fbpx

La cultura de la cancelación no perdona a nadie, incluso si se trata de Johnny Depp

“Este tipo de cosas no solo me suceden a mí” declaró el actor antes de recibir el reconocimiento al legendario premio Donostia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
“Todo esto está tan salido de casillas que ya nadie está a salvo, ninguno de ustedes” aclaró el intérprete.

Europa Press via AP

Antes de ser homenajeado por sus compañeros en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, Johnny Depp advirtió sobre los peligros de la cultura de la cancelación, diciendo: “Nadie está a salvo”. 

Según informa Variety, los comentarios de Depp se produjeron durante una rueda de prensa antes de recibir el Premio Donostia, que se entrega cada año a una serie de cineastas e intérpretes (entre los ganadores anteriores se encuentran Denzel Washington, Sigourney Weaver, Julia Roberts, Meryl Streep e Ian McKellen). Cuando se le pidió su opinión sobre la cultura de la cancelación y el papel de las redes sociales en ella, Depp la calificó de “situación compleja” y la describió como “esta prisa instantánea por juzgar basada esencialmente en lo que equivale al aire contaminado que se exhala”. 

El intérprete también aclaró que: “Está tan fuera de control ahora que puedo prometerte que nadie está a salvo. Ninguno de ustedes. Ninguno de ustedes… mientras alguien esté dispuesto a decir una frase. Basta con una frase y ya no se tiene en cuenta nada más. Ya no hay más escrúpulos”.

Por otra parte, Depp se ha visto envuelto en un escándalo relacionado con las acusaciones de malos tratos formuladas por su ex esposa Amber Heard. El pasado mes de noviembre, Depp perdió una demanda por difamación contra el tabloide británico The Sun, que se refirió a él como un “maltratador de mujeres” en un artículo sobre él y Heard. El juez que supervisa el caso consideró que las afirmaciones del periódico de que Depp era abusivo con Heard eran “sustancialmente ciertas”.

No obstante, tras la sentencia, Depp renunció, a instancias de Warner Bros, a su papel en la serie Fantastic Beasts, mientras que el estreno en Estados Unidos de su reciente película Minamata quedó en suspenso (debutó en los cines de otras partes del mundo). Sin embargo, Depp sigue haciendo un trabajo estable para la serie infantil de animación Puffins y su aceptación del Premio Donostia no se vio desbaratada por las protestas.

Por último, en la rueda de prensa previa a la celebración por ser uno de los ‘actores más talentosos y versátiles del cine contemporáneo’, Depp dijo: “No sólo me ha pasado a mí. Le ha pasado a mucha gente. Este tipo de cosas les ha pasado a mujeres, hombres y niños que han sufrido diversos tipos de contratiempos y, lamentablemente, en un momento dado, empiezan a pensar que es normal…. Yo creo que si uno está armado con la verdad, entonces eso es todo lo que necesita. No importa si un juicio… se ha tomado alguna licencia artística” concluyó el intérprete.