P&R Billy Joel

El cantante, compositor y pianista habla de cumplir 70 años, de componer música que no grabará, de Donald Trump y de por qué jamás hará una gira de despedida


POR ANDY GREENE | 19 Jun de 2019


Billy Joel no ha lanzado un nuevo álbum de pop desde 1993, pero eso no le ha impedido agotar boletería en el Madison Square Garden mes a mes durante los últimos cinco años o llenar estadios de béisbol en todo EE. UU. todos los veranos. “He salido al escenario y he dicho: ‘No tengo nada nuevo para ustedes, así que solo vamos a tocar lo viejo’”, dice Joel por teléfono desde su casa en Palm Beach, Florida. “Y el público grita enloquecido. He estado en el escenario frente a 30, 40 o 50 mil personas y pienso: ‘¿qué carajos están haciendo aquí? ¿Por qué ahora?’. Creo que, de alguna manera, soy un anacronismo. No quedamos muchos como yo. Hay una rareza en ello que le da valor”.

¿Estás emocionado por tocar en el Garden en tu cumpleaños número 70?

Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, estoy feliz de estar vivo. Por el otro, no sé qué tanta celebración merezca por haber llegado a los 70. A lo que me refiero es que es una noche de trabajo, no puedo comer pastel, no puedo hacer nada de eso.

Aún así, llegar a los 70 es un momento importante.

Tengo un trabajo parecido al de Peter Pan. Comienzas joven, rocanroleando, y eso es lo que haces toda tu vida. No te das cuenta de qué tan viejo eres realmente. Veo imágenes mías de hace poco en el Garden y me digo: “Eso no parece real”. Envejecí y se me cayó el pelo. Para empezar, nunca fui un ídolo de matiné y todavía estoy en el escenario haciendo el mismo trabajo que hice cuando tenía 16 años.

Muchos de tus colegas se han tinturado el pelo y hacen lo que sea por verse jóvenes. ¿Alguna vez has estado tentado a hacer lo mismo?

Para mí, intentar lucir como una estrella de película sería ridículo. Siempre he sido poco atractivo y no voy a cambiar. Cirugías plásticas, pelucas… no sé, no tiene nada que ver con la música.

Tus hijas más jóvenes tienen tres y un año. ¿Es la paternidad diferente para ti ahora de lo que era antes?

La diferencia está en que ahora la gente piensa que soy el abuelo de mis hijos. Llevo a una de mis hijas al colegio, y uno de los otros padres me dice: “Tu nieta es muy tierna”, y yo solo doy las gracias. No es tan diferente, todavía me encanta ser papá. No sabía que volvería a serlo a esta edad, pero me alegra. Me mantienen joven.

Has tocado docenas de conciertos en los últimos cinco años, pero casi nunca tocas Captain Jack. ¿Por qué?

No envejeció bien. El capitán Jack ha sido degradado a un soldado Jack. En los versos, solo hay dos acordes y se repiten, y es una canción triste si lees la letra. El chico se está masturbando en casa y su papá está muerto en la piscina. Vive una vida aburrida y suburbana hasta que se droga. Una de las últimas veces que la canté, dije: “Es realmente depresiva”. El único alivio que tienes es cuando llega el coro.

¿Te ves haciendo una gira de despedida?

No. Creo que lo que pasará es que habrá una noche en la que sienta que no lo puedo hacer más; no podré llegar a las notas altas, no tendré resistencia física o ya no me gustará. Y esa noche, sabré que es momento de parar. Quizá decida ahí mismo que será mi último concierto. Aunque mi agente vendrá después a decirme: “¡No! Podemos ganar mucho dinero si haces más conciertos ahora”.

Las biografías de estrellas del rock están de moda ahora. ¿Puedes imaginar una película de Billy Joel?

No tengo suficiente objetividad para hacer eso. Escribí una autobiografía, pero no había suficiente sexo, drogas y rock & roll para el editor, entonces le devolví el dinero que me dio por adelantado. Dije: “A la mierda, ese soy yo”. No sé si soy lo suficientemente interesante como para una película. Viví mi vida, no quiero ser redundante.

Eres contemporáneo de Trump y ambos nacieron a las afueras de Nueva York. ¿Esto te ayuda a entenderlo?

No, lo veo como si fuera un ser de un planeta completamente distinto. Sé que nació en Queens, pero nació en cuna de oro. Su padre era rico y le dio muchísimo dinero. No sé qué tanta empatía tenga por la gente que no tiene esa clase de vida.

En 2017, te pusiste una estrella amarilla en el escenario después de que Trump hablara sobre “gente muy buena” que marchó en Charlotesville. ¿Qué te impulsó a hacer eso?

Estaba enojado. Es pura mierda, no hay nazis buenos. La generación de mi padre luchó en una guerra para acabar con el nazismo. Cuando ven a estos tipos con un brazalete con la esvástica, me sorprende que no salgan a correr para golpearlos en la cabeza con un bate de béisbol.

¿Estás cansado de que te pregunten si vas a hacer música nueva?

Es justo que me hagan esa pregunta. Todavía compongo música, pero no la grabo, y no está en formato de canción. Tengo mucha música que nadie ha oído ni oirá. Lo que me importa es el proceso creativo, no los listados de popularidad.

¿Estás dispuesto a afirmar que jamás lanzarás un álbum con material nuevo?

Nunca diré “nunca”. Tal vez se me ocurra una idea que a su vez se convierta en una canción. Quizá componga la banda sonora de una película. Puede que componga una sinfonía. No lo sé, todo es posible.


Deja tu opinión sobre el artículo: