fbpx

Pedro Almodóvar revela cómo se entretiene durante la cuarentena

En su segundo “diario”, el director español recomienda películas, confiesa qué le fascina de la psiquiatría y cómo se ha alejado de la melancolía que lo ataca en el aislamiento
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
“Empiezo a escribir sin fe, ni dirección, con una pequeña esperanza de que este ejercicio me quite esta melancolía y esta tristeza”, asegura el director español.

Nico Bustos

Pedro Almodóvar ha dedicado sus días en aislamiento a escribir. En su primera entrega, habló para Diario.es de cómo lo han impactado las noticias y las innumerables muertes en Madrid a causa del coronavirus. También confesó que vive “como un salvaje” y que se ha dedicado a ver películas como Goldfinger de James Bond y un documental de la cantante mexicana Chabela Vargas. 

Ahora, una semana después, escribió su segundo “diario” para Indie Wire. “Empiezo a escribir sin fe, ni dirección, con una pequeña esperanza de que este ejercicio me quite esta melancolía y esta tristeza, o por lo menos esa pesadumbre pasajera que te lleva al rincón más cómodo de tu sofá”, dice al comienzo de su relato. 

Luego, el director español cuenta que se ha resguardado en los libros y los DVDs. Vio una colección de historias llamada Las Biuty Queens del chileno Iván Monalisa Ojeda, que narra noche tras noche el trabajo en las calles de las prostitutas trans latinoamericanas. Almodóvar también les recomienda a las víctimas de las políticas de inmigración de Donald Trump el libro Desierto sonoro de la escritora mexicana Valeria Luiselli. “Me ha conmovido su originalidad y su belleza en la prosa”, confiesa. 

Mientras elogia obras de la española Almudena Grandes, revela que uno de sus grandes intereses es la psiquiatría infantil de los 40 y los 50. “De hecho, he tomado unas notas que juntaré para un posible guion para una película que no haré”, continúa. “Almudena Grandes le da al lector mucha documentación de su novela, y leer me ha provocado desarrollar otra idea que tengo. (…) Inventé una serie de personajes ficticios y los alejé de los personajes reales, para así enfocarme en realizar una aventura científica”. 

Al final de su texto, hace una lista de recomendaciones cinematográficas que “en general, son comedias estadounidenses alocadas”. Entre ellas están Monkey Business, Philadelphia Stories, To Be or Not To Be, Some Like It Hot y Casa Flora.