fbpx
Warner Bros

WW 84

Gal Gadot y Chris Pine nos traen la secuela de Wonder Woman, un romance entre un soldado atormentado y una semidiosa superheroína. Hablamos en exclusiva con el elenco de la segunda parte de La Mujer Maravilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Gal Gadot está al otro lado de la mesa. Su mirada es intimidante y estática. Lleva un enterizo beige, tacones, varias pulseras en sus manos y su pelo está prolijamente recogido. Su presencia puede resultar abrumadora, pero es cálida y amable. Por un momento siento que estoy hablando con alguien que ya conocía. No me hace sentir como un extraño que solo busca historias y relatos sobre su vida. Siempre está sonriendo y sus comentarios son espontáneos y genuinos. No le interesa aparentar y dice lo que piensa.  “Este personaje cambió mi vida, ¿sabes?”, responde cuando empezamos a hablar de la superheroína más grande de todos los tiempos.

Gadot, de 35 años, en la primera entrega llevó al personaje a un lugar tan humano que nos hizo reconectar de inmediato con la franquicia, quizás, precisamente por la fuerza de un guion atípico en el que su personaje principal nunca pretendió convertirse en una heroína. “Nunca he sido muy geek. Obviamente conocía a la Mujer Maravilla, y mi referencia principal era Lynda Carter. Pero jamás había leído nada de cómics”.

Gadot se parece en eso a su personaje: No quiere ser una heroína.

Hablamos esencialmente de la segunda parte, la película más esperada del año, WW84, de cómo venció los temores de superarse a sí misma y de cómo llevar al personaje al siguiente nivel, algo que parece hacer sin mayor dificultad. Gal Gadot nació para ser la Mujer Maravilla en la pantalla y fuera de ella, es una súper mujer.


¿Qué piensas de la fascinación que la gente tiene por las películas de superhéroes?

Bueno, es un tema que le gusta a casi todo el mundo, es popular. Todos conocen a Superman y a Batman. Son personajes que vienen de personas rechazadas por la sociedad de alguna manera. Todos tenemos como ese punto o etapa en la vida en la que sentimos que no encajamos, que somos rechazados, o que queremos ser como los demás, y la manera en la que estos personajes enfrentan sus desafíos y traumas es inspiradora, es una manera increíble de escapismo. Supera a la realidad.

¿Cómo puedes ser fiel a un personaje tan icónico?

Soy una gran admiradora de la Mujer Maravilla, siempre me ha encantado, y ella era el único personaje femenino de todos los superhéroes que yo conocía. Para mí, tener la oportunidad de personificarla fue algo importante. Desde el comienzo, el estudio se dio cuenta del potencial y del impacto que tiene el personaje, pero yo quería maximizarlo. Considero que, cuando filmas una película, todo se basa en el guion. El guion es como tu Biblia. Así que, primero que todo, me aseguré de entender por completo el personaje, su viaje, sus intenciones y deseos. Para mí, una de las cosas más importantes era mostrar su vulnerabilidad, porque para nosotros sería muy difícil identificarnos con una diosa, ella lo tiene todo, lo sabe todo, es súper fuerte… imparable. Pero, esencialmente, el encanto de la Mujer Maravilla es que ella es vulnerable, tiene un corazón enorme y está llena de compasión. Considero que todos esos rasgos tienen un eco en mí como mujer.

Warner Bros

Por lo tanto, ¿te identificas con el comportamiento de tu personaje?

Sí, por supuesto. Soy justa, soy compasiva y me preocupa la gente. Soy una persona social, amo a la gente y quiero que todos estén bien. Y soy empática, como ella.

¿Tomaste inspiración de otros personajes femeninos?

Recuerdo ver un documental sobre la princesa Diana, mucho antes de comenzar a grabar. Había algo sobre ella al ser de la familia real y ser intocable, con lo que nunca podremos identificarnos, solo podemos admirar y sentir curiosidad al respecto. Pero, lo especial sobre la princesa Diana era que tenía un corazón puro e hizo muchísimo por gente con necesidades y por quienes tenían VIH. Eso me inspiró, esa combinación de ser parte de la familia real, pero al tiempo ser tan sensata y preocuparse tanto por otros. Eso resonó conmigo y lo quería mostrar.

¿Consideras que, con el tiempo, el papel de las mujeres ha cambiado en las películas de acción?

Considero que se ha vuelto más popular, eso me encanta y espero verlo más. Considero que, lentamente, los estudios y las personas están entendiendo que las historias de mujeres también tienen buena taquilla en películas de acción, y eso es importante para nosotras.

Luego de dos películas y siendo una de las directoras más importantes en la industria, ¿qué has aprendido de Patty Jenkins?

Muchísimo, ¿por dónde comienzo? Patty es una de mis personas favoritas en el mundo, y hemos estado en las trincheras juntas, así que nuestra relación se basa en antes de La Mujer Maravilla y después de La Mujer Maravilla. Es una de mis mejores amigas. En la segunda película le dije que ella trabajaba como una espada japonesa; es muy precisa, sabe exactamente lo que necesita, lo que quiere, cómo conseguirlo y lo está haciendo de manera muy elegante, amable e increíble, mientras es asertiva y efectiva. Eso requiere habilidad, así que cuando yo no tenía que grabar, venía y la veía trabajar. Es increíble, es realmente inspiradora.

¿Consideras que ayudó a la película el haber sido dirigida por ella y no por un hombre?

Trabajar con cada director es diferente, todos aportan su propia personalidad y todas las personas son diferentes. Así que no creo que sea un asunto de género, solo es distinto. Personas diferentes, dinámica diferente, química diferente.

Clay Enos/Warner Bros

Pero, ¿hay alguna sensibilidad específica del género femenino para llevar esta historia?

No estoy segura de que sea eso, pero sí estoy segura de que Patty, al ser la directora, es fundamental para la película y para el personaje. No porque es mujer, sino porque ella es la directora indicada con la visión correcta para contar las historias de la Mujer Maravilla. Acabo de terminar una película con Kenneth Branagh, Muerte en el Nilo. Es un director hombre y también la pasé muy bien trabajando con él. Considero que el director es alguien que tiene rasgos maternales y paternales, y puede mover a la manada de una manera buena y productiva. Pero, esencialmente, no es algo de género sino de calidad de personas.

¿Cómo fue la experiencia de grabar esta segunda película? ¿Cambió en algo en relación con la primera?

Fue como volver a casa, el proceso de grabar este tipo de películas y la preparación requiere mucho tiempo y trabajo. Grabamos durante ocho meses, y en tiempo de humanos es como cinco años, porque grabamos todos los días, a veces hasta seis días a la semana. Somos muy afortunados al tener a las personas que trabajan en esta película, porque entre Kristen, Chris, Pedro, Patty y yo, todo fue increíble y muy divertido, y literalmente éramos como un equipo de baloncesto, era un esfuerzo mutuo y fue muy divertido. Así como fue exigente e intenso, así mismo disfrutamos la compañía de todos.

En esta película vemos una fuerte carga de escenas de acción. ¿Cómo fue el proceso de preparación? ¿Cambió en algo? ¿Se vuelve cada vez más sencillo?

¡No, no! Y la cosa es que, cuando haces una secuela, las expectativas son más altas, aunque en una película de este calibre, las expectativas siempre son altas, y ahora tenemos que elevarlas aún más. Lo que más me gusta de las secuencias de acción es que, cuando ves esas películas de superhéroes, usualmente el héroe es un hombre y pelea como un hombre, pero cuando haces una película así con una mujer, somos nosotras y no peleamos como hombres. Soy una mujer, ¿cómo pelea una mujer? ¿Quién sabe?

Al inicio Patty y yo llevamos a nuestros hijos a ver el show del Cirque du Soleil, y ellos tienen cables, y hacen todas estas cosas loquísimas, fue hermoso. Patty me dijo que todo este arte fue una inspiración increíble para las peleas. “Es tan femenino, elegante y sexy, y puede ser muy fuerte y fino”. Se volvió nuestra inspiración, así que con el equipo de piruetas creamos algo que no se había hecho antes. Mucha de la acción es real porque a Patty le gusta filmar todo lo que puede ser real, así que, mientras podamos hacerlo, la acción es real y cruda. Crearon toda una infraestructura nueva para grabar las escenas de acción en el aire, y necesitaban asegurarse de que nadie iba a odiar a nadie después. Hubo mucho trabajo previo para que nosotros pudiéramos bailar y pelear en el aire, conectados de cables. Y fue hermoso, y gracias a que todos somos actores, el sentir que estoy haciendo algo tan fresco, diferente y fuerte, fue increíble. Fue mucho trabajo y tuvimos que aprender muchas coreografías y entrenar muchísimo para asegurarnos de que podíamos hacer todo eso, pero valió la pena.

En la primera película fue evidente la gran química entre tú y Chris Pine, ¿cómo fue volver a estar juntos?

Lo adoro, es un amigo muy querido y tiene mucho talento, es muy sencillo trabajar con él. Siempre se burla de mí, eso siempre rompe el hielo. Fue genial, me puse muy feliz de que Patty encontrara una manera de traerlo de vuelta, porque él es una parte integral de la película y de su éxito. Pero, obviamente nunca hubiera vuelto a menos que hubiera una razón muy buena y creo que dieron en el clavo. Fue divertido tenerlo de vuelta, y se sintió muy bien.

¿Qué opinas sobre el cambio de tono en comparación a la primera película?

El tono es diferente, pero el universo con el que se trabaja es similar, así que no es algo abrupto. No tendrás una película diferente, sigue teniendo el espíritu de la primera, que es eléctrica y encantadora, y todo eso. Esa es una parte increíble de tener a una directora maravillosa, que hace varias películas de una sola cosa.


“Nunca he sido muy geek. Obviamente conocía a  la Mujer Maravilla, y mi referencia principal era Lynda Carter. Pero jamás había leído nada de cómics”. Y Gadot se parece en eso a su personaje: No quiere ser una súper mujer.


El humor en fundamental en esta película, ¿cómo desarrollan ese lenguaje?

Esencialmente, cuando ves películas, es como en la vida, la vida es mejor cuando bromeas sobre las cosas y te burlas de ti mismo. Especialmente, cuando ves una película, creo que es esencial que la audiencia reciba estos regalos de diversión. Creo que es esencial y estaba muy celosa de que a Kristen, Pedro y Chris les dieran los mejores chistes. Literalmente hubo momentos en donde estábamos tristes y ellos esperaban para entregar la mejor broma y son muy buenos, yo tenía que mantenerme en el personaje y ser Diana. Hay mucho humor y diversión en la película.

¿Cómo te sientes cuando ves que la gente se quiere disfrazar de la Mujer Maravilla? Hombres, niños…

Increíble, honrada y orgullosa de eso. Cuando llega Halloween, siempre salgo a pedir dulces con mis hijas, y llevo una máscara para que no me reconozcan, y siempre busco a las niñas disfrazadas de Mujer Maravilla. Es genial.

¿Conservaste algún recuerdo tipo amuleto de esta película? ¿Quizá alguna parte del vestuario?

Si, pero aprendí de la primera película, de la que no guardé nada. En la segunda sabía que debía conservar algo, pero no sabía qué, y luego robé algo del set. [Risas] Y no te diré qué, porque no quiero meterme en problemas.

¿Cuándo te sientes vulnerable?

Probablemente con los paparazzi y cosas así, especialmente cuando estoy con mis hijas. En la vida, me siento vulnerable por diferentes cosas, pero supongo que en la vida pública, es cuando llegan los paparazzi, y cuando la gente que se acerca es agresiva.

Chris Pine

¿Cómo fue la experiencia de volver para la segunda entrega de La Mujer Maravilla?

Muy divertida. Me encanta Patty y me encanta Gal, esta vez estaban Pedro y Kristen a bordo, ellos tienen mucha responsabilidad en esto. Una de las más grandes habilidades de Patty, que la hace una gran directora, es hacer un buen casting y unir a este elenco para que trabajar juntos fuera fácil y tuviéramos mucha química. Esta película es divertida, usamos todo el colorido de los 80, y usamos esa estética en una historia muy divertida que da un buen mensaje al final; en últimas es algo como inspirado por Spielberg al lograr ser serio pero muy divertido

ESTRELLAS EN MODO OCHENTERO: Gal Gadot interpreta a Diana Prince/la Mujer Maravilla, y Chris Pine tiene el papel de Steve Trevor. Por su parte, Kristen Wiig es Bárbara Ann Minerva/Cheetah, Pedro Pascal actúa como Maxwell Lord y Robin Wright representa a Antiope/Hippolyta. Warner Bros.

Gal mencionó que toda la acción es real…

Sí hay un par de pantallas azules, pero la mayor parte de esas escenas, como las persecuciones en carro, las hicimos en una carretera y grabamos en las Islas Canarias con 6 tanques y helicópteros volando y Gal atada con cuerdas. Fue una locura y muy divertido. Tuvimos esa segunda unidad de dirección increíble, y esa persecución como en Indiana Jones con la arena y esa estética, fue muy divertido.

¿Tenías claro que volverías para una segunda película?

Sí, porque Patty siempre está pensando en nuevas ideas para películas y shows, incluso si nunca se finiquitan, siempre llega con esas ideas, y disfruta mucho haciendo eso. Nos dijo durante la dirección de la primera que tenía algunas ideas para la segunda y estaba seguro de que eso iba a suceder.

¿Y dudaste en volver?

No, son especulaciones de los fanáticos; me pagan por estar con Gal, lanzar un par de golpes y pasar el tiempo con mis amigos. No es un mal trabajo.

¿Qué recuerdas de los 80, la década en que se desarrolla la película?

Para mí, siendo un niño de los 80, muchos de mis años de adolescencia fueron durante esa época. Es muy acogedor, me recuerda a jugar béisbol con mi papá, ver Un experto en diversiones cuando estaba enfermo, mirar todas las películas de Indiana Jones, irme a dormir con mi sleeping de Star Wars, Nintendo, mi primer película de Jurassic Park en un pijamada con mis amigos, recuerdo a mi hermana discutiendo con mi madre por ir a un concierto en Joshua Tree, ir en un carro escuchando música de Oingo Boingo en casete, no sé, mi infancia…

¿Te aproximaste al personaje de forma diferente en comparación con la primera película?

Sí, es totalmente diferente. Hicimos un cambio al héroe de guerra que se ve en la primera película, ahora es un soldado que ha visto la depravación de la raza humana y este es un ser con los ojos abiertos y con la habilidad para asimilarlo todo. Diría que es un personaje que ama esta experiencia sin estar tan hastiado como para convertirse en alguien negativo, eso fue divertido de hacer.

UN ELENCO DE LUJO: Chirs Pine, Gal Gadot, Kristen Wiigy Pedro Pascal. Warner Bros

Y cuanto al tono, ¿cómo estuvo ese cambio especialmente en la estructura del personaje?

Diría que es más difícil, de cierta forma. No es algo que necesariamente disfruto todo el tiempo, eso lo hice mucho cuando era un actor más joven. Fue un desafío, realmente. Como dije antes, para mis habilidades naturales, soy un poco pesimista, así que realmente no tengo que hacerlo a veces, a veces tienes que volverte más realista, así que diré que ambos tienen sus cosas positivas y sus contratiempos.

¿Cómo asumes las comparaciones que hacen los fans de DC entre la película y el comic?

Como todo, Twitter y el Internet tienen unos fans obsesionados con estos personajes, pues han pasado mucho tiempo con ellos, entonces creo que es imposible complacerlos a todos. Pero, por el lado positivo, también hay mucha gente que disfruta mucho estos personajes. Voy a contarte una experiencia que recuerdo mucho: estaba en Nueva York por una rueda de prensa de la primera película, y fui a una proyección y fuera del teatro había hombres maduros, mujeres, familias, gays, lesbianas, blancos, afro, gente de todo tipo vestidos como la Mujer Maravilla, y me refiero a que estaban completamente vestidos como ella. Había una sensación de felicidad y unidad, del tipo que solo las buenas historias, la buena música y el arte pueden conseguir. Durante dos horas a nadie le importó lo que seas, todos querían ser ella. Ver a niños vestidos como la Mujer Maravilla me dio mucha felicidad y satisfacción de hacer parte de algo que puede lograr todo eso.

Aparte de Indiana Jones, ¿con qué otras cosas de los 80 estuviste obsesionado?

Sí, con todo lo de Indiana Jones, con She Ra, creo que fue mi primer crush. Era muy fan del beisbol, mi jugador favorito era Don Mattingly de los Yankees, también de los Dodgers, y era un gran fanático de Un experto en diversiones. Estuve obsesionado con Bugsy Malone por un tiempo, mi mamá me compró un traje de tres piezas y un sombrero. Durante las vacaciones de primavera iba a Arizona y leía cómics en el camino mientras escuchaba música de los 50.

Hace un tiempo aseguraste que todo el mundo de las redes sociales era una locura innecesaria, ¿sigues pensando lo mismo?

Sí. Yo no tengo redes sociales y me deshice de mi celular hace un par de años. Tengo mis propias ideas, y no soy muy adepto a la tecnología, me suelo aburrir fácilmente. Me pongo a pensar mucho cuando leo artículos del New York Times sobre grandes CEOs de Silicon Valley diciendo que prefieren que sus hijos no usen smartphones.

¿Y te sientes mejor sin el celular inteligente?

Sí, representa menos ansiedad, es una decisión personal. Yo soy una persona ansiosa y tengo muchos estímulos, quería ver cómo era vivir sin él. De todos modos es difícil porque no puedo chatear, no puedo tomar fotos o usar Google Maps. Tenía miles de fotos en mi celular y nunca hice backup, e igual siempre pierdo mis celulares. Ahora tomo fotos en película, lo que quiere decir que tengo que revelar para tenerlas, por eso ya no las pierdo. Para mí es algo más práctico en todos los sentidos, ahora puedo encontrar las fotos de mi cumpleaños del año pasado, pequeñas cosas como esa. Luego oí sobre un estudio sobre Google Maps y Waze; por ejemplo, si estás en Londres por primera vez y buscas un sitio para tomar un café, pero recibes cinco o seis reseñas de ese lugar, entonces no sabes las implicaciones que eso va a tener en tu forma de actuar, y al depender de esas cosas se reduce la espontaneidad de tu vida.


“Esencialmente, el encanto de la Mujer Maravilla es que ella es vulnerable, tiene  un corazón enorme y está llena de compasión. Considero que todos esos rasgos tienen un eco en mí como mujer”.


Has trabajado con grandes directores ¿qué puedes decir acerca de Patty Jenkins?

Ella sabe lo que quiere, tiene una visión específica, lo cual es beneficioso para saber qué quiere de cada departamento que trabaja en la película, entonces hace que las cosas pasen sin errores. Hay compañías grandes y pequeñas que han trabajado con ella desde hace años y necesitas saber cómo gastar esos millones de dólares, tienes que hacerlo bien. También tienes que ser muy sensible y saber cómo le hablas a tus actores, ella sabe hacer esas cosas. Entonces sabes que estás en buenas manos, con una gran líder, y también una persona muy sensible que sabe sacar lo mejor de otras personas sensibles.

¿Ya han hablado con Patty de una tercera película?

No, creo que por el momento hay que sacar esto y ver cómo responde la gente, ella probablemente esté esperando lo mismo. Pero soy muy afortunado al haber podido trabajar en Star Trek y en esta película, estar en medio de dos franquicias de alto presupuesto con gente que me agrada, con la que trabajo y paso tiempo. Me gusta la historia que contamos, me divierto mucho trabajando, me gusta el personaje que interpreto, y si ellos me quieren de vuelta, tendrán que pagarme [Risas].

Siempre te vemos como personaje principal, ¿disfrutas ser un personaje secundario?

Sí, porque toma mucho trabajo hacerlo, producirlo y venderlo; requiere mucho trabajo y responsabilidad. Lo disfruto y lo hice porque me gustó la historia, porque me gustó lo que Patty tenía que decir; me gusta la idea de romance en filmes de acción, que hace rato no lo veía porque ya no hacen películas románticas. Luego conocí a Gal y me enamoré de ella, era una persona que de verdad me gustaba y coqueteé con ella, y traté de ser divertido recordando todos estos filmes como Romancing the Stone, o a actores como Harrison Ford, Rosalind Russell y Cary Grant. Todas estas relaciones entre dos personajes dominantes; es divertido, no me importa, yo tuve ya mucha acción en mi momento. Tuve la oportunidad de hacer acción, me levantaba a las cuatro para entrenar toda la semana, estaba colgando de cables en algún lugar, me gustaba dar un par de golpes a veces, pero ahora estaba más interesado en la historia, y en la historia de amor que se ve en la pantalla porque hace rato no tenía una.

Warner Bros

¿Qué opinas de Gal como compañera de trabajo?

Ella no parece dejarse afectarse por Hollywood y sus trampas. La parte que define a Gal es su positivismo desmedido, siempre ve el vaso medio lleno. No puedes borrar esa sonrisa de su cara, está criando dos hijas, trabaja un montón de horas y nunca se queja, yo haría exactamente lo contrario. Ella es una mujer casada con dos hijas. No necesita consejos de nadie. Fue criada por buenas personas, buenos amigos y una buena familia que la rodean, es una persona honesta.

Pedro Pascal

¿Cómo fue la experiencia de hacer parte de esta película?

Fue increíble, hay algo que me sigue sorprendiendo, y es que fue la mayor experiencia creativa que he tenido, un desafío creativo por parte de Patty Jenkins. Fue más exigente creativamente que cualquier personaje que hice en el teatro en Nueva York. Fue muy divertido trabajar con este elenco, con estos productores, con esta directora y también fue divertido el trabajo duro. No fue solo navegar en efectos especiales o secuencias de pelea, esto fue una experiencia creativa muy rica para mí.

Había muchas cosas en el papel para sumergirse. Creo que a Patty Jenkins, al contrario de muchos directores, le gustan los actores y personajes completos, o por lo menos cualquier tipo de presencia, incluso si son personajes breves, sigue habiendo algo especial en ellos, en su energía y su humanidad. Yo creo que la humanidad de los personajes es lo que domina sus historias y parte del porqué la gente se enamora de la Mujer Maravilla a primera vista. Era una experiencia visceral y emocionalmente rica. Por supuesto, la forma en la que Patty Jenkins nos introdujo en la primera película fue monstruosa porque es una de las actuaciones más poderosas en la historia de este tipo de películas. Había mucho en lo que sumergirse para cada personaje. Es interesante tener una película de superhéroes impulsada por la historia de un personaje.

¿Qué te sorprendió de Gal como persona?

Pensé que era más bajita [Risas]. No mucho, creo que lo que me sorprende es que todos vimos la primera película y nos enamoramos de su representación del personaje, y cuando la conoces entiendes por qué. Creo que no todo el tiempo es capaz de traducir quién es completamente y compartir eso con todo el mundo en cámara, es algo muy raro y especial, pero muy real. Cuando estábamos grabando, la gente me preguntaba mucho: ¿Cómo es Gal? Ella es una maravillosa amiga, madre, compañera de elenco, productora, actriz, es abierta y valiente.

