Damon Albarn disfruta el presente

El cantante de Gorillaz y Blur habla sobre la fama en caricatura, cumplir 50 años y las razones para seguir fumando marihuana


POR SIMON VOZICK-LEVINSON | 28 Sep de 2018

“Me hubiera encantado trabajar con John Lennon, pero estaba en el colegio cuando le dispararon. Fue una influencia muy importante cuando era joven”, confesó Albarn. Aaron Richter/Contour by Getty Images


Damon Albarn, cantante de Gorillaz, estaba algo aburrido en la gira del año pasado, así que hizo lo que mejor saber hacer y empezó a escribir ideas en su iPad. “Si estás lejos de casa por meses, sería ridículo no aprovechar ese tiempo para hacer algo productivo”, dice el compositor inglés de 50 años, quien ha lanzado un LP anual por los últimos 25 años con Blur, Gorillaz o algún otro proyecto. El más reciente es The Now Now, de Gorillaz. Con sus melodías y una lista corta de invitados (Snoop Dogg, el guitarrista de jazz de 75 años George Benson y el veterano del house Jamie Principle), el disco fue un cambio necesario tras Humanz, que había presentado el año pasado. “Es un álbum dentro de un álbum, un sueño dentro de un sueño”, comenta Albarn. “Como en El origen”.

Albarn estará muy ocupado en lo que queda del año. En octubre llevará a su banda animada a Estados Unidos para tocar algunos conciertos antes del primer festival Demon Dayz L.A. el 20 de octubre. “Los fanáticos de Gorillaz parecen una gran familia”, dice sobre EE.UU. “Siempre me reciben con mucho entusiasmo. De algún modo creo que será una reunión familiar”. También está trabajando en un disco nuevo de The Good, the Bad & the Queen, su proyecto con Tony Allen, Paul Simonon (bajista de The Clash) y Simon Tong (teclista de The Verve), que publicó su debut en 2007 y no ha vuelto a lanzar nada. “Ya está listo”, comenta. “Es un disco que suena a lo más popular de ahora, un reflejo extraño y distorsionado del Reino Unido”.

RS habló son Albarn durante una parada en Ámsterdam, Holanda para charlar sobre la fama en caricatura, cumplir 50 años y las razones para seguir fumando marihuana.

Hace 20 años creaste Gorillaz con el caricaturista Jamie Hewlett. ¿Te sorprende que algo que comenzó como un chiste se ha convertido en un fenómeno tan duradero?

Me sorprende todo el tiempo. He tenido momentos en los que me desanimo, que siento que no puedo seguir haciéndolo. Me frustra. Pero la energía regresa con cada generación. Acabamos de tocar en un festival que se llama Boomtown en Inglaterra. El público era muy joven, entre 18 y 23 años, ellos son los únicos que tienen la resistencia para saltar a un abismo. No entiendo cómo es que siempre hay un nuevo público, pero es evidente que eso sucede, y me emociona.

The Now Now se siente muy diferente al resto de los discos de Gorillaz por los pocos invitados que hay. ¿Por qué no llamarlo un disco de Damon Albarn?

Bueno, porque no lo es. 2-D está cantando y él tiene una voz un poco diferente a Damon Albarn. [Suspiro] me niego a hablar en tercera persona.

George Benson es un invitado inesperado en un álbum pop en 2018. ¿Eres fanático de su música?

El sonido que creó para canciones como Give Me the Night es de lo mejor que se ha hecho junto a los grooves clásicos de Michael Jackson. Lo asocio con la época en la que empecé a invitar niñas a bailar en las fiestas. Todas esas cosas horribles e incómodas. Tenía unos 14 años y él era una superestrella. Pero [la música] es incluso más grande porque era el fondo de todo eso, ¿me entiendes?

¿Te arrepientes de no contactar a algún héroe musical?

Me hubiera encantado trabajar con John Lennon, pero estaba en el colegio cuando le dispararon. Fue una influencia muy importante cuando era joven, sus ideas, su actitud, todo. Empecé a explorar mis propias composiciones al tocar las canciones de otros en piano, e Imagine fue una de las que más me impactó. No es la canción más cool para citar, pero es la más honesta para mí.

En Humanz decidiste editar todas las referencias a Donald Trump. ¿Qué hay de este disco? ¿Hay algún tema político en el álbum?

Bueno, las primeras palabras son “Calling the world from isolation” [Llamando al mundo desde el aislamiento]. En parte, se trata de la sensación de estar todo el tiempo viajando y de gira, pero también es uno de los grandes problemas de hoy en día. Por ejemplo el cambio climático, que la gente se aísle no ayuda.

Fuiste criado bajo una tradición cuáquera. ¿Eso sigue siendo parte de cómo ves el mundo?

Eso viene de mis abuelos. En el fondo es una parte muy fuerte de lo que soy, esa tolerancia. Creo que lo mejor que puedes hacer como músico es comunicar lo que crees que puede ser la esperanza.

Hace poco cumpliste 50 años. ¿Cómo lo celebraste?

Mi cumpleaños empezó cuando salí del aeropuerto de Bogotá en Colombia. Básicamente fue una experiencia nocturna a una gran altitud. Después tuve una reunión familiar tranquila cuando regresé a casa.

Comparada con la fiesta del año pasado que hizo Noel Gallagher para celebrar su 50 años, con temática de cocaína, ¿qué tal estuvo?

¡La mía estuvo patética comparada con la de él! La suya fue espectacular. No hay punto de comparación.

En los 90 ustedes eran rivales en la escena musical del Reino Unido, cuando estabas en Blur y él en Oasis. ¿Cómo es esa amistad ahora?

Él es un camarada. Se trata de ese momento en el que se vuelve realidad todo lo que estabas soñando. Yo tenía 22 años y no podía caminar por la calle sin que la gente me reconociera. Es emocionante pero también aterrador, y pasamos juntos por eso.

En 2015 te reuniste con Blur para grabar The Magic Whip. ¿Crees que podría haber otro álbum con esa banda?

No sé. Tal vez. No podría dar una fecha, pero nunca voy a cerrar las puertas a esa parte de mi vida.

Has hablado abiertamente sobre las drogas que usaste y sus beneficios creativos. ¿Todavía fumas marihuana?

Sí. Me gusta fumar cuando estoy en el estudio, pero no para tocar. Es decir, me gusta para improvisar, pero para algo como Gorillaz es mejor estar sobrio.

Las microdosis, cuando la gente toma pequeñas cantidades de drogas psicodélicas en el día a día, han crecido. ¿Eso te gusta?

Espera, ¿cómo ácido y hongos? ¿Para trabajar? [Risas] ¡No! Si hago eso no podría trabajar bien en una oficina.


Deja tu opinión sobre el artículo: