fbpx

Siete revelaciones impactantes del nuevo documental sobre Jeffrey Epstein

Filthy Rich, el nuevo documental de Netflix, explora la verdad detrás de la “pirámide sexual” del financiero y pedófilo Jeffrey Epstein
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Filthy Rich explora la vida de Jeffrey Epstein, el financiador que creó una red de abuso sexual.

Netflix

La historia de Jeffrey Epstein tiene todos los condimentos de un relato lascivo: poder, riqueza, sexo, abuso, celebridades y corrupción. Pero incluso cuando sabemos todos los detalles de la caída de Epstein, culminando con su misterioso suicidio en una prisión en 2019, sabemos muy poco de su vida, en general. Filthy Rich, la nueva serie de Netflix, les da voz a las víctimas y también se adentra en los procesos internos de los planes del desvergonzado financiero. 

Dirigida por la cineaste Lisa Bryant, Filthy Rich usa la fragmentación temporal (al igual que The Last Dance) para presentar el ascenso al poder de Epstein en Wall Street y los sistemas que le permitieron abusar de docenas de mujeres jóvenes por décadas. Abajo, enlistamos los siete momentos más impactantes y devastadores de Filthy Rich.  

1) Epstein construyó una “pirámide sexual” para contratar mujeres jóvenes, incluso de los 14 años.

La serie le da voz a muchos sobrevivientes del abuso de Epstein, incluyendo a las personas que fueron contratadas para darle masajes en su mansión de Palm  Beach. Una de sus víctimas, Hayley Robson, contó que fue reclutada por otra joven cuando ella, a sus 16 años, le dio un masaje a Epstein por 200 dólares. Después de rechazarlo en sus intentos de acercarse, él le ofreció dinero para reclutar otras jóvenes para que fueran a su casa. Según ella, reclutó por lo menos 24 niñas más. 

Filthy Rich también incluye un audio de la policía interrogando a Robson sobre su trabajo de buscar nuevas víctimas para Epstein. “Me trataba como si fuera su mano derecha, pero ¿qué pasó con la joven que me reclutó a mí? ¿Qué hay de la mujer que reclutó a la mujer que me reclutó a mí?”, dice. “Siento que me han puesto toda la culpa encima por mucho tiempo, pero no me debería sentir culpable, porque yo tenía 16 años y él era un adulto”. 

2) Desde el principio, Epstein y su socia Ghislaine Maxwell usaron tácticas de intimidación para silenciar a sus víctimas. 

Junto con la primera mujer en denunciar a Epstein, también salieron las hermanas Maria y Annie Farmer, que afirmaron haber sido abusadas por Epstein y Maxwell en 1996. En Filthy Rich, ambas dicen que lo denunciaron con la policía de Nueva York y el FBI, solo para que ellos no llegaran a ningún lado con el caso. También aseguran que le contaron su historia a la periodista Vicky Ford de Vanity Fair, solo para que la historia fuera cancelada en el último minuto. 

Ward insinúa que las alegaciones fueron censuradas al final de la historia debido a la presión de Epstein, al igual que las amenazas que recibieron, como una cabeza de gato decapitada que dejaron en la entrada de la casa de Graydon Carter, el jefe de redacción de ese entonces de la revista. 

Maria Farmer también cuenta que años después de que acusó a Epstein, Ghislaine Maxwell la llamó y la amenazó. “Me dijo que tenía que cuidar mi espalda, y que sabía que yo corría por la West Side Highway y que ese lugar no sería seguro nunca más, porque hay muchas maneras de morir ahí”, recuerda Farmer. Estas llamadas continuaron a lo largo de los años, incitando a que ella se escondiera en Carolina del Norte y se cambiara el nombre. 

Prince Andrew, Virginia Roberts Giuffre y Ghislaine Maxwell. Netflix

3) Una nueva confirmación de la presunta involucración del príncipe Andrés. 

Virginia Roberts Giuffre, una de las acusadoras contra Epstein, había mantenido en secreto que fue abusada por el príncipe Andrés en Londres en 2001. Giuffre recuenta el incidente en Filthy Rich, asegurando que Ghislaine Maxwell le dijo: “tendrás que hacerle al príncipe Andrés lo que le haces a Jeffrey”, antes del abuso. 

Filthy Rich también cuenta con entrevistas con antiguos empleados de Epstein, como Steve Scully, quien corrobora la declaración de Giurffe. “Era probablemente alrededor de 2004 y vi al príncipe Andrés”, dice Scully. “Estaba en la piscina. En ese momento, estaba con una niña que yo no conocía. Ella era joven y estaba topless. Estaban coqueteándose. Él la estaba agarrando”. Scully dice que luego identificó a la mujer después de ver una foto, y era Giuffre. El Palacio de Buckingham y el príncipe Andrés han negado las acusaciones. 

4) También hay nueva información sobre Bill Clinton. 

Aunque el equipo de Clinton le ha restado importancia a la asociación, Epstein y Clinton tenían una relación laboral antes del arresto de Epstein en 2005, con viajes en avión privado. En una entrevista, Scully, quien trabajó para él desde 1999 hasta 2005, asegura que vio a Clinton y a Epstein en su isla privada Little St. James, también conocido como la “Isla de la Pedofilia”. 

“Vi a Bill Clinton sentado junto a Jeffrey en una sala, en el porche, que era el lugar favorito de Jeffrey. No vi más invitados. Solo pensé: ‘Wow, Jeffrey está sentado junto a Bill Clinton’”. Giuffre también cuenta que una vez vio Clinton, aunque ella nunca lo vio haciendo algo inapropiado. En una declaración, un representante de Clinton dijo: “Eso es mentira y sigue siendo mentira hasta ahora, no importa la cantidad de veces que lo digan”. 

5) En un video de 2016, Epstein es irónico e incluso engreído sobre las acusaciones contra él. 

Uno de los momentos más escalofriantes de Filthy Rich es cuando vemos a Epstein, totalmente relajado, negando incontables preguntas de la policía durante unas declaraciones de 2016, afirmando sus derechos constitucionales cuando le preguntan directamente sobre su abuso sexual a niñas menores de edad. “Me gustaría responder a esa pregunta, pero hoy me mantendré firme con mis derechos de la Sexta y la Quinta Enmienda”. 

“¿Es verdad que forzaste a Virginia Roberts a tener sexo con amigos tuyos?”, pregunta un oficial. 

“¿Estás bromeando?”, responde. Viendo el material, es evidente lo confiado y seguro que Epstein es, y cómo eso le permitió callar las horribles declaraciones de abuso por tanto tiempo. 

6) Hay un nuevo archivo con teorías conspirativas sobre Epstein.

Después del suicidio de Epstein a mediados del año pasado, muchas personas en redes sociales de todo espectro político intercambiaron teorías conspirativas, deduciendo que no se había quitado su propia vida sino que había sido asesinado por aliados de uno de sus poderosos amigos. La serie no toma una posición definitiva sobre eso, pero sí cita al patólogo forense Dr. Cyril Wecht: “no hay evidencia en lo absoluto” de que Epstein haya saltado. Wecht señala que Epstein tuvo tres fracturas: el hueso hioides, y los dos lados del cartílago tiroides. “No te fracturas de tres huesos con un suicidio de ahorcamiento”, dice, añadiendo que nunca había visto esas fracturas en todas las autopsias de su carrera. 

7) Las víctimas de Epstein nunca podrán tener justicia por completo. 

Tras la muerte de Epstein, muchos se preguntaron sobre si se haría justicia en la corte o con compensaciones financieras por sus acciones. Filthy Rich duda de esa posibilidad, señalando que dos días antes de su muerte, Epstein transfirió sus 577 millones de dólares a las Islas Vírgenes de Estados Unidos, obligando a que fuera más difícil para sus víctimas tener un restitución. “Desde mi punto de vista, es una reafirmación de su maldad, de su venalidad, y es una demostración de que no se arrepiente de nada”, dice Charlie Gasparino, uno de los corresponsales de Fox Business, en la película. “Él cree que no hizo nada malo. Era un ‘jódanse’ para las víctimas”.