¿Qué te gusta de los 80 que te emocionó al encontrarlo en esta película?

Los 80 me formaron, nací en 1975 así que mi infancia y parte de mi adolescencia fueron en los 80. La mayoría de la gente probablemente se equivoca y se traumatiza con eso; había una idea muy errónea por todo el consumo de la cultura pop. Junto a mi hermana estábamos expuestos a esto por haber crecido en Estados Unidos. Nacimos en Chile y fuimos criados en Norteamérica y teníamos televisión por cable, nuestro padre nos llevaba a ver películas tres veces a la semana, fuimos a conciertos de rock porque eso era lo que querían hacer nuestros padres. Aprendí de todo eso y me inspiró, siempre le digo a la gente que me criaron Spielberg y HBO.

INSEPARABLES: Patty es una de las personas favoritas en el mundo de Gal Gadot: “Hemos estado en las trincheras juntas, así que nuestra relación se basa en antes de La Mujer Maravilla y después de La Mujer Maravilla”. Warner Bros

¿Hollywood es abierto con los actores latinos?

No, no puedo conseguir trabajo [Risas]. Creo que Hollywood está abierto a todo lo que funcione, y creo que la representación de la cultura latina y de actores latinos es muy importante porque somos muchos. Creo que lo que se necesita aprender tiene que ver con las múltiples formas de representación de la cultura latina, porque México es muy diferente a Chile, a Cuba o Puerto Rico, pero sigue habiendo un factor común y una solidaridad que siento por toda Latinoamérica. No hay límite en las formas en que podemos ser representados, todavía hay un largo camino por recorrer. También pienso en la gama de colores, y les diría que la representación afro es muy necesaria.

¿Cómo fue tu camino para llegar hasta acá?

Fue indescriptiblemente duro, tengo mucha suerte, pero fui camarero durante años, y me despedían mucho. Hubo algunos años en los que tenía que hacer un esfuerzo para pagar el seguro, y había otros años en los que no trabajaba en lo absoluto. Casi llegué al punto en el que, tenía treinta y pico, y tuve que comenzar a buscar trabajos en televisión porque no tenía cómo pagar la renta.

De todos modos era perseguir mi sueño, y cuando era el séptimo opcionado en un piloto de algo parecía un logro tan grande como si me hubieran ofrecido una película de estas. Era realista conmigo mismo en términos de “esto es lo que soy, esto es lo que hago y puede que no vaya a hacerme rico, pero tratemos de sobrevivir”. Luego entré a Game of Thrones, y eso cambió todo pero ya tenía como 38 años.

¿Y cómo lograste este personaje?

Fue absolutamente irreal, no creo que vuelva a pasar. Trabajé con Patty por un corto tiempo en un piloto que no salió escogido. Luego mis dos primeras grandes películas fueron producidas por Charles Roven, que habló conmigo primero y me dijo que Patty quería hablarme sobre un personaje misterioso de esta película. Luego ella y yo hablamos, y nos caímos bien. Soy un fan de Monster, y siempre lamenté no haber podido trabajar más con ella, pero luego vino esta oportunidad. Vino Charles, hablé con Patty y me ofrecieron el trabajo. Fue una locura.

¿Y qué consideras que le aporta Patty a esta historia?

Patty no satura con efectos especiales ni CGI, y está muy comprometida con las diferentes capas de la experiencia de los 80 en términos de la historia y de lo que significó en la historia del cine. Eso también es parte del por qué esta película es tan especial, hay una nostalgia que es parte de la gran experiencia y tiene mucho que ver con el por qué se hizo la película en esa época.

¿Cómo te va con el rol de interpretar villanos?

