fbpx

Reporte clasificado

Astuta, vibrante y con unas actuaciones sobresalientes, la película basada en el reporte acerca de las torturas llevadas a cabo por la CIA luego de la tragedia del 11 de septiembre es todo un triunfo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Scott Z. Burns /

Adam Driver, Annette Bening, Jon Hamm, Corey Stoll, Maura Tierney, Tim Blake Nelson

El guionista y director Scott Z. Burns nos entrega un trabajo en apariencia modesto, pero que oculta un inmenso poder, acerca de los procedimientos de interrogatorio llevados a cabo por la CIA a los prisioneros sospechosos de terrorismo.

Cortesía de Amazon Prime

Parece que Adam Driver no se cansa de evidenciar su inmenso talento actoral. A sus interpretaciones magistrales en Paterson, BlacKkKlansman y Marriage Story, se le suma su papel como Daniel Jones, el investigador encargado por el senado de los Estados Unidos de generar un reporte acerca de las técnicas de interrogatorio llevadas a cabo por la CIA con sus prisioneros acusados de terrorismo, luego de los sucesos ocurridos el 11 de septiembre de 2001. Jones y su equipo se demoraron seis años en redactar dicho informe, el cual denunció la ineficiencia y la brutalidad de los procedimientos de la CIA, organización que hizo todo lo posible para obstaculizar su investigación. 

Estos eventos, extraídos de la realidad, son contados de una manera inteligente y vibrante por Scott Z. Burns, el guionista de las cintas de Steven Soderbergh The Informant!, Contagion, Side Effects y The Laundromat, y el director de la estupenda Pu-239, en la que Paddy Considine interpretó a Timofey Berezin, el trabajador de un centro de energía nuclear en Rusia. 

En la segunda película de Burns como director (también escribió el guion de The Bourne Ultimatum), se nos muestra cómo la senadora del partido demócrata Dianne Feinstein (una excelente Annette Bening), supervisa a Jones, un hombre obsesionado y completamente entregado a su trabajo, para que encuentre la verdad detrás de los hechos. Veremos también cómo al psicólogo Jim Mitchell (Douglas Hodge), se le entrega un presupuesto de más de $80 millones de dólares para darle fundamento científico al programa de torturas de la CIA, y cómo tanto los altos miembros del partido demócrata, como Denis McDonough (Jon Hamm), así como el mismísimo director de la CIA, John Brennan (Ted Levine), harán uso de todos los recursos posibles para impedir que el reporte de más de 7000 páginas, coordinado por Jones, salga a la luz. 

Con Reporte clasificado, Burns nos entrega un trabajo que bien puede hacer parte del selecto grupo de películas de suspenso sobre investigaciones llevadas a cabo en la vida real, junto a títulos como Todos los hombres del presidente, JFK, Spotlight, The Truth y The Post. Asimismo, este es un excelente thriller político que goza de unos diálogos astutos y de unas actuaciones sobresalientes, especialmente la de su protagonista. Si usted estaba buscando una película de este tipo (las cuales, tristemente, son cada vez más escasas), The Report lo dejará más que satisfecho.