fbpx

I May Destroy You, televisión de frente contra el abuso sexual

Hablamos con Weruche Opia, una de las protagonistas de la serie inglesa que cuenta con crudeza y sin adornos lo que es pasar por una violación
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
De izquierda a derecha: Terry (Weruche Opia), Arabella (Michaela Cole) y Kwame (Paapa Essiedu).

Cortesía HBO

En una época en la que las plataformas digitales están inundadas de historias adolescentes en la que la calidad se deja a un lado para hacerle un hueco a la proliferación de personajes poco interesantes, hay shows que no pasan por la misma cantidad de reflectores o tendencias en redes sociales, sobre todo en América Latina donde consumimos una cantidad inmensa de productos nacionales y extranjeros. 

Entre todos los catálogos de los servicios streaming, es posible que se nos pase una que otra serie que vale la pena ver y muchas que es mejor nunca empezar. Es una lástima cuando sucede lo primero, porque hay shows con muchísimo valor que deberían generar más discusión, que son una estaca de crudeza y realidad que la sociedad necesita recibir. I May Destroy You de HBO es uno de esos casos que no deben pasar sin hacer ruido.

La serie británica fue creada, producida y coescrita por Michaela Coel, quien interpreta a Arabella Essiedu, una twittera que saltó al estrellato en las redes sociales hasta convertirse en un símbolo millennial. Mientras escribe su segundo libro, por un contrato que se ganó a partir del ruido que hizo con el pajarito azul, se manda una de esas noches de locura que involucran trago, marihuana y cocaína. En medio de la mente enlagunada, Arabella recuerda la imagen de un hombre encima suyo, follando.

Sus amigos Terry (Weruche Opia) y Kwame (Paapa Essiedu) le ayudan a reconstruir qué pasó ese día, mientras surgen un montón de preguntas que únicamente hacen sentir a Arabella como si esto fuera culpa suya. ¿Qué dirá la gente?, ¿qué van a pensar de mí?, ¿qué tan culpable soy de esto?, son algunas dudas que asaltan la mente de la protagonista.

Pero I May Destroy You no solo muestra lo complicada que es una situación de una mujer víctima de una violación y el miedo social que conlleva denunciar, sino también qué pasa con el abuso a los hombres. Kwame utiliza Grindr para tener aventuras de una noche. En uno de esos encuentros acaba siendo víctima de abuso sexual, pero a diferencia de la empatía que tuvieron las dos agentes que están con el caso de Arabella, el oficial que escucha a Kwame no sabe cómo tratar una situación tan delicada como esta, e incluso se burla de él.

En el medio de ambos casos, Terry es la mejor amiga que los apoya en las buenas y en las malas. La amistad entre Arabela y ella es fundamental para que la protagonista salga y denuncie. “Conocí a Michaela antes de la audición, pero cuando entramos a leer tuvimos una química instantánea, y eso se transmitió a la pantalla, que es genial”, nos cuenta Opia desde Inglaterra a un grupo de periodistas de todo el planeta.

La serie es tan cruda como el mundo en el que vivimos, con cosas comparables a lo que dicen las noticias. Biagio (Marouane Zotti), un italiano que está en una relación con Arabella, la regaña por no estar pendiente de su trago después de contarle que se lo envenenaron la noche de la violación. Es el mismo tipo de comentario idiota que señala en un caso de abuso sexual a una veinteañera por usar un vestido corto, en lugar del monstruo que cometió la violación.

“Es muy importante que se hablen de los temas de la serie, que la gente se siente identificada y que digan que se siente real”, dice Opia. “Es muy bueno que aprecien tu trabajo, pero sobre todo que puedan decir la verdad y hablarlo”.

En Bogotá he tenido conversaciones con amigas que han sido manoseadas en el Transmilenio, que han visto cómo son morboseadas en el transporte público. “Es que tú nunca vas a saber qué se siente, la impotencia de no saber qué hacer”, es una frase que se ha repetido en esas charlas. Y es verdad: nunca me ha pasado, no tengo ni idea de cómo es vivir eso. La forma en la que I May Destroy You cuenta la historia de Arabella y Kwame, sirve mucho para entender esa frase, para generar empatía en un país donde hasta en la Corte Constitucional salen denuncias de acoso sexual.

I May Destroy You tiene más peso cuando se sabe que la historia está basada en las experiencias que Michaela ha tenido a lo largo de su vida. “Era consciente de lo respetuosa que debía ser, porque estos son temas que afectan a la gente en el mundo real”, confiesa Opia, quien además aprendió mucho sobre las diferentes clases de abuso sexual que existen. “Hay muchas áreas grises que la gente no conoce, situaciones que uno no sabe que clasifican como abuso sexual. Pero sobre todo aprendí la importancia del consentimiento”, añade la actriz con raíces nigerianas. “Ahora estoy mucho más atenta al ver qué es lo correcto y qué es lo que está mal”.

En medio de las protestas contra el racismo en el mundo entero y lo grande que se ha convertido el movimiento Black Lives Matter, I May Destroy You también carga la bandera de los creadores afrodescendientes en la televisión. “Es muy importante e inspirador ver a una mujer negra que escribe, dirige, produce y actúa en su propia serie. Es increíble poder demostrar que sí es posible”, comenta Opia. “Espero que con esta puerta que abre Michaela nuestras voces sean mucho más escuchadas”.

Los últimos meses han sido una locura en todos los continentes. Pero eso no ha detenido a la gente que quiere y debe ser escuchada. Las protestas contra el racismo en Estados Unidos, contra el totalitarismo en Rusia, las voces que piden a gritos ayudas en Colombia. I May Destroy levanta la voz por los que han sufrido de abusos sexuales y les dice que no están solos ni solas. Esta no es una serie para pasar el rato y reírse, sino para sentarse y digerirla, para crear empatía; es cruda y real. Este es el tipo de shows que tenemos que ver para que, en serio, el mundo mejore una vez se acabe todo esto.

Previous
Next