fbpx

Un ciclo de nostalgia noventera

La Cinemateca de Bogotá y Cine Tonalá alborotarán la añoranza ante una decada marcada por el poder de las voces independientes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Pedro Almodóvar taconea sobre la mesa, Irvine Welsh nos inyecta algo de sórdida alucinación y David Lynch le mete adrenalina a un corazón desmitificador en esta muestra que reunirá durante cinco días a una docena de películas inolvidables. 

Lleva por nombre 90s Nostalgia, y probablemente no solo avive las remembranzas sino que nos llevé a plantearnos interrogantes. ¿Ha perdido el cine fiereza, originalidad y sentido auto reflexivo de una misión que lo sitúe más allá del entretenimiento? La respuesta no la tenemos, pero sí que podemos recomendar algunas de las pelis de esta muestra que las nuevas generaciones podrán experimentar por primera vez en la sagrada magnificencia de una sala de cine entre el 18 y el 23 de marzo. 

Así que apuntamos cuatro y les mencionamos nombres, que seguro los interesarán en pasarse por las modernas nuevas instalaciones de la Cinemateca de Bogotá o las cómplices y acogedoras sillas de Cine Tonalá, para dar una mirada a esa cruda década de grunge, pepas y colores desaturados. 

Gummo

Harmony Korine, 1997

En la vida real, mientras Korine rodaba esta película fue correteado por padres de familia armados con escopetas, porque pensaban que estaba haciendo porno infantil. Aunque durante algunos momentos de la película el director estaba borracho, sabía bien que estaba captando un poderoso documento de la prolongada decadencia americana.  

El director de fotografía Jean Yves Escoffier moriría pocos años después del estreno, llevándose para la posteridad el haber tenido a su haber el control de la imagen en películas como Good Will Hunting o videoclips como Cochise de Audioslave, o Hurt de Johnny Cash.  

El gran Lebowski 

Joel Coen, Ethan Coen 1998

Los Cohen ya alcanzaban una década de estrenos inquietantes. Raising Arizona les había abierto la puerta y  Fargo los había consolidado en la cima; así que bien, venían los tiempos para relajarse, calzarse las sandalias y fluir con un personaje entrañable. El “Dude”, un man tranquilo que solo quería tener de vuelta su alfombra. 

El man enrola a sus compañeros de bolos para efectuar la misión, allí aparece John Turturro, un estrambótico jugador de bolos llamado “The Jesus”. Turturro pensó que su personaje sería más importante, así que pidió a los Coen que le permitirán hacer un par de cosas originales, como su baile hacia atrás y la escena en que pule la bola. Sin embargo, aún décadas después de El gran Lebowski Jesús espera su redención, a tal nivel que descenderá de nuevo entre los mortales en The Jesus Rolls, un spin off que se estrenará en 2020, dirigido, producido y protagonizado por el mismo Turturro. 

Corazón salvaje 

David Lynch 1990

Los noventa habrían sido insufribles sin David Lynch al mando. En esta cinta el artista plástico convertido en director nos lleva por la carretera en donde Sailor y Lula huyen. Definitivamente fue una década de romances entre autopistas, balaceras y rompimientos con generaciones anteriores. Esta intensa fabula fue además un parteaguas para David Lynch, quien fue abucheado tras su presentación en Cannes, en donde un arriesgado jurado presidido por Bernardo Bertolucci no sintió temor al otorgarles la Palma de Oro. 

The Acid House

Paul Mc Guigan, 1998

Pues esta queremos verla porque no habíamos tenido la oportunidad. En la vena de Trainspotting nos presentam otra adaptación de un compendio de relatos de Irwine Welsch, un autor que supo recorrer los bajos fondos de Irlanda de su tiempo. Un acierto de la curaduría que no acudió a la rápida asociación de noventas con la tan mentada odisea del adicto Renton. 

La muestra va del 18 al 23 de marzo y será inaugurada con una versión restaurada y a todo color de la vibrante Tacones Lejanos, del recientemente nominado al Oscar por mejor dirección Pedro Almodóvar. También harán parte títulos emblemáticos como El odio de Mathieu Kasovitz, My Own Private Idaho de Gus Van Sant, Las vírgenes suicidas de Sofia Copola, Ghost Dog de Jim Jarmusch, Hard Eight  de Paul Thomas Anderson, Taboo de Nagisa Ôshima, Cómo ser John Malkovich  de Spike Jonze, Audición de Takashi Miike y Celebración de Thomas Vintenberg.