Systema Solar comparte una filosofía repleta de amor

Hablamos con Andrew, percusionista del grupo, sobre los mensajes de resistencia y felicidad que la banda quiere entregar


POR SANTIAGO DE JESÚS | 13 Jun de 2019

“Cuando te leen un poema de algo que te despierta cosas, que te abre los sentidos, que te pone a pensar, el arte está haciendo su cometido”, dice Andrew (centro). Cortesía Criteria Entertainment


Hace poco más de un mes las noticias en televisión, radio y prensa estaban llenas de sangre y dolor (la verdad, hasta ahora tampoco han cambiado mucho). La ciudadana chilena que había muerto a manos de su pareja en Santander; un tipo se iba a la cárcel por violar y asesinar a una niña en Fundación, Magdalena; 184 líderes sociales asesinados (ya van 199). En medio de todo eso, Systema Solar lanzó el sencillo Es el amor, para resistir ante la muerte y luchar contra el odio. ROLLING STONE habló con Andrew, percusionista de la banda, sobre el rol de los músicos en un contexto como el colombiano y lo que el grupo quiere transmitir con sus canciones.

Colombia está pasando por un momento turbio en el que hay problemas medioambientales, sociales y políticos muy evidentes ¿Cómo se ve Systema Solar en ese panorama?

Precisamente, el desamor le dio origen a Es el amor. Nos inspiró toda esa rivalidad, todo ese odio, toda esa polarización, todo ese tipo de intolerancia que hoy existe. Nos pareció necesario sacar una canción que hablara de la unión, del respeto a la diferencia, del respeto a la forma de pensar.

Colombia está pasando por un momento en el que necesita recordar cómo ser amado, hermano, y amar al prójimo. Aquí les presentamos este bebé, una canción que le hace un himno al quererse, que a la final es lo que nos salvará.

Y que ahorita hace falta.

¡Exactamente! ¡Hace tanta falta! A veces olvidamos que el amor es lo único que mueve el mundo. El amor a la naturaleza, el amor al prójimo, el amor al hijo, el amor a tu pareja, el amor ti mismo, es el sentimiento más puro y más bueno que puede existir.

Systema suele tratar dos temas muy claros. Por un lado, el tema medioambiental, social y político; y por el otro, celebran la cultura caribeña. ¿Cómo encuentran el equilibrio para que no se incline la balanza hacia un solo lado?

El equilibrio tiene mucho que ver con los integrantes de la banda. Venimos de mundos musicales muy diferentes. Obviamente yo me encargo mucho del ritmo, de lo que tiene que ver con la parte afro. En las líricas, los muchachos que componen son muy sensibles a lo que está sucediendo, a lo cotidiano, a lo que abiertamente un noticiero no te dice. También hay una labor de tener una ventana al mundo. ¿Qué vas a mostrar? Tienes la oportunidad de mandar un mensaje, ¿cuál va a ser ese mensaje?

Siendo el que se encarga del ritmo, la percusión, ¿usted empezó tocando cuando chiquito?

¡Sí! Era súper inquieto, puro síndrome de atención dispersa [risas]. No tenía un centro y fue cuando la música llegó a mi vida, que fue lo que finalmente hizo que me concentrara, que encontrara disciplina con algo. Esto es lo que sé hacer, lo único que sé hacer, a lo único a lo que me dedico y estoy muy agradecido con la vida por permitirme la oportunidad de ser de ese pequeño grupo de personas que hacen lo que quiere y que les pagan por eso.

Es esa vida de poder hacer lo que a uno le gusta.

¡Exacto! En estos días veía esa sensación que tiene el 90% de la población que odia trabajar. Eso te lleva a estar atado a una silla, hacer lo que no quieres por tres pesos, tener una cantidad de cosas en tu cabeza y no poder hacerlas porque el sistema no te permite.

Hace unos meses un cantante inglés me decía que el arte debe ser un reto, para el que lo hace y para el que lo escucha, debe retar a la sociedad, al sistema. Como músico, ¿qué piensa de ese planteamiento?

El arte, como forma de expresión, también es un punto muy importante. Mostrarte un abanico de posibilidades que no siempre es fácil de ver. Cuando alguien compone sobre algo, como lo que te decía ahorita de lo que no te muestran en el noticiero, eso es arte. Cuando te leen un poema de algo que te despierta cosas, que te abre los sentidos, que te pone a pensar, el arte está haciendo su cometido.

Mucho de todo ese poder del sistema se enfoca en mantenerte adoctrinado. “Mira, estás feliz porque estás trabajando aquí y estás ganando esto. ¡Oh, qué feliz eres!”. Todo se basa en hacerte creer eso, y muchas veces la gente lo cree, lo asume, se monta en esa película y pasó tu vida pero no hiciste nada. No hiciste nada.

