Última palabra Clive Davis

El legendario productor musical habla de Franklin D. Roosevelt, de la bisexualidad y de Whitney Houston y Aretha Franklin


POR DAVID BROWNE | 04 Oct de 2019

Ilustración por Mark Summers


¿Quiénes son tus héroes?

Franklin D. Roosevelt, porque logró superar las discapacidades personales y la adversidad para convertirse en uno de los líderes más importantes de todos los tiempos. También incluiría a Jackie Robinson. Yo era fan de los Brooklyn Dodgers en mi juventud, y vivía a seis cuadras de Ebberts Field. Robinson no solo era un gran beisbolista, también se convirtió en un modelo a seguir. Él fue el primer beisbolista negro de las Grandes Ligas.

¿A cuál de los artistas ya fallecidos con los que trabajaste extrañas más?

A Whitney. Tuvimos una relación muy cercana a nivel profesional desde el momento en que la descubrí en 1983. Yo diría que la historia de Whitney Houston aún no se ha contado. Ha tenido dos documentales, y creo que ninguno pudo mostrar el otro lado de Whitney: su talento, su corazón, por qué la gente la quería tanto. Hay que hablar de sus problemas con las drogas y de su muerte prematura, eso no se puede borrar. Pero no hay que ignorar la música, su talento natural, ni cómo se convirtió en la cantante más importante de su generación.

Entre los artistas que has firmado, ¿de quién son los discos que más oyes?

Springsteen es probablemente el artista que más escucho. Y eso incluye canciones del nuevo álbum, como There Goes My Miracle y Tucson Train. No estuve involucrado a nivel creativo. Pero me encanta todo lo que hace Springsteen. Lo he visto toda la vida, desde que firmó hasta sus presentaciones en Broadway.

¿Cuándo hablaste por última vez con Aretha?

Ella y yo nos volvimos grandes amigos. Nos reuníamos a cenar y a hablar de la vida. Nunca admitió que tenía una enfermedad terminal. Hablamos hasta unas semanas antes de su muerte. Quería oír todos los detalles de cuando estuve en Saint-Tropez o San Bartolomé, y siempre estaba dispuesta a superar su miedo a volar.

¿Qué artista lamentas más no haber firmado?

En 2004 estaba cenando con Bruce Springsteen, John Mellencamp, Jackson Browne, y Don Henley. Miré a Mellencamp y le dije: “Es irónico que estés sentado al lado de Bruce, porque siempre te escogí como el artista del que más me arrepiento no haber firmado. Eras muy parecido a Bruce en ese momento”. Y él dijo, “Tenías razón. Mi mayor influencia en ese entonces era Bruce, y no hay duda de que no estaba listo para surgir como John Cougar para convertirme en la persona creativa que fui. Así que te agradezco”.

¿Cuál fue tu compra más indulgente?

Alquilé un yate por algunos años. La primera vez fue probablemente hace unos 20 años. Navegué durante dos semanas por Capri y la Riviera Francesa. Fue maravilloso, pero cuesta entre 150.000 y 200.000 dólares a la semana. Me temblaban las manos mientras firmaba el contrato, porque claramente era una indulgencia.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Como me encanta leer, mi madre siempre me dijo que nunca viviera en una torre de marfil, que era importante salir y relacionarse con la gente. Siempre me decía: “Los libros no te enseñarán el sentido común, el sentido común se aprende de la vida y de la gente”. Y tenía razón…

Revelaste que eras bisexual en tu biografía hace seis años. ¿Cómo fue ese momento en retrospectiva?

No lo veo como el evento más importante de mi vida, pero no iba a escribir una autobiografía sin dejar de hablar del hecho de que a mis años, y luego de dos matrimonios fallidos, iría más allá del género para buscar una relación. Asumí la bisexualidad, que es el término más incomprendido dentro la de identidad sexual. Nunca sentí que fuera entendido por gran parte de la comunidad heterosexual o gay. Tenías que ser gay o heterosexual, no había punto medio. Me abrí como persona más allá del género. He leído cómo algunas personas de la generación más joven tratan de encontrar su identidad sexual, sin importar el género, hasta que encuentran a la persona. Me identifico con eso.


Deja tu opinión sobre el artículo: