fbpx

Un recorrido por los salones de la memoria con Tilda Swinton

Hablamos con la reconocida actriz sobre la Memoria, un concepto que, de acuerdo con la psicología cognitiva, es la meta de todo aprendizaje, así como también es el título de su último trabajo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía

Hay actrices con una hoja de vida impresionante y está Tilda Swinton. Su destacada carrera, la cual se inició bajo el amparo del gran Derek Jarman, incluye los nombres más destacados del cine contemporáneo: Jim Jarmusch, Wes Anderson, los hermanos Coen, Terry Gilliam, Danny Boyle, Bon Joon-Ho, Spike Jonze, Béla Tarr, Luca Guadagnino, David Fincher, Sally Potter, Lynn Ramsey, Guillermo Del Toro, Pedro Almodóvar y, por supuesto, Apichatpong Weerasethakul. Interpretó al Orlando de Virginia Woolf, a la aristócrata Lady Ottoline Violet Anne Morrell, a la esposa de David Bowie, a la madre de Kevin y a la mentora de Dr. Strange. Es una mujer con una presencia magnética y una mirada hipnótica, que contrasta con una personalidad afectuosa, alegre y humilde. Estuvimos con ella sin los limitantes de la virtualidad, hablando sobre la Memoria, un concepto que, de acuerdo con la psicología cognitiva, es la meta de todo aprendizaje, así como también es el título de su último trabajo. 

RS: Quisiera que nos contaras sobre tu primera memoria de la niñez.

Tilda Swinton: ¡Aaah! ¡Esa es una gran pregunta! Creo que primero debo hacerme esta pregunta a mí… Es un recuerdo genérico de hojas. Hojas y el sol. Supongo que estaba en una pradera o algo parecido. La luz… la luz y las hojas.

RS: Un recuerdo feliz. 

Tilda Swinton: Un recuerdo muy feliz.

RS: ¿Recuerdas el primer sonido que escuchaste?

Tilda Swinton: Siento que debo decir que, aunque puede que no sea verdad, que el primer sonido que recuerdo haber escuchado es el de las palomas. Cu-cru cu-cru. Tal vez ese sonido venga del mismo lugar donde vi las hojas y el sol. Eso dice mi intuición. El sonido de las aves.

RS: Hablando de animales y recuerdos, sé que amas a los perros. 

Tilda Swinton: (Risas) ¡Sí! ¡Amo a los perros!

RS: ¿Tienes algún recuerdo feliz o entrañable relacionado con un perro, que quieras compartir con nosotros?

Tilda Swinton: ¡Oh! No solo un recuerdo sino una experiencia presente. Me siento enormemente bendecida de haber vivido con una familia extensa conformada por cinco perros, una abuela, una tía abuela, una madre, un tío y un nieto… Yo fui criada en compañía de los perros. Y esta familia en particular es preciosa. Ellos nos enseñan como debemos vivir realmente.

RS: ¿Cuál fue la primera película que recuerdas haber visto?

Tilda Swinton: ¡Ooh! Creo que la primera película que recuerdo haber visto fue Bambi. Pero la primera película que recuerdo y que realmente tuvo un impacto sobre mí, fue una cinta muy particular porque por muchos años creí que era un sueño. Y me mantenía preguntándole a las personas si la habían visto, pero nadie podía decirme cuál era. Solamente hasta hace unos cinco o siete años atrás alguien pudo identificarla. Fue una película que probablemente debo haberla visto por televisión. Una película hecha por Ray y Charles Eames, llamada Powers Of Ten. Puedes verla en YouTube. 

RS: La conozco. Es una película maravillosa. 

Tilda Swinton: ¡Sí! Esta película para mí marcó el nacimiento de mi interés por el cine, en realidad, porque trata sobre la perspectiva. Y es sobre el hecho de que el fotograma nos lleve a cualquier tipo de distancia lejana, así como a una cercanía íntima. Amo esa película. Cuando trabajo como curadora en algún festival de cine, siempre programo esa cinta, particularmente para los niños, ya que creo que esta es una película maravillosa que las personas deben ver, especialmente si son muy jóvenes. 

RS: Hay un libro infantil con una idea muy similar a la de Powers Of Ten llamado Zoom. ¿Lo conoces?

Tilda Swinton: ¡Sí! Exactamente. Creo que en el momento en que uno tiene el acceso a este tipo de perspectiva, es como si se tratara de una droga muy benigna y terminas buscando este tipo de perspectiva siempre. 

RS: Hablando de perspectivas ¿puedes compartirnos un recuerdo feliz con Derek Jarman?

Tilda Swinton:  Son muchos, son muchos. Derek fue el primer artista activo que tuve la oportunidad de conocer. Él se convirtió en mi compañero, en mi… Se siente reduccionista llamarlo mi maestro, pero él fue realmente mi maestro. Yo era una persona joven y él tenía veinte años más que yo, él era un artista practicante y él tomó como pupilos a muchos jóvenes como yo: Sandy Powell, Simon Fisher Turner fueron incorporados a su familia, y con él aprendimos haciendo y trabajando de manera colectiva en el cine. Pero hubo otras cosas también. Yo realmente comencé a viajar con él. Yo antes había viajado con mi familia, pero mis primeros viajes independientes como una persona adulta fueron con él. Derek me enseñó una cosa maravillosa. Recuerdo haber viajado a Italia con él, siempre nos íbamos antes de lo que queríamos hacer y yo le decía: “¡Oh! No vamos a alcanzar a ver esto o conocer a esta persona o hacer esto” y él me respondía “Siempre deja un lugar con algo sin hacer porque así siempre regresarás”. Hoy en día, yo trato de operar mi vida de ese modo. Y eso es lo que siento al regresar a Bogotá. Siento que hay más por hacer aquí. Siento que siempre estoy regresando. 

RS: ¿Cuál es tu primer recuerdo sobre Colombia?

Tilda Swinton: (Pausa) Cuando llegué por primera vez a Colombia fue a Cartagena al Festival de Cine. Supongo que el primer impacto que tuve con este país fueron las amigas con las que me encontré. Conocí a Diana Bustamante, quien era la directora del Festival en ese entonces, además de ser una productora. Ahora no es solo una camarada, sino una gran amiga. La siento como parte de mi familia. Y mi amiga Ana. Nos encontramos en ese entonces, comenzamos a hablar de la posibilidad de realizar esta película con Joe, y la hicimos. Y aquí estamos otra vez. Es algo recurrente. Creo que lo que encontré aquí por primera vez fue compañerismo. Y esto no debería sorprenderme porque aprendí ahora a no dejarme sorprender del compañerismo que puedes encontrar en todo lugar, pero siempre es algo bienvenido. Puedes viajar al otro lado del planeta y encontrar a personas con las que puedes sentir una gran afinidad.          

RS: Tengo un amigo que vivió hace varios años en Escocia y me dijo que los paisajes de Escocia se parecen mucho a los de Boyacá. 

Tilda Swinton: ¡Yo le he estado diciendo eso a todos mis amigos colombianos! A veces no me creen y yo les digo, vengan a Escocia y lo verán. ¡Gracias por decirme eso! Ahora se darán cuenta de que no lo estaba inventando. 

RS: Guardas algún recuerdo feliz junto a Joey (este es el nombre con el que Tilda se refiere a Apichatpong Weerasethakul, el director de Memoria).

Tilda Swinton: ¿Con Joey? Muchos recuerdos felices. Conozco a Joey desde hace mucho tiempo, pero por un largo período de tiempo no pudimos encontrarnos, solo por correspondencia. Me encontré con él por medio de su trabajo en el cine, por supuesto. Una vez participamos en un hermoso festival de cine. Fuimos ambos curadores de este festival llevado a cabo en una isla de Tailandia y proyectamos películas en pantallas móviles, sobre rocas, sobre plataformas flotantes. ¡Fue tan divertido! Y bailamos mucho. Ese es un recuerdo feliz. 

RS: ¿Y un recuerdo feliz sobre Memoria?

Tilda Swinton: Tuvimos muchas fiestas grandiosas.

RS: ¿Amas las fiestas?

Tilda Swinton: Sí. 

RS: ¿Por qué? 

Tilda Swinton: ¿Por qué? ¿Por qué no? Mira, yo he tenido la fortuna de conocer el placer de trabajar con mis amigos. Es de lo mejor. Trabajar con los amigos es una maravillosa experiencia. Trabajar es bueno, pero trabajar con tus amigos es lo mejor. Especialmente cuando el trabajo es arduo… largas horas, condiciones difíciles. Pero saber que terminada la labor van a poder bailar juntos es algo muy importante para mí. Es un modo muy útil de construir una especie de camaradería. Como productora creo que es una forma grandiosa… no solo útil sino canny (astuta) como decimos en Escocia para establecer lazos fuertes.    

RS: Hablemos sobre Memoria la película. ¿Es arriesgado llamarla una cinta de ciencia ficción? Déjame decirte que amo la ciencia ficción. 

Tilda Swinton: Creo que deberíamos para eso descifrar lo que significa la ciencia ficción. Tal vez siento que debo decir esto: Cada vez que un trabajo es pionero en generar una nueva clase de experiencia, podríamos catalogarlo como de ciencia ficción. Eso es porque lleva al público a un nuevo lugar y porque se siente como una película del futuro, adelantada a su tiempo. Hablo como una cineasta, al afirmar que el cine de Joey es supersónico. Él está trabajando con algo muy puro, pero también está realmente cambiando la forma. Sí. Para mí todo trabajo que sea pionero es ciencia ficción. 

RS: Viendo Memoria, no pude dejar de pensar en la película The Man Who Fell To Earth protagonizada por David Bowie…

Tilda Swinton: Sí. 

