fbpx

Viola Davis critica el modo en que la industria del cine ve a los actores y actrices afro

“La mayoría del tiempo la inclusividad pasa a un segundo plano. Somos las sobras”, reflexionó la actriz nominada a los Premios Óscar
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Viola Davis recalcó la necesidad de que la industria del cine comience a escribir papeles pensados para actores y actrices racializados, con el fin de “poder alcanzar la excelencia”.

Kevin Winter

La industria cinematográfica de Estados Unidos tiene una historia llena de racismo y poca inclusividad en sus producciones, tanto frente como detrás de las cámaras. Y aunque el escenario parezca lejano, hace tan solo un par de años grandes personalidades como JadaPinkett, Will Smith y Spike Lee optaron por no asistir a la ceremonia de los premios de la Academia en 2016 por la falta de diversidad entre los nominados.

Ahora, es la actriz Viola Davis quien ha vuelto a manifestar su descontento al respecto, esta vez a la manera en la que son vistos los actores afro en las producciones de Hollywood. “Es difícil encontrar películas que no caigan en cierta categoría en cuanto a cómo nos ven”, dijo en una entrevista con Variety.

“La inclusividad no puede ser una etiqueta. Se tienen que escribir papeles que sean culturalmente específicos para las personas racializadas”, continuó. “Que estén pensados de igual modo que los personajes de nuestros colegas blancos para poder alcanzar la excelencia, de forma que podamos ser considerados para los premios. Pero la mayoría del tiempo la inclusividad pasa a un segundo plano. Somos las sobras”.

En cuanto a las distinciones, las victorias han sido amargas ya que mencionó que la única razón por la que está “rompiendo récords es porque nadie ha sido reconocido”. “Ese ‘honor’ es limitado. El problema es con la industria en sí misma, no con los premios. No puedes nominar a nadie si no se están haciendo películas”, agregó.

Davis también mencionó que muchos portales web y medios de comunicación no están preparados para poner en la mesa temas como la inclusividad, diversidad y raza debido a la falta de entendimiento que existe. “Hay una narrativa y una conversación que debe tenerse, pero no hay muchas personas con la habilidad de hacerlo”, observó.

Actualmente, Davis se encuentra aspirando al Óscar a Mejor actriz por su papel en Ma Rainey’s Black Bottom, convirtiéndose en la mujer afro con más nominaciones en toda la historia de los premios con tan solo cuatro en total. Pero más preocupante aún es que, junto a Octavia Spencer, ha sido la única actriz racializada que ha obtenido un galardón y posteriormente ha vuelto a ser nominada.