fbpx

Palm Springs

Andy Samberg protagoniza una comedia que parte de la misma premisa de Groundhog Day, pero que se equipara en humor e inteligencia al clásico de Bill Murray.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Max Barbakow /

Andy Samberg, Cristin Milioti, J.K. Simmons, Peter Gallagher

Un hombre es obligado a repetir el mismo día una y otra vez, y no es interpretado por Bill Murray, sino por otro exalumno de Saturday Night Live.

Cortesía de Hulu

Andy Samberg ha demostrado ser uno de los exalumnos más talentosos y originales de Saturday Night Live. Sus mini películas realizadas para el programa de televisión son auténticas joyas del humor; los temas musicales interpretados por su agrupación The Lonely Island son tremendamente hilarantes (revisen sus colaboraciones con Justin Timberlake, Paul McCartney, Lady Gaga, Rihanna y Michael Bolton); su película Hot Rod es una comedia terriblemente infravalorada; y su serie policíaca Brooklyn Nine-Nine es terriblemente adictiva.    

Es una fortuna que Samberg haya dejado atrás su malograda colaboración con Adam Sandler (la comedia That’s My Boy ha sido el momento más bajo de su carrera) y haya decidido unir fuerzas con Cristin Milioti, la actriz de las series Fargo, The Mindy Project y Modern Love. El resultado es una delirante fusión entre Abre los ojos y El día de la marmota, que pese a hacer uso de una premisa explotada numerosas veces (una persona es obligada a repetir el mismo día una y otra vez), logra conmover y divertir en grandes dosis.

Palm Springs está llena de spoilers y sería injusto revelarlos aquí. Basta decir que es una historia de amor muy particular entre dos perdedores cínicos y amargados, llamados Nyles (Samberg) y Sarah (Milioti), y que la cinta del director debutante Max Barbakow y escrita por Max Siara (Lodge 49) hace lo que Shaun Of The Dead y Zombieland hicieron por el género de zombies: darle un giro inteligente e irreverente. Aunque la idea de El día de la marmota recientemente fue fusilada por las horribles cintas Si no despierto y Feliz día de tu muerte, la película de Barbakow, no solo copia al clásico de Bill Murray como debe ser, sino que también permite una profunda reflexión sobre la condición humana, del mismo modo como lo hicieron la serie Russian Doll y la película A Ghost Story, utilizando como pretexto un evento sobrenatural y metafísico.

La cinta protagonizada por Samberg le hace honor a su talento, y es la comedia inteligente que muchos han estado esperando en estos tiempos sombríos de confinamiento y desesperanza.