fbpx

Unidos

Los amantes de los juegos de rol se divertirán muchísimo con la nueva película de Pixar, un trabajo menor pero que mantiene el sello de calidad característico de su cine de animación
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dan Scanlon /

Con las voces de Tom Holland, Chris Pratt, Julia Louis-Dreyfus, Octavia Spencer, Mel Rodriguez

Dos hermanos elfos se embarcan en una misión para poder estar con su padre fallecido al menos por un día, en una nueva, divertida y conmovedora cinta producida por los estudios Pixar.

Cortesía Pixar

Dan Scanlon es uno de los directores de las ligas menores de los estudios Pixar (Andrew Stanton, Pete Docter y el malogrado John Lasseter hacen parte de las grandes ligas). Este es el segundo trabajo de Scanlon como director, luego de la divertida precuela Monsters University, la cual nos recordó a las películas para adolescentes de finales de los años 60 y comienzos de los 80 como Colegio de animales y La venganza de los nerds. Su nueva película también apela a la nostalgia, pero es un trabajo menor si se le compara a las obras maestras producidas por el estudio como Toy Story, Monsters, Inc., Buscando a Nemo, Los increíbles, Wall-E o Up. Sin embargo, si se compara con los productos de la competencia, Unidos es un trabajo sobresaliente. 

Unidos es un homenaje a los juegos de rol, los cuales muchos jugamos en la época preferida del director (especialmente títulos como Calabozos y dragones y Magic, asociados a la fantasía mítica medieval, característica de las obras de J.R.R. Tolkien, Michael Moorcock o Robert E. Howard). Aquí, una tierra alterna habitada por elfos, troles y hadas (criaturas típicas del género fantástico), han abandonado la magia para adoptar un mundo de tecnología, lo que los ha convertido en unos seres muy parecidos a los humanos de nuestros tiempos. 

Ian Lightfoot (con la voz de Tom Holland) es un elfo adolescente con problemas en sus interacciones sociales y falto de una figura paternal, ya que su nunca conoció a su padre, porque falleció debido a una enfermedad terminal. Ian vive con su madre Laurel (Julia Louis-Dreyfus) y su hermano mayor Barley (Chris Pratt), un aficionado a los juegos de rol, los cuales, según él, están basados en hechos históricos. 

De acuerdo con los deseos de su padre, Ian y Barley reciben de su madre un báculo misterioso, que incluye un hechizo que puede regresarlo a la vida, por un tiempo de tan solo 24 horas. Como era de esperarse, el hechizo no sale del todo bien, y el padre de los chicos regresa sin tronco y cabeza. En la mejor tradición de los juegos de rol, Ian y Barley van en busca de una gema mágica, la cual puede hacer que su padre esté con ellos con su cuerpo completo. 

Es en ese segundo acto donde Unidos se vuelve realmente divertida, gracias a unos simpáticos personajes secundarios como la mítica Manticora (Octavia Spencer); Colt Bronco (Mel Rodriguez), un centauro policía, que a su vez es el novio de la madre de Ian y Barley; o Dewdrop (Grey Griffin), una hada malhumorada y líder de una pandilla de motociclistas. Pero uno de los mejores personajes es la camioneta destartalada de Barley, a la que él llama Guinevere y que sirve de leal corcel para cumplir con la peligrosa misión. 

Scanlon escribió este guion junto a Jason Headley y Keith Bunin, basándose en la pérdida de su padre a una edad temprana. Es por esto que la cinta se siente como algo muy personal para su autor. Sin embargo, Unidos no alcanza a tocar esas altas notas emocionales que caracterizan a los mejores trabajos de Pixar. Esto se debe tal vez a que la calidad del cine de animación de estos estudios nos ha acostumbrado a ser demasiado exigentes. 

Pero no se equivoquen. Esta película, con su ritmo que no decae, con su música que evoca lo mejor del rock progresivo, con sus personajes que destilan humanidad y con su animación preciosista, vale muchísimo la pena.