fbpx

La crítica cinematográfica colombiana pide ayuda a gritos

Kinetoscopio, la publicación de cine más antigua de colombia necesita el apoyo de sus lectores
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Adrien Olichon

Antes de la crisis Kinetoscopio estaba en crisis. Tras 31 años de publicación ininterrumpida la revista de cine más importante y longeva de Colombia estaba viendo las cosas duras, sin embargo, no se planteaban la idea de desaparecer, por el contrario, la crisis económica los afianzaba en sus principios de independencia, como asegura el comunicado que invita a los amantes del cine a apoyar el crowdfunding con el que buscan salvar la publicación:

“En estas tres décadas hemos atravesado muchas (crisis) y las hemos sobrellevado manteniendo una esencia, una independencia gubernamental, una línea, una periodicidad, unas posturas, unas personas que escriben desde ellas, una calidad de impresión, de textos. Sin convertirnos en un medio noticioso, sin renunciar a nuestros tiempos, sin censurar, sin ceder a la inmediatez, a la digitalidad, a la celebridad, a la viralidad, a la propaganda. Salvo esas cosas, lo hemos hecho todo para continuar con la revista.”. 

El comunicado firmado por Juan Carlos González editor del medio hace parte de la página de Vaki en donde se canalizan los aportes de los seguidores, a quienes se les plantean tres paquetes de recompensas por aportes de 20, 50 y 100 mil pesos.  Los amantes del cine pueden ingresar al siguiente enlace: https://vaki.co/es/vaki/revkinetoscopio

Las voces de apoyo y los aportes económicos de cineastas y cinéfilos no se han hecho esperar. Kinetoscopio es reconocida como un motor crítico que desde Antioquia ha alimentado no solo la publicación de textos y reflexión sobre el cine, también se han involucrado decididamente en la realización de eventos cinematográficos y académicos ligados generalmente con el Centro Colombo Americano de Medellín. En sus 128 números, editados desde 1990 han sido una plataforma para críticos y cineastas independientes.