fbpx

La red avispa: de una realidad de espionaje a la pantalla grande

El director de Las horas del verano, Viaje a Sils María, Fantasmas del pasado y Doble vida nos entrega una elegante historia de espías basada en hechos reales, hablada en español y con un elenco de primera categoría
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Olivier Assayas /

Édgar Ramírez, Penélope Cruz, Wagner Moura, Ana De Armas, Gael García Bernal, Leonardo Sbaraglia

Dos pilotos de avión cubanos desertan a los Estados Unidos, en una película de espionaje magistralmente dirigida por el mismo autor de la miniserie Carlos.

Netflix

El prestigioso director francés Olivier Assayas vuelve al terreno del espionaje (donde mostró su dominio con la miniserie Carlos) con la adaptación del libro Los últimos soldados de la guerra fría del periodista y escritor brasileño Fernando Morais, publicado en 2011. 

Ambientada a mediados de los 90, La red avispa es, como toda buena película de espías, un trabajo lleno de giros sorpresivos, los cuales es mejor no revelar aquí. Basta decir que sus protagonistas son René González (interpretado por el protagonista de Carlos, Édgar Ramírez), un piloto de avión cubano quien, sin decirle nada a su esposa Olga (Penélope Cruz), decide desertar a los Estados Unidos y radicarse en la ciudad de Miami. El otro hombre en esta historia es Juan Pablo Roque (Wagner Moura), otro piloto y héroe militar cubano, quien decide nadar hasta la base de Guantánamo para pedir asilo político y luego, contraer matrimonio en Miami con la bella Ana Margarita (Ana de Armas, volviendo a actuar junto a Moura, luego de la estupenda Sergio). 

Olga no le perdona a su marido que se haya convertido en un traidor a la patria y que la haya dejado sola con Irma, su pequeña hija. Ana Margarita sospecha que Juan Pablo, con su auto de lujo y su reloj costoso, esté ocultando algo. Radicado en los Estados Unidos, René se une a Hermanos al Rescate, un grupo de exiliados cubanos y oponentes al gobierno de Castro, liderado por José Basulto (Leonardo Sbaraglia), que ayuda a los balseros e invade el espacio aéreo de Cuba para difundir propaganda anticastrista. Hermanos al Rescate posee nexos con la FNCA (Fundación Nacional Cubano Americana), liderada por Jorge Mas Canosa y financiada por el exagente de la CIA y exiliado cubano Luis Posada Carriles. Pero René también se entera de que dichas organizaciones a su vez tienen nexos con el narcotráfico.

Entra en escena Manuel Viramontez (Gael García Bernal), y es aquí donde la película da un maravilloso vuelco. Assayas, canalizando al Hitchcock de Sabotaje, Cortina rasgada y Topaz e inspirado en la serie de televisión The Americans, maneja los tiempos de su cinta con maestría, para contarnos en qué consistió la denominada “Red avispa” y para transformar las alianzas y simpatías de los espectadores con los personajes. 

Esta es una película de espías que posee los principales rasgos del género: traiciones, mentiras, atentados terroristas, documentos secretos y micrófonos ocultos. Algunos se quejarán del ritmo pausado de la primera parte de la cinta, la cual parece no tener una estructura clara. Es a partir de su segunda mitad, donde las cosas cobran sentido y se convierte en un trabajo hipnótico, inteligente, elegante y fascinante, sellos inconfundibles de la filmografía de Assayas