RS: Creo que hay una conexión muy cercana entre la cinta de Nicolas Roeg y Memoria

Tilda Swinton: Adoro que digas eso. Es algo muy bello. ¿Sabes por qué es algo hermoso? Es porque cuando era una niña no conocía a ningún realizador de películas. No conocía a ningún artista. Mi padre era un soldado y mi familia no conocía a ningún artista. Pero mi madre tenía a una prima que estaba casada con un guionista. Cuando tenía diecisiete años estuve enferma por varios meses. Tuve fiebre glandular y eso me mantuvo en cama por un largo tiempo. Me sentía tremendamente aburrida postrada en la cama. Recuerdo que la prima de mi madre llegó con un guion para divertirme y yo nunca había visto un guion antes. Cuando uno conoce un guion por primera vez es como ver jeroglíficos, es difícil descifrar que se está leyendo. Ella me trajo ese guion y recuerdo enfrentarme a él por varias semanas tratando de entenderlo. Era como una especie de código. Era el guion de The Man Who Fell To Earth.  

RS: ¡Wow!

Tilda Swinton: Fue en la misma época en al que me convertí en una gran, gran fanática de David Bowie. 

RS: ¿Ese fue tu primer recuerdo de David Bowie?

Tilda Swinton: ¡No! Mi primer recuerdo de David Bowie fue cuando tenía doce o trece años, cuando compré mi primer LP, antes de que tuviera un tocadiscos para reproducirlo. Compré Aladdin Sane. Tenía un dinero ahorrado de Navidad y lo gasté en Aladdin Sane. Lo llevé conmigo por un largo período de tiempo, antes de haberlo escuchado. Era esa imagen en la portada…

RS: Hermosa portada…

Tilda Swinton: Sí. Sentí que era mi primo. Tengo que decir que fui bendecida porque terminamos siendo amigos y terminamos llamándonos primos el uno al otro. Siempre.

RS: Tú hiciste una cinta llamada Friendship’s Death. 

Tilda Swinton: Sí. 

RS: ¿Tienes algún recuerdo significativo de ese período?

Tilda Swinton: De muchas maneras. Esa es una película de la que me siento muy orgullosa. Esa fue la segunda película que hice. Fue dirigida por un autor extraordinario llamado Peter Wollen. Él es conocido principalmente como un teórico del cine. Tiene un libro muy importante llamado Signos y sentido en el cine. Su película habla sobre un encuentro en 1971 entre un periodista y una mujer llamada Friendship, quien es una extraterrestre que interpreto. Esta película casi se pierde para siempre. El British Film Institute finalmente recuperó una copia y la presentamos en Cannes. Va a estar disponible en Blu-Ray. Es acerca de la perspectiva de una alienígena.

RS: En Memoria tú interpretas a una alien (término que inglés significa extranjero y extraterrestre). Una extranjera en una tierra extraña, pero, ¿también podríamos pensar en un ser de otro planeta?    

Tilda Swinton: No lo se. Para mí todos somos aliens. Es difícil para mí imaginarme a una persona que honestamente pueda decir que jamás se ha sentido como un alien. Es decir, un ser humano que se enfrenta a una sociedad que no conoce. Si somos honestos, creo que todos hemos tenido esa experiencia. Nosotros debemos negociar con ese sentimiento todo el tiempo, pero solo unos pocos somos lo suficientemente honestos como para admitirlo. (Risas). Creo que ese sentimiento de sentirse como un alien es muy cercano a la película.

RS: Cuando terminé de ver Memoria salí de la sala de cine transformado, transfigurado.

Tilda Swinton: ¡Oh!      

RS: Cambió en mí la percepción del tiempo y del espacio. Le pregunté a otros miembros del público si habían sentido algo similar y algunos me dijeron que sí. ¿Por qué?

Tilda Swinton: Sugiero que es porque tuviste una EXPERIENCIA. Estuviste en el presente. Y toda la parafernalia y la arquitectura de la narrativa y del entorno se desconectó para ti. Es por eso que te fue posible estar en la imagen con nosotros y fuiste capaz de abrir tus oídos y de escuchar todo y de notar, como el perrito que estamos escuchando ladrar ahora, cada esquina de cada edificio. Estuviste inmerso en la experiencia. Creo que Memoria es realmente una experiencia. Y tú te abriste a ella. Me siento muy feliz de escucharte decir eso, porque es una oportunidad lo que esta película le ofrece al público. Realmente espero que el público se sienta posibilitado para llegar allá. Que se entregue y se deje llevar por la experiencia.  

RS: Memoria es mi película favorita en lo que lleva el año. ¿Tienes una película favorita?

Tilda Swinton: ¡Oh! Mi película favorita de todos los tiempos. ¡Sí! Creo que la tengo. Si tuviera que escoger una sola película para verla cada día de mi vida, sería una cinta a la que yo llamo una gran película escocesa, pero que realmente fue realizada por un inglés y un húngaro, y se llama I Know Where I’m Going. Es de 1942 y fue dirigida por los grandes Michael Powell y Emeric Pressburger. Trata sobre ser sacado del camino. Se desarrolla en las islas escocesas que es donde yo vivo. Es una película bella. Fue filmada durante la Segunda Guerra Mundial. Es sobre una joven muy voluntariosa, como lo dice el título, sabe para dónde va y exactamente qué es lo que quiere. Ella no es receptiva. Es creativa. Tiene planes. Pero llega la naturaleza y le abre su vida de una manera que ella no había planeado. Es muy hermosa. Y es realmente sobre el misticismo de Escocia.