Damien Rice regresa a Colombia

El irlandés, que con solo tres discos se ha convertido en una de las voces más destacadas del folk, nos habló sobre su experiencia con el gran Leonard Cohen, su evolución musical y lo que podremos esperar de su concierto en Bogotá


POR LAURA CAMILA MUÑOZ | 28 Nov de 2018

Cortesía prensa Damien Rice


En 2015, Ed Sheeran le dijo lo siguiente a ROLLING STONE: “Ver tocar a Damien Rice cuando yo tenía 11 años cambió mi vida para siempre. Después de verlo en este pequeño club en Irlanda, pude conocerlo y fue genial. Fui directo a casa y comencé a escribir canciones. No estaría haciendo lo que estoy haciendo ahora. Sin él, hubiera sido un idiota”.

En los últimos meses Rice andaba haciendo un tour enfocado en Europa, Norte América, Australia y Nueva Zelanda, sin embargo, empezó a recibir solicitudes de Suramérica y Asia. “Algunas de mis giras favoritas fueron en Sur América y estoy muy agradecido por eso”, dijo desde la distancia a ROLLING STONE. “Me parece curioso que un álbum tan pequeño, grabado en una simple habitación, pudiera viajar tan lejos alrededor del mundo”, añadió al referirse a lo sorprendente que fuera el que una canción como The Blower’s Daughter terminara llevándolo a presentarse por todo el planeta.

¿Cómo podrías describir tu evolución musical desde O?

Es difícil ser objetivo en cuanto a mi “evolución” al estar en mis zapatos. Ha habido una pérdida de inocencia, de esa inocencia ingenua. Ahora ha nacido una nueva para reemplazar la vieja. Siento que mis sueños idealistas fueron destrozados en el momento en el que aprendí más acerca de la vida. Ahora tengo una perspectiva completamente diferente y veo todo con nuevos ojos, con una nueva curiosidad para ver las cosas como son, en vez de asumir su naturaleza.

¿Por qué te demoras tanto para lanzar álbumes nuevos? Además de las giras, ¿a qué te dedicas entre lanzamientos?

Cada vez que estoy cerca de terminar una canción, nace una nueva y roba mi atención. Entonces, quedo atrapado en medio del montón de canciones que esperan ser reveladas al mundo. He venido trabajando en terminar algunas canciones y no puedo esperar más para compartirlas.

¿Cómo fue tu experiencia con Leonard Cohen en 2008?

Descubrí que Leonard es tan inspirador en persona como en su música. Fue un caballero con un apetito por una existencia llena de nobleza.

¿Aún crees en los álbumes?

Disfruto un buen álbum tanto como disfruto una buena comida, así que aún tienen un lugar significativo en mi vida.

Hace ocho años viniste a Colombia, ¿podrías compartirnos algunos recuerdos de esa experiencia?

Uno de mis recuerdos más memorables fue en Barichara con un escorpión. Estábamos organizando todo para el concierto y vi a algunas personas moviéndose de un lado a otro con un palo, tratando de ahuyentar a un escorpión del escenario. Al regresar de una gira a mi casa en Irlanda, normalmente la encuentro llena de arañas, entonces estoy acostumbrado a atraparlas con un vaso y un pedazo de papel para liberarlas. Así que no lo pensé mucho, cuando vi el escorpión, de manera instintiva lo tomé con una taza y debajo puse un pedazo de papel para evitar que se escapara y después lo liberé. Lo recuerdo como si fuera ayer porque no tuve ningún sentido de protección. Había practicado esta maniobra tantas veces con arañas inofensivas en Irlanda, que todo sucedió de una manera muy natural. Fue una buena lección porque me recordó que cuando no tengo miedo soy una persona calmada, concentrada y amable.

Hablemos de política, ¿qué piensas del Brexit?

El tema de la política es muy sensible. Tiene la tendencia de dividir a las personas. No soy un fan de las creencias extremistas que dividen a la gente. Prefiero que las personas entiendan que somos uno y entre más nos ayudemos los unos a los otros nuestras vidas mejorarán. Pero si el péndulo oscila hacia un extremo, inevitablemente regresará hacia el otro. Tal como las estaciones. Me gusta permanecer tranquilo en medio de los cambios y disfrutar de lo que cada estación tiene para ofrecer.

Finalmente, ¿cómo será el concierto que te trae de regreso a Colombia?

No hago setlists para los conciertos porque prefiero esperar hasta ese día y ver a qué huele el aire, ver cómo se siente mi estómago, ver cuál es la energía que proyecta la audiencia y encontrar mi camino a lo largo del concierto. Tal como encontraría mi camino con los ojos vendados en medio de un bosque, dependiendo de mis otros sentidos; esta tal vez sea una de las razones por las que disfruto tanto de los conciertos, pues me hace estar tan alerta y conectado con lo que me rodea.


Deja tu opinión sobre el artículo: