fbpx

Los locos Addams

Esta famosa “familia muy normal” obtiene su primera versión animada para el cine y el resultado es una deliciosa comedia dirigida al público infantil, con muchas situaciones políticamente incorrectas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Greg Tiernan, Conrad Vernon /

Con las voces de Oscar Isaac, Charlize Theron, Chloë Grace Moretz, Finn Wolfhard, Nick Kroll, Snoop Dogg, Bette Midler, Allison Janney, Elsie Fisher

Los directores de La fiesta de las salchichas resucitan a La Familia Addams en una cinta, que aunque está dirigida a los niños, incluye muchos momentos muy graciosos y respeta a sus fuentes originales.

Cortesía UIP

En 1938, el dibujante Charles Addams creó para la revista The New Yorker a La familia Addams, una tira cómica que pretendía burlarse de los ideales de la supuesta “base de la sociedad”. Esta familia de clase aristocrática (y tal vez de origen extranjero), constantemente evidenciaba su gusto por lo macabro y aterrador, contrastando así con las “buenas costumbres” de las típicas familias norteamericanas.

En 1964, una popular serie para la televisión (con una canción inolvidable compuesta por Vic Mizzy) dio a conocer a La Familia Addams en todo el mundo. Aquí, los miembros de esta excéntrica familia obtuvieron sus nombres: Gomez (en español, Homero), interpretado por Sean Astin; Morticia (encarnada por Carolyn Jones); Wednesday (Merlina), Pugsley (Pericles), Uncle Fester (Tío Lucas), interpretado por Jackie Coogan, el compañero de Chaplin en The Kid; la abuela, y el mayordomo Lurch (Largo). Para la serie, se crearon dos nuevos personajes: una mano sin cuerpo conocida como Thing(dedos), y un ser peludo de dialecto indescifrable y gafas oscuras conocido como Cousin Itt(el Tío Cosa).

En 1991, Barry Sonnenfeld dirigió la versión para cine de esta familia “muy normal”, con el fallecido Raul Julia como Homero, Anjelica Huston como Morticia y Christopher Lloyd como el Tío Lucas. El éxito de la cinta llevó a una secuela (también dirigida por Sonnenfeld) llamada Addams Family Values. También existen dos series animadas: una de 1973 y la otra de 1992, así como una terrible película “directo a vídeo” de 1998, un pésimo intento de resurrección de la serie original de 1998, y una obra de teatro musical del 2009.

Ahora es el turno para Greg Tiernan y Conrad Vernon (autores de esa maravillosa película animada para adultos llamada La fiesta de las salchichas), de volver a llevar a la pantalla grande (y por primera vez de forma animada) a La Familia Addams. El resultado es una refrescante cinta dirigida al público infantil, que incluye numerosas situaciones políticamente incorrectas, lo que, en últimas, constituye el encanto de estos personajes.

En esta nueva versión, ambientada en la actualidad, conoceremos por fin cómo fue el día de bodas entre Homero (Oscar Isaac) y Morticia (Charlize Theron), cómo conocieron al mayordomo Largo (Conrad Vernon), y cómo terminaron viviendo en su particular casa (todo un personaje en sí misma). Los amantes de Dedos, el Tío Lucas (Nick Kroll), la Abuela (Bette Midler), el Tío Cosa (¡Snoop Dogg!) e inclusive del Espíritu de la casa, el león (Kitty Kat), el pulpo (Aristóteles) y la planta carnívora (Cleopatra), no se defraudarán. Y los niños Merlina (Chloë Grace Moretz) y Pericles (Finn Wolfhard de la serie Stranger Things), quienes a menudo se robaban el show, aquí también ocupan un lugar muy destacado en la historia.

Sin revelar mucho, se podría decir que el mensaje de tolerancia a la diferencia y de ataque a la xenofobia (que viene desde los cómics) todavía está vigente y que tal vez ahora sea mucho más pertinente que antes. Pero, en últimas, la tres líneas narrativas que componen la cinta: la primera en la que Margaux Meddler (Allison Janney), una mujer que protagoniza un reality showsobre remodelación de casas que quiere “intervenir” la casa de los Addams a como dé lugar; la segunda sobre su hija Parker (Elsie Fisher), una adolescente que cambia de actitud al entablar amistad con Merlina; y la tercera sobre la mazurca del sable, el rito de iniciación de Pericles a la vida adulta, son tan solo un pretexto para toda una serie de situaciones realmente cómicas, las cuales fueron, en esencia, la clave para el éxito tanto de los cómics, como de la serie de televisión y de las películas de cine.

Puede ser que esta nueva versión de La familia Addams no sea una película animada de la calidad de las producciones de Pixar, pero es una cinta extremadamente divertida y fiel a su fuente original. Los seguidores de los Addams quedarán más que satisfechos, y los niños descubrirán a una familia muy difícil de olvidar que tal vez se parezca a la propia, mucho más de lo que queremos aceptar.