fbpx

Estación Zombie 2: Península

Puede que la secuela de Tren a Busan mantenga a su mismo director y protagonistas, pero no logra mantener el alto nivel de su predecesora
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Yeon Sang-Ho /

Gang Dong-won, Jang So-yeon, Kim Do-yoon, Koo Gyo-hwan, Kim Min-jae

Cortesía de Corazón Films

En el 2016, el director Yeon Sang-Ho rejuveneció sorpresivamente el agotado género de los muertos vivientes con Estación zombie, una cinta llena de adrenalina en la que los zombies hacen de las suyas en un tren rumbo a la península de Busan. La crítica social inherente a esta cinta (así como a su precuela animada, Tren a Seúl), guarda una estrecha conexión con Snowpiercer, otra cinta de terror apocalíptico con un tren como protagonista, la cual fue adaptada de la novela gráfica del mismo nombre por Bong Joon Ho, el director coreano ganador del Óscar por la película Parásito. 

Sin embargo, el comentario sobre las clases sociales utilizando a los zombies como metáfora (algo que George A. Romero tuvo en cuenta desde su película fundacional La noche de los muertos vivientes), es reemplazado por una historia más cercana a las películas de desastre de Roland Emmerich, a las adaptaciones cinematográficas del libro Soy leyenda de Richard Matheson y a Guerra Mundial Z (otra película sobre zombies basada en el libro de Max Brooks). 

El prometedor inicio (que guarda mucha similitud con los orígenes de la pandemia causada por el COVID-19), vuelve a poner como protagonista a Jung-seok (Gang Dong-won), el soldado que sobrevivió al ataque zombie junto con su hermana (Jang So-yeon), su cuñado Chul-min (Kim Do-yoon) y su sobrino Dong-hwan (Moon Woo-jin). Sin revelar mucho, hay que decir que Jung-Seok y Chul-Min terminan aceptando una misión suicida, la cual implica regresar a Busan para recuperar 20 millones de dólares, los cuales se encuentran en un camión abandonado. 

Los mercenarios que los contratan, les dicen que los estarán esperando en un barco apenas cumplan con su misión y que deben actuar de noche, ya que los zombies no pueden ver en la oscuridad. Sin embargo, el principal problema para nuestros protagonistas no son realmente los muertos vivientes que habitan la península de Busan, sino un ejército de sobrevivientes llamado la Unidad 361, liderada por el egoísta y ambicioso Capitán Seo (Koo Gyo-hwan) y el cruel y malicioso Sargento Hwang (Kim Min-jae). Esta Unidad lleva a cabo un violento espectáculo, en el que varios hombres son sometidos y obligados a enfrentarse a los zombies en una especie de arena, que nos recuerda a la cúpula del trueno de la tercera parte de Mad Max. 

El director Yeon Sang-ho, todavía logra algunos momentos emocionantes y aterradores, pero esta secuela carece de originalidad, fuerza y subtexto. Estación zombie 2 es una película cansada y poco emocionante, que le hace honor al refrán que dice “que las segundas partes nunca fueron buenas”.