Vendieron esa fantasía y la compraron…

¡Es que la compraron y ya! El cuento de la estabilidad laboral, de que tienes que salir, estudiar la carrera que está dando plata, pa’ que salgas a encerrarte por 40 años en el escritorio y que a los 75 años, si es que estás vivo, tengas una pensión. Y a los dos años mueres. ¡Qué bien [aplausos], eso es vida! No es así, hermano. Eso es lo peor.

Ustedes han hecho parte de la Gran Alianza por la Deforestación con Bomba Estéreo. ¿Cómo entienden la relación entre el medio ambiente y la música?

Yo siempre he pensado que la música es un puente. La gente va a un concierto y está abierta a escuchar un mensaje. Systema Solar le ha gustado a mucha gente, convoca mucha gente. Entonces, ¿qué van a decir?

Hay una realidad con el medio ambiente y la naturaleza, hay que crear consciencia. El problema no es que el ser humano sea una rata, el problema es que el ser humano ni siquiera sabe lo que está haciendo. Lo que hay que generar es esa consciencia en la gente, ver lo dañina que es la raza humano si no se obra con consciencia. Nosotros tenemos esa misión y es muy importante, es nuestra forma de pelear con música.

Catalina García de Monsieur Periné me contó que ella sentía que aquí valoramos más lo de afuera, agachamos la cabeza frente al extranjero y no nos damos cuenta de todo lo que hay acá. ¿Cómo ve usted eso?

Eso es muy cierto. Nosotros empezamos a tocar en Colombia después de la primera gira en Europa. Habían toquecitos y cositas, pero solo hasta que vieron que había una banda colombiana girando en Europa es que nos contrataron.

Otra cosa que pasa mucho es que a la gente no le gusta la variedad. Yo no tengo nada en contra del reguetón, del trap, pero también hay otras cosas. Yo no entiendo cómo es que una emisora pasa todo el día reguetón, todo el día, pasa un programa y sigue el otro y lo mismo. Claro, son propuestas musicales, pero, ¿por qué tiene que estar todo el tiempo esa vaina?

Siento que la gente debería tener la mente más abierta a escuchar otras cosas, al menos darse la oportunidad. Nosotros hemos tocado en festivales que en la tarima de al frente está David Guetta, y nosotros llenamos más. No te estoy diciendo que es porque seamos mejores o peores, sino que seguramente dijeron que ya conocían a David Guetta, que nunca habían escuchado a esta banda de Colombia, y decidieron ir a vernos.

Los sencillos que han sacado, Es el amor y Carnavalera, ¿serán parte de un nuevo disco?

En este momento de la vida de Systema Solar estamos utilizando esta estrategia de sacar sencillos cada cuatro meses y al final hacer un compilado con esas canciones. Nos parece que el engranaje se mueve ahora así. Uno se dedica un año y medio, saca 13 temas y promociona dos o tres, ¿sabes? Le bota mucha corriente a una mano de canciones.

Si pudiera hacer un featuring con alguien, quién sea, ¿con quién lo haría?

Me encantaría un featuring con un vallenatero, una vaina así. A ver qué pasa. Lo que hace casi todo el mundo es que, bueno, tú cantas rock, yo hago rock, colaboremos. No, marica, tú cantas ópera, yo canto carranga, veamos qué sale. De pronto pasa una vaina increíble y partimos el mundo de la música en dos [risas]. No tengo una persona, pero que sea una vaina rara.

Volviendo al tema con el que comenzamos, ¿cómo ve al país hoy en día?

Hermano, claramente nosotros tenemos parte de la culpa porque permitimos que estas cosas sucedieran. ¿Cómo hacer para que no pase más? Eso depende de la educación. Un pueblo educado no cae en estas pendejadas. ¿Cómo va a haber una consulta anticorrupción y nadie sale a votar? Es ridículo.

Necesitamos garantizar que el pueblo aprenda, lea y sepa cuáles son sus derechos. El pueblo no puede tenerle miedo al gobierno, debe ser al revés. Ellos trabajan para nosotros y es algo que debemos tener claro. Necesitamos exigirles buenas decisiones, porque para eso es que están, no para robar. No hay que dejarles libre el camino para que sigan haciendo lo que saben hacer muy bien.

Ya la gente tiene la idea de “ay no, es que esto es así”. Y no. No tiene que ser así. Tú ves países como Francia que hay casas de música donde capacitan a ingenieros de sonido, y eso es gratis. La gente se mantiene motivada porque le dan las garantías para seguir trabajando, seguir estudiando. Los que quieren trascender en la vida deberían tener las oportunidades de hacerlo, en lugar de poner trabas para mantenerte toda la vida como el empleado de alguien.


Deja tu opinión sobre el artículo: