fbpx

Tom & Jerry

La legendaria pareja disfuncional conformada por un gato y un ratón, hacen de las suyas destrozando un lujoso hotel, en su nueva película para cine
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Tim Story /

Chloë Grace Moretz, Michael Peña, Patsy Ferran, Pallavi Sharda, Colin Jost

Cortesía de Warner

Tom y Jerry fueron una de las parejas más famosas de la MGM en la era dorada de Hollywood, cuando cada uno de los grandes estudios presentaba antes de la proyección de 

Tom y Jerry fueron una de las parejas más populares de la MGM en la Era Dorada de Hollywood, cuando los grandes estudios acompañaban sus largometrajes con esos divertidos e inmortales cortos animados conocidos como cartoons. Creados en 1940 por William Hanna y Joseph Barbera (antes de convertirse en las personas más importantes en la historia de los dibujos animados para la televisión), Tom y Jerry aparecerían en la gran pantalla en 114 cortos ganadores de 7 premios Óscar, los cuales serían conocidos por las generaciones posteriores cuando se presentaron de una manera continua y reiterativa en la pantalla pequeña.

El gato con tendencias sádicas que sufre por no poder cazar a un esquivo, antipático y también sádico ratón, sería revivido en cincuenta cortos posteriores y en cinco series realizadas para la televisión, junto con un terrible largometraje animado de 1992 con un terrible largometraje animado de 1992 (en donde son amigos, hablan y cantan) y en 13 películas aún más horrorosas, las cuales se editaron para el mercado del “directo a vídeo”. 

Asimismo, los cartoons originales, acusados por mucho tiempo por su violencia (Tom usa hachas, chuchillos, granadas y bombas para atrapar a Jerry, y este a su vez lo electrocuta, mutila y decapita de manera reiterada), han sido parodiados en la serie Los Simpsons, bajo el nombre de Itchy & Scratchy (o Tom y Daly en español), un dibujo animado que les encanta a los niños de Springfield y que perturba a algunas madres y líderes religiosos. 

Ahora llega a los cines un nuevo largometraje de Tom y Jerry, aunque esta vez interactúan con personas de carne y hueso en la ciudad de Nueva York. Vale la pena aclarar que esta no es la primera vez que el gato y el ratón animados aparecen en una cinta de acción real: en 1945, ellos bailaron junto a Gene Kelly en el musical Leven anclas, y luego nadaron junto a Esther Williams en la película Mojada y peligrosa de 1953.

Parecería como si la nueva película de Tom y Jerry se desarrollara en el universo de ¿Quién engañó a Roger Rabbitt?, el maravilloso largometraje de 1988, en donde los personajes de los cartoons más famosos convivían con los seres humanos (curiosamente, Tom y Jerry no aparecieron en la cinta de Zemeckis). En este universo, Droopy es el nuevo Joker y no Joaquin Phoenix, Preeta y Ben son dos celebridades que van a contraer matrimonio y Kayla (Chloë Grace Moretz) es una joven desempleada que utiliza una serie de artimañas para conseguir trabajo en el Royal Gate, un lujoso hotel donde Preeta (la actriz de Bollywood Pallavi Sharda) y Ben (el miembro del elenco de Saturday Night Live y esposo de Scarlett Johansson en la vida real), van a celebrar su boda.

Jerry está buscando un lugar donde vivir y lo encuentra en el hotel, y como un ratón en un hotel lujoso no es algo que se vea muy bien, a Kayla se le encarga la misión de expulsar al roedor. Y ella, como una buena e ingenua millennial, tiene la genial idea de contratar a Tom, para que este se encargue de eliminar el ratón de una manera efectiva y discreta. 

¿Se tiene que decir lo que va a suceder? Del mismo modo en que un orangután destroza un hotel de lujo en el placer culposo de 1996 Las travesuras de Dunston, la nueva película de Tom y Jerry nos muestra a estos icónicos personajes (que aquí no son amigos, no cantan y no hablan, gracias a Dios), destruyendo todo lo que encuentran a su paso y enfureciendo al perro bulldog de Ben (quien por casualidad es nada menos que Spike, uno de los personajes secundarios clave de los cartoons clásicos, quien aquí posee la voz de Bobby Canavale y un grave problema de incontinencia fecal), así como a Terrence, el envidioso encargado de los eventos del hotel (interpretado por Michael Peña). 

La cinta, cortesía del director Tim Story (autor de las esperpénticas películas de Los cuatro fantásticos), se encarga de amenizar los destrozos del gato y el ratón con música Hip Hop de la vieja guardia de A Tribe Called Quest y Eric B. & Rakim, y de incluir en apariciones fugaces a artistas famosos del reggaetón como Nicky Jam y Ozuna, así como a dos elefantes y un tigre al grupo de animales animados, junto con Goldie el pez y la gatita Toots Galore, otros dos personajes que los amantes de los dibujos animados clásicos reconocerán de inmediato. 

La nueva película de Tom y Jerry no llega a ser el desastre que significó la película de El Oso Yogi y mucho menos la horripilante cinta de El Pájaro Loco (dos intentos fallidos de incorporar a unos populares personajes animados al mundo real). Pero esta es claramente una película enfocada a un público infantil, al que no le interesan los subtextos ni los intertextos. Es por esto que es mejor terminar esta crítica con la cita a una niña de cinco años que se encontraba con su madre en la sala de cine: “…estuvo divertida”.