fbpx

The Father

El director de la obra de teatro Le Père, lleva su pieza al cine y gracias a la magnífica interpretación de sus actores, el resultado es desgarrador
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Florian Zeller /

Anthony Hopkins, Olivia Colman, Imogen Poots, Mark Gatiss, Rufus Sewell, Olivia Williams

Cortesía de Sony

En el 2012, el director Michael Haneke nos rompió el corazón con Amour, la historia de un hombre que no sabe qué hacer cuando su esposa deja de ser la mujer de la cual se enamoró. La película de Haneke nos muestra cómo la vejez es algo inevitable que socava nuestra salud física y mental. Pero la verdadera tragedia está en las repercusiones que nuestro deterioro genera en quienes nos rodean.  

Este terreno es explorado de nuevo en The Father, la adaptación cinematográfica de la elogiada pieza teatral de Florian Zeller, la cual debutó en las tablas francesas en el mismo año en que se estrenaba la obra maestra de Haneke. 

Anthony Hopkins nos vuelve a entregar una interpretación impecable encarnando al padre del título, un anciano que sufre de demencia. Olivia Colman es Anne, la hija que no sabe qué hacer con un padre que no sabe dónde se encuentra o con quién habla, y cuyo temperamento es impredecible. Anne necesita vivir su vida y no puede estar pendiente de su padre las 24 horas del día. Es por eso que ha tratado de contratar a varias enfermeras para que cuiden de él. Pero su padre es muy difícil de manejar. 

La mayor parte de la cinta se enfoca en mostrarnos la situación desde el punto de vista de Anthony, el padre. Por esta razón, la película dirigida por el mismo Zeller (con un guion coescrito por Christopher Hampton), a veces nos recuerda a Lost Highway, la película de David Lynch que nos mostraba la pérdida de la razón de un hombre desde su percepción subjetiva. En The Father vamos a ver a actores que interpretan a varios personajes o que intercambian su identidad, lugares que cambian sin mayor explicación o situaciones que al principio parecen estar basadas en la lógica, pero que luego parecen no estarlo. Todo al servicio de intentar hacernos entender, a aquellos que no sufrimos de demencia, lo terrible y aterrador que es vivir en un mundo así.

Y la misión logra cumplirse a cabalidad gracias a unas magníficas actuaciones. No solo Anthony Hopkins se luce aquí, sino también Colman como la hija que debe soportar los improperios, el exceso de sinceridad, la paranoia y la confusión constante de su padre. Imogen Poots, Mark Gatiss, Rufus Sewell y Olivia Williams, complementan al elenco de actores que dan lo mejor de sí, para que The Father llegue a lo más profundo del corazón de sus espectadores.