A veces Maia parece una profesora o una madre porque regaña a Vini y Rafa. Dice que hay que tomarse las cosas en serio para que todos tengan sus derechos asegurados y respetados”.

El solo hecho de trabajar en una serie que explora temas que para algunos no son cotidianos, llevó al elenco a preguntarse nuevas cosas del mundo por fuera de la pantalla. Gerais asegura que esta experiencia la cambió. Nunca había pensado ni utilizado el lenguaje incluyente, tampoco había profundizado en la vida de las personas trans. 

“Pudimos imaginar nuevos mundos y perspectivas. Personalmente tuve que reflexionar sobre mi rol en las militancias, porque sabemos que Maia cree y vive la militancia feminista, vegana, el movimiento negro”, dice Gerais. “Y me di cuenta de que yo, Julianna, estaba demasiado cómoda en mi posición”.

Cortesía HBO

Todxs Nosotrxs viene del país donde hay más asesinatos de personas trans en el mundo. De acuerdo a un informe de la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (Antra), en 2019 mataron a 124 personas, y Sao Paulo, donde sucede la serie, fue el estado con más crímenes. Según el diario El País, la expectativa de vida de esta comunidad en Brasil es de apenas 35 años.

“Acá la gente lucha para vivir como quieren, como se sientan cómodas”, dice Clara. “Hay mucha lucha de la comunidad LGBTQ+, y ahí surgen cuestiones terribles como la agresión. En los últimos años creo que nos hemos abierto un poco más, pero todavía hay mucha opresión. La serie precisamente quiere mostrar que estas personas existen, con momentos buenos y malos, pero que existen”.

Julianna añade para concluir que “en general, en Brasil y en el mundo se está hablando más del tema. Hay muchas opiniones, gente en contra y a favor, pero al menos se está discutiendo. Hablamos de ser LGBT, de ser trans, de ser negra, de racismo. Antes, por ejemplo, se decía que en Brasil no había racismo. Pero sí que lo hay, solo que está escondido. Cuando estos temas aparecen, es muy bueno que se discutan y que todos entiendan cómo es el sufrimiento de estas minorías”.