Puede ser más divertido, pero también creo que es un verdadero reto interpretar un personaje protagónico accesible. Por eso es que creo que Chris Pine es particularmente especial porque hay algo difícil al interpretar un protagonista masculino, accesible y rico. Cuando tienes que interpretar un villano y tienes que ser desordenado o más oscuro o demostrar emociones más oscuras, es más divertido, sí. Pero eso no quiere decir que sea más fácil o difícil, eso depende.


“Lentamente, los estudios y las personas están entendiendo que las historias de mujeres también tienen buena taquilla en películas de acción, y eso es importante para nosotras”.


El éxito te llegó relativamente tarde, ¿cómo crees que habría sido todo si te hubiera llegado cuando tenías 20 años?

Pienso mucho acerca de esto, si yo hubiera tenido un trabajo que lo cambiara todo a los 20 años, probablemente no estaría sentado acá en este momento y no sé cómo contestar eso. Supongo que el recorrido es tal como ha sido; probablemente fue muy útil para estar más preparado para estos proyectos y trabajar con gente increíble. No era muy disciplinado, pero tampoco era tan desordenado, solo pasé por eso.

Kristen Wiig

¿Cuándo empezaste a trabajar en la películas, cómo fue tu conexión con Gal y Patty? ¿Fue algo instantáneo o les tomó un tiempo?

Cuando llegué a Londres estaba muy nerviosa, nunca había estado en una película así de grande, en una franquicia de superhéroes. Tuve que mudarme a Londres durante nueve meses, y al ver a Gal y a Patty, todo fue muy acogedor, muy cálido, comenzamos de inmediato. Hablamos y nos conocimos muy rápido, fue muy divertido e instantáneo, yo era una gran admiradora y me encantó la primera película. Y cuando ves a alguien en la pantalla grande, te das una leve idea de cómo es una persona. Al verla en La Mujer Maravilla y ver sus entrevistas, sabía que era una persona con la que me llevaría bien.

¿Trabajar con una súper estrella como Gal resultó como esperabas?

El conocer a Gal tan bien como lo hago ahora… puedo decir que es muy agradecida y tuve muchas oportunidades de confirmarlo. No se ha dejado llevar por la fama ni por el éxito de las grandes películas. Es una gran profesional y persona.

Generalmente no te vemos en películas de acción, ¿qué clase de entrenamiento físico tuvieron que hacer antes de la película?

Todo, cardio, pesas, Pilates. Ejercicios de flexibilidad, correr, aprender las maniobras… porque es como un baile.

Es la primera representación de Cheetah en una película, ¿sientes el peso o la responsabilidad de eso? ¿Qué clase de investigación hiciste?

¡Sí! Al hacer cualquier cosa del mundo de los cómics hay muchísima presión porque hay fans muy dedicados; cuando me escogieron, la gente tenía opiniones y hablaba de ello. Tienes que minimizarlo en tu cerebro y decir: “Voy a hacer lo mejor que puedo y a la gente le gustará o no”. Espero que sí. Hay diferentes versiones de Bárbara en los cómics, sobre cómo obtiene sus poderes y hacia dónde va. Yo, personalmente, confié en Patty y Esther, en cómo veían el personaje y cómo querían que yo representara su actitud y su tono. ¿Realmente debería investigar y leer todos estos cómics? ¿Me ayudará con el personaje? Realmente solo me basé en Patty y en cómo quería que la interpretara.

PEDRO Y KRISTEN: Una paraje de villanos atípica. Warner Bros

¿Entonces no te has vuelto una nerd de cómics?

Soy una nerd de películas sobre cómics, las he visto todas. Pero no puedo decir que leo cómics.

¿Cuál es el desafió más grande al hacer parte de una franquicia de superhéroes?

Considero que al comienzo fue la presión y llegar a un grupo que ya estaba establecido. La primera película recibió mucho amor, así que sí, cuando eres una actriz, e hiciste varias películas, siempre quieres volver y hacer lo mejor. Además de eso, físicamente también fue muy exigente para mí, y creo que para todos. Pero fue más divertido que demandante.