fbpx

Sound of Metal

El actor Riz Ahmed se luce interpretando a un baterista que debe enfrentarse a los sonidos del silencio
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Darius Marder /

Riz Ahmed, Olivia Cooke, Paul Raci, Mathieu Amalric

Cortesía de Amazon Prime Video

Los protagonistas de Sound Of Metal son Ruben (Riz Ahmed) y Lou (Olivia Cooke), integrantes de la agrupación ficticia Blackgammon. La pareja de músicos y amantes llevan su música a los diferentes rincones de los Estados Unidos hasta que sucede algo inesperado. Ruben comienza a escuchar un pitido extraño y luego deja de escuchar los sonidos de su entorno. Sin saber que le está sucediendo, decide no decirle nada a su pareja y acudir a un médico, el cual le da una noticia funesta: Ruben ha perdido de manera irremediable el ochenta por ciento de su audición.  

Esta es la premisa del primer largometraje argumental de Darius Marder (luego de su documental Loot), en el que el espectador se va a sumergir junto a ese baterista ex adicto a la heroína, a un mundo de silencios, palabras indescifrables, vibraciones y comunicación por señas y lectura de labios, que hace parte del mundo de las personas sordas. 

Un amigo y guardián de la época de adicción de Ruben, le consigue un lugar en donde lo pueden ayudar. El sitio en cuestión es una fundación liderada por Joe (Paul Raci), un veterano de Vietnam que perdió su audición en el campo de batalla. Joe quiere ayudar a Ruben, pero él debe aceptar varias condiciones difíciles de aceptar, como separarse de Lou y aprender a comunicarse con lenguaje de señas. El baterista acepta las condiciones cuando Lou le promete esperarlo y con la esperanza de someterse a una costosa operación para obtener unos implantes cocleares.  La misión que Joe, el nuevo mentor de Ruben, le encomienda al músico, es clara y sencilla: Ruben debe aprender a ser sordo. 

Sound Of Metal es la típica película sobre un hombre que debe aprender a superar los obstáculos que se le atraviesan en su vida. Pero se beneficia de un magnífico y meticuloso trabajo sonoro y de unas maravillosas actuaciones. Ahmed, el actor, rapero y activista de procedencia británica y pakistaní, al que ya habíamos visto en papeles secundarios en cintas como Star Wars: Rogue One, Nightcrawler y Venom, logra mostrarnos con muy pocas palabras, la perplejidad, negación, confusión, rabia, tristeza y aceptación de un hombre que se enfrenta a su peor pesadilla. Paul Raci, hijo de padres sordos, veterano de Vietnam en la vida real y líder de la banda de metal Hands Of Doom, es el actor ideal para encarnar a la persona que intenta hacer salir a Ruben de su infierno personal. Y la participación del gran actor francés Mathieu Amalric (el protagonista de La escafandra y la mariposa, esa bellísima historia sobre un hombre que ve afectada la comunicación con su entorno), le otorga clase, elegancia y contundencia al acto final.    

Sound Of Metal no tiene un final feliz. Tampoco vamos a obtener un monólogo de Ruben acerca del verdadero sentido de la vida o de aprender a apreciar lo que se tiene antes de que se pierda. Esta es una película de muchos silencios. Y estos silencios valen más que mil palabras.